El escritor Arsenio Rodríguez, en la cola de la libertad frente al Consulado de Cuba en Barcelona. Foto © Arsenio Rodríguez Quintana

Cola de la libertad frente al Consulado de Cuba en Barcelona

Cerca de un centenar de personas secundó hoy la convocatoria del músico cubano Sayde Chaling-Chong para montar una cola de la libertad desde Paseo de Gracia 34, donde tiene su sede el Consulado de Cuba en Barcelona.

La manifestación, en la que algunas fuentes hablan de 70 participantes, fue convocada por el derecho a tener derechos, un concepto de Hannah Arendt, que popularizó en vida el opositor cubano Oswaldo Payá y que ha asumido el líder del Movimiento San Isidro, Luis Manuel Otero Alcántara.

La cola de la libertad de este sábado en Barcelona ha conseguido reunir apoyos pese al confinamiento comarcal decretado en Cataluña por la pandemia del coronavirus, aunque esto no limita en España el derecho a manifestarse en público.

Desde las doce del mediodía se reunieron en Paseo de Gracia 34 cubanos residentes en Barcelona. Allí, en torno a la sede del Consulado se escuchó desde temprano la canción de Gloria Estefan "Cuba libre".

Manifestantes cubanos en Barcelona. Foto: Arsenio Rodríguez Quintana.

Aunque el tema fue lanzado en 1998, los manifestantes de la cola de la libertad en Barcelona lo convirtieron en un himno de la lucha por la defensa de los derechos civiles, políticos y sociales en Cuba.

Cubano manifestándose en Barcelona. Foto: Arsenio Rodríguez Quintana.

"Es una dictadura. Llevan 62 años decidiendo de qué color son nuestras heces fecales, cómo pensamos, la novia que tenemos; se meten en nuestra cama; lo deciden todo. Ya no vamos a hablar de nuestros hermanos negros; de lo que sufren los negros en Cuba. Presumen de que los negros en Cuba tienen derecho: ¡Mentira!", dijo en su discurso el músico Sayde Chaling-Chong.

Cubanos protestando frente al Consulado cubano de Barcelona. Foto: Arsenio Rodríguez Quintana.

"Si tú eres negro en Cuba no puedes caminar por una calle tranquilo porque cada 100 metros, aunque un policía te haya identificado en una esquina, te identifican en la otra. Porque el hecho de ser negro, ya te convierte en un delincuente. ¡Abajo la dictadura!", concluyó, mientras de fondo se escucha a manifestantes pidiéndole que grite ¡Abajo Díaz-Canel!"

Entre los participantes en la protesta de este sábado en Barcelona estaba el escritor cubano Arsenio Rodríguez Quintana, autor del libro "Los acuartelados de San Isidro".

¿Qué es la cola de la libertad?

La cola de la libertad es una iniciativa de la comunicadora cubana Iliana Hernández, que hace unos días propuso a los cubanos hacer la última cola de sus vidas, la cola de la libertad que, en su opinión, puede empezar en cualquier tienda de productos que se venden al público en dólares, una moneda con la que no se pagan salarios en Cuba.

A raíz de esa propuesta, una página web creada por la activista Grettel Salermo, residente en Las Vegas, puso a la venta camisetas con el logo de la cola de la libertad.

La idea es que el eslogan que anima a hacer la cola de la libertad llegue a todos los rincones de Cuba, de manera que en un momento determinado puedan salir a la calle el mayor número de personas dispuestas a forzar la transición a la democracia en la Isla.

La Seguridad del Estado ha impedido, en los últimos días, que los artistas Luis Manuel Otero o Maykel Osorbo lleguen al Capitolio con la intención de manifestarse para reclamar la dimisión del ministro de Cultura, Alpidio Alonso, luego de que agrediera a un manifestante pacífico el pasado 27E, en el MINCULT.

Finalmente ayer viernes lo consiguieron, tras burlar la vigilancia a la que los somete la Policía política cubana.

El Gobierno de Miguel Díaz-Canel ha colocado entre sus prioridades en el calendario legislativo de este año, la aprobación de un decreto ley que regule el derecho de asociación y manifestación en Cuba.

De momento, ese derecho está regulado por al Seguridad del Estado que rodea las casas de los activistas políticos, artistas e intelectuales cubanos y los detiene en cuanto pisan la calle para evitar que protesten en contra del gobernante Partido Comunista.

Desde el pasado 27 de noviembre, Cuba vive una ola de detenciones arbitrarias a jóvenes artistas e intelectuales cubanos que pretenden salir a la calle con la intención de reclamar su derecho a tener derechos.

Todo estalló después del desalojo por la fuerza de los huelguistas de San Isidro. Al otro día, (27N) un grupo de unos 400 artistas cubanos se reunió frente a la sede del MINCULT a protestar por la violencia utilizada por supuestos médicos al servicio de la Seguridad del Estado.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba