Obligado por la crisis del turismo, Meliá deja de operar tres hoteles en Cuba

El Meliá Cayo Guillermo, Sol Cayo Guillermo y Sol Cayo Largo ya no están a cargo de la compañía española.

Uno de los hoteles de Meliá en Cuba Foto © Foto: Twitter / Meliá Cuba (imagen de archivo)

El sostenido declive del turismo ha comenzado a pasar factura a las inversiones españolas en Cuba.

La compañía hotelera Meliá anunció la reducción de sus operaciones en la isla, al renunciar a tres de sus instalaciones "cubanas", según informó la propia compañía en su informe financero anual, y reportaron medios españoles.

Fuera de España, el lugar donde más hoteles tiene la compañía es en Cuba.

En total, Meliá se ha desprendido de nueve hoteles en alquiler durante la pandemia, por lo cual su cartera ha pasado de los 326 establecimientos en 2019 a los 317 en 2020. La cifra resulta de la desafiliación de 12 hoteles y la apertura de otros nuevos.

Los tres hoteles cubanos que ya no están operados por la empresa española son el Meliá Cayo Guillermo, Sol Cayo Guillermo y Sol Cayo Largo.

"Se decidió de mutuo acuerdo por las partes dejar de operar como gestores estos establecimientos, hasta que se implementen las reformas necesarias para su adecuación a los estándares de nuestras marcas", indicó un portavoz de la multinacional turística a Radio Televisión Martí.

Actualmente, por causa de la pandemia de coronavirus, Cuba experimenta una importante reducción del turismo internacional, y mantiene muy pocos vuelos internacionales, aunque sigue promocionando algunos destinos para turistas internacionales como los cayos y Varadero.

Ahora mismo, en la web de Meliá, solo se pueden hacer reservas para sus hoteles en Cayo Coco y Cayo Santa María.

Uno de los hoteles que sí se mantiene en operaciones, aunque con presuntas pérdidas, es el Meliá Internacional de Varadero, recién inaugurado el pasado año

Como el resto del sector hotelero, el gigante español ha sufrido las graves consecuencias que ha tenido la COVID-19 en el turismo. En 2020, el peor año de su historia, perdió 596 millones de euros en 2020 y sufrió un desplome en sus ingresos del 71% respecto al ejercicio anterior.

Meliá también ha dejado de operar cinco hoteles en España: el Tryp Ciudad de Alicante; los dos hoteles que abarca Sol Calas de Mallorca; el Sol Cala Antena, también en Mallorca, y el Tryp Valencia Almussafes.

Por otro lado, a lo largo del 2020 la cadena de la familia mallorquina Escarrer ha abierto el hotel ME Dubai (Emiratos), el Meliá Sunny Beach (en Bulgaria) y el Gran Meliá Chengdu (en China).

Todos los hoteles desafiliados eran activos gestionados bajo un régimen de alquiler fijo, un modelo que la compañía quiere reducir. A parecer, la contribución de éstos a la cuenta de resultados era mínima.

Antes incluso de la crisis del coronavirus, la cadena hotelera ya había iniciado una estrategia de crecimiento a través de contratos de franquicia y gestión a través de alquileres variables, alejándose del alquiler fijo y la propiedad.

Con la desafiliación de los mencionados hoteles alquilados, el peso de los establecimientos en propiedad y franquicia ha crecido. Sin embargo, para aumentar su liquidez mientras dure la crisis sanitaria, Meliá no descarta vender parte de sus activos en propiedad con la posibilidad de mantener el contrato de gestión.

Meliá también enfrenta actualmente una demanda que la familia cubanoamericana Sánchez Hill impuso contra el grupo hotelero por la explotación de dos hoteles ubicados en terrenos expropiados por el régimen de Fidel Castro.

El juzgado de instrucción número 24 de Palma de Mallorca autorizó hace poco la modificación de la demanda, que fue interpuesta a través de la empresa Central Santa Lucía, propiedad de los Sánchez Hill.

La otra noticia es que Bankia -el cuarto banco de España por volumen de activos- informó a sus accionistas la liquidación de su parte en la Corporación Financiera Habana.

Las operaciones de Bankia en Cuba comenzaron en 1998, convirtiéndose en la primera empresa mixta de carácter financiero, con capital español, que operaba en la isla. Sin embargo, nunca llegó a desarrollar completamente su proyecto, como explicaba este miércoles el diario económico Expansión.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba