Heladería Coppelia, La Habana Foto © CiberCuba

Cubana denuncia mal servicio en Coppelia de La Habana: “Qué gente, caballero, pero qué gente…”

Una mujer denunció a través de Facebook el “mal trato” y el “mal servicio” recibido en la célebre heladería Coppelia de La Habana, algo que por otro lado fue más bien, según dijo, otra “Crónica de una muerte anunciada”.

Dicha usuaria de la red social hizo entonces su personal “RÉQUIEM POR COPPELIA!!!”, que al parecer sigue confirmando, a quienes no hayan cumplido aún el duelo correspondiente, que ya no es lo que era.

“Ayer, inocentemente, pasé por allí y quise revivir experiencias de otros tiempos, la cola era leve, no más de 30 personas (visibles), más de tres sabores de mi agrado... y me dije: Why not???”, escribió esta cubana que a continuación tuvo que esperar “un poco más de 2 horas”.

Cuenta que solo había “servicio 'para llevar', una experiencia nada llevadera”, muy probablemente debido a la situación epidemiológica por el coronavirus.

En todo caso, el disgusto llegó de veras cuando, luego de alegrarse (“ay que biennnn!!!”) por un cartel que anunciaba la opción de pago “con tarjeta de débito, en sus diferentes aplicaciones del servicio móvil”, se le informó que no era tal “opción” , sino más bien “una obligación”.

De modo que unas cuantas bolas de helado no podían ser pagadas en efectivo, al menos no en el Área C del Coppelia de La Habana: “reglas de arriba”, habría dicho el jefe de esa sección, cuya presencia había solicitado la cliente.

A continuación, vino —según esta usuaria de Facebook— la sorprendente expresión que “promovió las fibras más profundas de [su] ser” y que “terminó [su] mínima cuota de paciencia”.

El jefe de área dijo: “Hay que ir LLEGANDO AL PRIMER MUNDO...”

“Le dije, finamente, todo lo ameritaba la ocasión...”, continúa la publicación. “Quién le [sic] habrá dicho a estos personajes que en el 'Primer Mundo' se hacen 3hs [tres horas] de cola para llenar un pozuelo de Helado??? Quién le habrá dicho además, que los trabajadores de un Centro de Servicios o Recreación salen a hacer colas en horarios de trabajo, regresando llenos de Mercancías compradas en establecimientos aledaños y se regresan delante de toda la cola que espera pacientemente por ellos???”

“Es un Canto al MAL TRATO y al MAL SERVICIO... y yo me pregunto: DONDE [sic] ESTÁ EL ADMINISTRADOR???”, se lee en el post, que denuncia asimismo la corrupción que suele practicarse en la antigua “Catedral del Helado”: “si no quieres hacer tu cola tienes la opción de comprar tu TINITA de Helado, por el 'módico' precio de 750.00 pesos, siempre hay quien te la propone y la saca en un maletín... Caballeros HASTA CUANDO??? [sic]”

La mujer pudo finalmente comprar su helado en efectivo, pero a esas alturas ya no había, como al llegar a Coppelia, varios sabores de su gusto: “solo quedaba MANTECADO...”

“Mi pregunta es... Esto que yo veo, no lo ve nadie??? Seré yo una persona ultra exigente???”, insiste la usuaria antes de terminar como “A. [Alberto] Luberta sus libretos para Alegrías de Sobremesa: 'Qué Gente caballeros, pero qué Gente...'”

Poco más de 24 horas después, la publicación ha generado más de 120 comentarios, en su mayoría de apoyo, y muchas más interacciones en Facebook.

A inicios de enero último, pocos días después de iniciado el ordenamiento monetario, el gobierno de La Habana se vio obligado a bajar los precios de la heladería Coppelia (una ensalada de cinco bolas había pasado de cinco a 35 pesos) y otros centros recreativos y gastronómicos, luego de fuertes quejas de los capitalinos.

“Tras un profundo análisis de los criterios de la población, se decidió reducir los precios de la heladería Coppelia”, anunció el periódico Tribuna de La Habana en su resumen de una reunión del Consejo de Defensa Provincial.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba