Madre cubana logra hablar con su hijo tras 7 meses sin saber si estaba vivo o muerto

Leandro Cerezo Sirut dejó de dar señales de vida tras ser castigado en una celda tapiada, en la cárcel Kilo 8 de Camagüey, donde cumple una condena de cadena perpetua. En 2007, cuando tenía 19 años, intentó secuestrar un avión en el aeropuerto de La Habana.

Leandro Cerezo Sirut, junto a su madre, en una imagen de archivo. Foto © CiberCuba

María Victoria Sirut Reyes, madre de Leandro Cerezo Sirut (6 de agosto de 1987), pudo hablar esta semana con su hijo. Él es el joven cubano condenado en 2007 a cadena perpetua en la Isla por intentar secuestrar un avión en el aeropuerto José Martí, de La Habana, para escapar a Estados Unidos.

Ella perdió el contacto con su hijo el 5 de noviembre de 2020. Lo último que supo de él es que había sido encerrado en una celda tapiada de la cárcel Kilo 8 de Camagüey.

Aunque ella pedía una fe de vida, las autoridades penitenciarias cubanas no han permitido durante todo este tiempo que la familia vea al recluso, lo que llevó a Sirut Reyes a denunciar el caso en CiberCuba. "Desaparecieron a mi hijo", dijo hace un mes a este diario.

Tras hacer unas 50 llamadas a la cárcel de Kilo 8, María Victoria Sirut consiguió este miércoles 26 hablar con su hijo. "Gracias a ustedes (CiberCuba) no me lo mataron en prisión", escribió por WhatsApp a este portal.

"No está recuperado del todo, pero está vivo y pude escucharlo", añadió.

María Victoria Sirut insistió por vía telefónica hasta que consiguió hablar con un reeducador de la cárcel de Kilo 8 y le suplicó que le llevara un teléfono a su hijo. 

Contra todo pronóstico, el reeducador accedió y llevó a Leandro Cerezo Sirut a la oficina de orden interior de la cárcel, donde pudo hablar con su madre.

"Por la manera de hablar supe que estaba rodeado de guardias y muy presionado, pero la conversación fue bien. Parece que le dijeron que tenía que hablar del virus y decirme que no me había llamado por el virus. Claro, él no sabe que sabemos lo que le pasó, pero su firmeza continúa", añadió la madre a CiberCuba.

Hace unos meses, Lorenzo Cerezo inició una huelga de hambre, en un principio motivada por una dolencia de estómago. Lejos de ser trasladado a un hospital, las autoridades cubanas, violando las Reglas Mandela, lo metieron en una celda tapiada. Reclusos que le conocen comentaron a la familia que el joven estaba mentalmente muy afectado.

La conversación de este miércoles con su madre duró unos 20 minutos. Durante ese tiempo, él le comentó que está mejor de salud aunque sólo está comiendo una vez al día.

María Victoria Sirut está ahora algo menos angustiada, pero sigue sin saber cuándo su familia podrá visitarlo en la cárcel.

Valoración del caso de Leandro Cerezo Sirut

El abogado cubano Edilio Hernández, que se ha hecho cargo del caso de Lorenzo Cerezo, ha hecho una valoración a la que ha tenido acceso CiberCuba.

La primera conclusión a la que ha llegado Hernández tras hablar con la familia y leer la sentencia es que ésta última "está manipulada" y los hechos en ella narrados no se corresponden con los testimonios de los condenados, que aseguran que su plan no contemplaba el secuestro de un avión para escapar de Cuba, sino una operación para huir del Servicio Militar. 

Los cuatro jóvenes que participaron en ella (entre ellos Leandro Cerezo) llevaban más de tres meses a la espera de que les dieran la baja del Servicio. De hecho, Cerezo debía incorporarse a la Universidad de Camagüey.

Sin embargo, todo se complicó y en la operación hubo dos muertos. A ninguno le disparó Cerezo. A pesar de ello fue condenado por un delito de asesinato.

"La sucesión de los acontecimientos, causa y efecto y legítima defensa contribuyeron al fatal desenlace de este típico penal", defiende el abogado, que considera que hay elementos suficientes para solicitar que se revise el caso.

"Pedí revisión de condena y envié una queja a la Dirección de Prisiones. Por eso creo que lo dejaron hablar", señala Hernández en declaraciones a CiberCuba.

"Consideramos que no se hizo para con él un adecuado uso del arbitrio judicial, al considerarlo partícipe del hecho en concepto de autor en el delito de asesinato y no el de cómplice como acertadamente correspondía. Ajustándonos a la ocurrencia de los hechos, tal y como los ha relatado el Tribunal Militar Territorial Occidental, en la sentencia de primera instancia, donde se puede apreciar, en ninguna de la ocasiones no fue Cerezo Sirut quien lesionó o ultimó a ningún rehén en los dos asesinatos ocurridos", concluye Hernández.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba