Madre del Gato de Cuba: La única arma de mi hijo era un celular en la mano y decir la verdad

"Eso para ellos es una amenaza”, afirmó María Hernández Álvarez en una entrevista concedida este sábado a CiberCuba en la que abogó por un cambio de medidas para su hijo, encarcelado en Valle Grande a la espera de juicio.

María Hernández Álvarez, madre del youtuber cubano Yoandi Montiel Foto © Captura de video / CiberCuba - Facebook / El Gato de Cuba

María Hernández Álvarez, madre del youtuber Yoandi Montiel Hernández, más conocido como el Gato de Cuba, reivindicó el activismo pacífico de su hijo y denunció la absurda represión de la que ahora es víctima por expresarse libremente.

“La única arma de mi hijo era un celular en la mano y decir la verdad. Eso para ellos es una amenaza”, afirmó Hernández Álvarez en una entrevista concedida este sábado a CiberCuba, en la cual explicó la situación en la que se encuentra actualmente el Gato de Cuba después de más de dos meses de encarcelamiento.

Trasladado a la prisión de Valle Grande desde el 6 de mayo, Yoandi sigue en la misma situación. Luego de no haber conseguido un cambio de medidas que le permita esperar el juicio en casa, su abogado ha vuelto a solicitar el cambio de medidas en atención a la grave situación sanitaria que atraviesan los penales cubanos, especialmente el de Valle Grande.

“El cambio de medidas es para esperar el juicio en la casa, por el COVID-19”, explicó la madre, que confesó estar preocupada por la salud de su hijo, a pesar de ser un muchacho fuerte y sano.

Imposibilitada de hablar con él por teléfono por encontrarse residiendo en Estados Unidos, Hernández Álvarez recibe noticias de Yoandi a través del padre, quien sí consigue hablar con su hijo hasta dos veces por semana. Sin embargo, la madre sospecha que entre Yoandi y el padre se ponen de acuerdo para que a ella no le lleguen noticias preocupantes sobre él.

“Hablé con él por última vez el 11 de abril. Desde el 12 de abril no hablo con él. Por eso quiero que se le conceda el cambio de medidas, para poder hablar con él desde casa, poder verlo”, contó a la periodista de CiberCuba que la entrevistó. “Yo necesito verlo porque la vista hace fe”, añadió.

Enterada de la detención de su hijo por amistades, Hernández Álvarez relató que ese día también le quitaron el celular al padre, por lo que no pudo avisarle de lo sucedido hasta dos días después. Desde entonces, vive esta situación con incertidumbre e impotencia. “Muy mal, rezando todo el tiempo por él”, describió su estado anímico.

Ahora Yoandi al menos habla con su padre, pero al principio estuvo incomunicado en Villa Marista. Hernández Álvarez dijo que llegaron a temer por su vida, lo cual motivó que solicitaran una fe de vida en los primeros tiempos de su detención.

Las directas del youtuber, en las que comentaba la realidad de los cubanos con humor crítico han servido de “pruebas” para acusarle del delito de desacato y de agredir verbalmente al presidente. En uno de sus videos, Yoandi habla con una rana como si fuera el gobernante Miguel Díaz-Canel. Al parecer, este es el principal argumento de la fiscalía para endilgarle dichos delitos.

Por el momento, ningún amigo o familiar ha podido verlo. Las autoridades lo justifican con el pretexto del coronavirus. Su padre tampoco lo ha podido visitar en prisión. Solo se desplaza hasta Valle Grande a dejar “el saco” con el aseo y los alimentos que les permiten llevar a los reos.

En sus llamadas, Yoandi siempre repite el mensaje que quiere que se transmita a sus seguidores: que “está puesto” y que no está colaborando con la Seguridad del Estado. Con 72,300 seguidores en YouTube y otros miles en otras redes sociales, El Gato de Cuba tiene una extensa red de seguidores preocupados por su injusto encarcelamiento y exigiendo su liberación.

La solidaridad de personas anónimas, así como la de políticos, artistas, activistas de la sociedad civil y organizaciones no gubernamentales, emociona y le da fuerzas a Hernández Álvarez, quien agradece todas las muestras de apoyo que recibe a diario.

Madre de dos hijos, Yoandi es el menor de ellos. “Desde pequeño siempre fue muy ocurrente muy jovial, muy risueño”, reconoció la madre en la entrevista. “Tiene el mismo buen carácter que yo y está muy apegado a mí”, afirmó risueña.

“En la escuela era el líder, todos los chiquillos le seguían… Era muy inquieto, muy gracioso con sus expresiones… Y muy ocurrente”, repitió Hernández Álvarez, para quien es claro que “uno nace con su carácter”, y el de su hijo era visible desde pequeño.

Aunque esté dolida y preocupada, la madre dice sentirse orgullosa de su hijo. “No lo pienso regañar cuando salga de Valle Grande. Yo hago por mi hijo lo que haga falta. No me gustan las redes, pero por él salgo a reclamar su liberación”, contestó la madre antes de terminar la entrevista al llamado de Patria y Vida.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba