Condenan a 10 meses de cárcel al poeta y actor Alexander Diego Gil, detenido en las protestas del 11J en Cuba

En el juicio no fue admitida la presencia del abogado de Gil, quien pudo ver a su cliente por primera vez después de dictada la sentencia.

Alexander Diego Gil Foto © Facebook / Arliz Plasencia

El joven poeta y actor Alexander Diego Gil fue condenado en un juicio sumario a 10 meses de prisión por “desorden público”, por su presunta participación en las protestas del 11 de julio en Cuba.

La productora de cine Claudia Calviño informó en su perfil de Facebook que en "en el juicio estaba su colega, el fotógrafo italiano Lorenzo Casadio, graduado de la Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de Los Baños, quien llevaba una foto tomada solo unos minutos antes del arresto" de Gil.

Asimismo, denunció que no admitieron la presencia de un abogado, quien pudo entrevistarse por primera vez con su cliente este viernes, cuando ya había sido dictada la sentencia.

En la fotografía presentada por Casadio se mostraba que "el artista ni siquiera estaba formando parte de la protesta, solo caminaba con su novia por la acera de una calle" en Centro Habana, explicó Calviño.

"La foto no fue aceptada como evidencia y Lorenzo fue el único testigo que la jueza admitió en un juicio sumario donde condenaban a 9 personas", relató.

Por su parte, la investigadora cubana Arliz Plasencia había dicho que a la madre y a la novia de Gil les dijeron en la prisión de 100 y Aldabó, donde él se encontraba detenido, que se le efectuaría un juicio sumario. 

Ambas contrataron un abogado, pero para concluir ese proceso ellas tenían que proporcionar fecha y hora del juicio.

Al regresar por esa información a 100 y Aldabó les respondieron que la información solo se la proporcionarían al letrado.

"Al personarse el abogado en busca de la información, imprescindible para preparar su defensa, a él también le fue negada. Sin estos datos claves, el abogado no puede personarse, planificar la defensa. Estos datos son, además de imprescindibles, un derecho", subrayó Plasencia.

Gil, graduado de la Universidad de las Artes, es poeta, maestro, ecologista, activista comunitario y se le recuerda por su actuación en el cortometraje Los océanos son los verdaderos continentes, de Tommaso Santambrogio, que ganó el premio a “Mejor contribución técnica” en el Festival de Venecia en 2019.

Fue detenido en la tarde del 11 de julio en la calle Virtudes, en Centro Habana, donde se encontraba con un grupo de colegas italianos, los cineastas Lorenzo Casadio y Matteo Faccenda, graduados de la Escuela Internacional de Cine de San Antonio.

Al ser abordados por los agentes del orden que intentaban contener las protestas, Ale "intentó explicarle a la policía que sus amigos eran artistas y que no estaban haciendo nada malo", contó Calviño en un post anterior.

El gobierno cubano está realizando juicios sumarios a decenas de detenidos en las manifestaciones pacíficas que iniciaron en la isla el pasado 11 de julio contra la dictadura y para pedir mejores condiciones de vida para el pueblo.

Sin embargo, el régimen ha negado ante la comunidad internacional que esté violando en estos procesos judiciales expeditos los derechos de los ciudadanos afectados. 

Si bien el canciller cubano, Bruno Rodríguez, aseguró el jueves que "se cumple con estricto apego a la Constitución y con todas las garantías del debido proceso el tratamiento judicial de los casos que se detuvieron" en las manifestaciones, lo cierto es que ya se han aplicado decenas de sanciones sin que los acusados hayan podido entrevistarse o presentar un abogado de la defensa.

El pasado miércoles las autoridades cubanas condenaron a un año de cárcel al fotógrafo Anyelo Troya, uno de los realizadores del video de Patria y Vida, y a otros 10 jóvenes del país, en un juicio sumario sin defensa, también por participar en las protestas. 

Raisa González, madre del fotógrafo, explicó que a todos se les dictó la misma sentencia por igual. Según comentó a la agencia Reuters, Troya rechazó la sanción y dijo que tenía derecho a un abogado. 

En el Código Penal Cubano, se apunta que quien incurra en el delito de "desorden público", puede ser sancionado con privación de libertad de tres meses a un año, o multa de 100 a 300 cuotas o ambas.

El régimen ha habilitado este y otros delitos como "desacato" o "instigación a delinquir" para sancionar a sus detractores.

En Cuba alguien podría ser condenado por "instigación a delinquir" por gritar la consigna "Patria y Vida", según ha advertido el Ministerio del Interior (MININT).

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba