Fallece en La Habana la actriz Gina Cabrera, leyenda de la televisión cubana

Gina Cabrera es uno de los rostros míticos de la fundación de la televisión cubana y una personalidad icónica del teatro, la radio y el cine cubanos desde la segunda mitad del siglo XX.

Cortesía
Gina Cabrera Foto © Cortesía

La primera actriz Luisa Georgina Cabrera Parada, Gina Cabrera, una leyenda de la televisión y los escenarios cubanos, falleció la mañana de este lunes en su hogar de La Habana, a los 93 años.

Gina Cabrera es uno de los rostros míticos de la fundación de la televisión cubana y una personalidad icónica del teatro, la radio y el cine cubanos desde la segunda mitad del siglo XX. Su popularidad marcó la vida del país durante décadas y fijó un legado de profesionalismo y laboriosidad que constituía motivo de admiración para sus colegas.

"Falleció mamá pero se fue en paz, está en el cielo, sin dolor, sin odios, sin olvidos, en el lugar más grande que Dios le reservó por ser un ángel en la tierra", dijo su hijo, Alejandro Delgado.

Desde que escaló a los primeros planos en el mundo artístico, la actriz se ganó el calificativo de Reina del Drama en Cuba. Las lágrimas, los dramas personales y las pasiones histriónicas se hicieron referencia popular como comportamientos "al estilo de Gina Cabrera".  

Artista exclusiva de CMQ-Televisión, Gina fue la actriz más admirada de su época, junto a figuras como Raquel Revuelta y Mimí Bujones. Fue protagonista junto a Alberto González Rubio de la primera telenovela cubana, Soraya, una flor en la tormenta (1957), escrita por Delia Fiallo, la que constituyó un arrasador fenómeno de audiencia en el país.

Los cubanos la recordarán siempre por sus papeles en novelas radiales, obras teatrales, programas infantiles, aventuras y telenovelas en las que brilló por su carisma, talento y versatilidad, componentes que singularizaron su gran presencia escénica y belleza radiante.

"Con ella se va el ultimo refugio del glamour y el buen arte de toda una vida. Al verla te paralizaba su belleza. Si tenias suerte de tratarla ya la amabas para toda la vida", dijo el conocido cantautor y pianista Meme Solís, residente en Nueva York.

Hizo también películas en la era dorada del cine mexicano, como muchas otras estrellas cubanas, y fue una de las protagonistas indiscutibles del movimiento teatral que floreció en Cuba en los años 50, al calor de proyectos como el Patronato de Teatro y la Academia de Artes Dramáticas (ADAD).

En la lista de filmes que registró su carrera en los años 50 figuran La mentira (1952), Ambiciosa (1953) Estrella sin luz (1953), La rosa blanca (1954) y Frente al pecado de ayer (1955). Su debut en el cine se produjo en la comedia Príncipe de contrabando (1950), de Manuel de la Pedrosa y con Leopoldo Fernández y Aníbal de Mar, y un año después protagonizaría una memorable actuación en La renegada (1951), del insigne realizador Ramón Peón, junto a Rita Montaner, Enrique Santiesteban y Alberto González Rubio.  

"Es un día de gran dolor para mí, porque aprendí, quise y seguiré queriendo para siempre a Gina Cabrera", dijo a CiberCuba el cantante y presentador Alfredito Rodríguez, residente en Miami.

Rodríguez realizó las últimas entrevistas a Cabrera en la televisión cubana, incluyéndola en el programa Su noche con Alfredo y luego en Sábado Especial, ambos por el canal Cubavisión.

"La convencí de ir al programa [Su noche con Alfredo] porque ella se había aislado de todo", relató Rodríguez. "Era una mujer extremadamente culta, sensible, dulce, una gran dama que enalteció la televisión y la cultura cubanas, y de las figuras que merece permanecer en la memoria de la nación por siempre". 

Nacida en La Habana el 28 de junio de 1928, comenzó sus primeras incursiones artísticas como declamadora de poesías a los siete años. Su última actuación en la televisión fue en la popular telenovela Sol de Batey (1985), dirigida por Roberto Garriga, quien fue su primer esposo.

En 2003 recibió el Premio Nacional de Televisión por la obra de toda la vida. El pasado mayo la Televisión Cubana estrenó el documental Gina, del realizador Carlos Collazo, una exploración en la trayectoria de la actriz en ocasión de su cumpleaños 90.

La sobrevive su único hijo, Alejandro Delgado Cabrera, quien cuidó de su madre durante la prolongada enfermedad que la aquejó.

Sus restos fueron cremados inmediatamente después de ocurrir el fallecimiento. Su funeral tuvo un carácter privado, solo con la presencia de familiares íntimos.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba