Plaga de accidentes en Cuba

Entre las obligaciones de un gobierno está la protección de sus ciudadanos y la anormalidad cubana pasa porque cualquier desplazamiento por carretera sea potencialmente peligroso.

Facebook / Girón
Reciente accidente en Matanzas Foto © Facebook / Girón

A falta de cifras definitivas, los accidentes de tránsito causaron más 350 muertos y seis mil heridos el año pasado en Cuba, asolada por una plaga costosa que se nutre de la combinación del mal estado de vías y vehículos con imprudencias de los conductores, incluido el consumo de alcohol.

Una política económica que privilegia la represión y el sector exterior, incluida la renovación de flotas de patrullas y medios antidisturbios; y de carros y autobuses para turistas, que tampoco escapan a la notable inseguridad vial, contribuye a una mayor siniestralidad en Cuba.

Entre las obligaciones de un gobierno está la protección de sus ciudadanos y la anormalidad cubana pasa porque cualquier desplazamiento por carretera sea potencialmente peligroso y genere desasosiego entre familiares y amigos.

La vilipendiada sociedad civil cubana está preocupada por el flagelo de los accidentes y reaccionó con habitual presencia en las redes sociales, con el grupo de Facebook "ACCIDENTES BUSES & CAMIONES", que informa puntualmente sobre choques, salidas de vías y otros percances circulatorios; una respuesta ciudadana a la desidia gubernamental.

El deterioro de carreteras, incluida la Autopista Nacional (8 vías), y calles, debido a la falta de mantenimiento regular por la crisis económica, la antigüedad del parque automotriz, la falta de rigurosos controles técnicos y la adaptación de camiones y otros vehículos para transporte de pasajeros, generan un clima de inseguridad viaria que anualmente cobra vidas, deja secuelas físicas y psíquicas y genera cuantiosas pérdidas económicas no publicadas oficialmente.

Uno de los síntomas más visibles del empobrecimiento de Cuba son sus calles y carreteras llenas de baches, mal iluminadas y poco señalizadas.

La cultura de la pobreza impuesta por el comunismo de compadres genera en los cubanos una angustia cotidiana para alimentarse, curarse, vestirse y trasladarse de un lugar a otro, sin tener muy en cuenta la prudencia ante la inclemencia de su dura vida cotidiana.

El consumo de alcohol, injustificable y reprimible en conductores, es uno de los escapes psicológicos más socorridos para evadir temporalmente la fealdad reinante, e incide notablemente en la accidentalidad cubana, tanto laboral como vial.

El gobierno debía afrontar esta tragedia con un plan que rebaje la siniestralidad porque, además de sufrimiento humano, genera importantes pérdidas económicas y profundiza la sensación de desamparo de los cubanos.

Este domingo, murió Leo Menéndez, un joven seguidor de Industriales; dejando viuda y huérfanas y enlutando a su familia y amigos, incluidos numerosos fanáticos del célebre equipo del béisbol cubano,aún conmovidos por la inesperada y traumática desgracia.

Ya sabíamos que si cada chino tuviera un automóvil, probablemente secarían el petróleo mundial; pero los cubanos merecen guaguas limpias y puntuales, como circulan en muchos países; el tardocastrismo sigue sin acertar y es incapaz de proveer bienestar y seguridad, solo consignas y metas para 2030; como si los sufridos cubanos tuvieran que vivir en la posposición perpetua en nombre de la nada angustiosa y cara.

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba