Dos mil pesos de multa a un cuentapropista cubano por vender chicles en su cafetería

Inspectores de la Dirección Integral de Supervisión (DIS) acudieron ayer a su negocio ubicado en la calle 13 del Reparto Lenin, en la oriental provincia de Holguín, y le notificaron el multazo en torno a las 12:30 a.m.


Este artículo es de hace 2 años

Un cuentapropista de Holguín fue amenazado este lunes con una multa de 2.000 pesos (80 CUC) por vender chicles en su modesto establecimiento.

Inspectores de la Dirección Integral de Supervisión (DIS) acudieron ayer a su negocio ubicado en la calle 13 del Reparto Lenin, en la oriental provincia de Holguín, y le notificaron el multazo en torno a las 12:30 a.m.

Los propietarios del local, según el vídeo al que ha tenido acceso CiberCuba, afearon a los inspectores que durante las jornadas de capacitación que el Gobierno cubano dio a los cuentapropistas no hayan mencionado que vender chicles o Chupa Chups es motivo de sanción.

De hecho, se escucha en el audio cómo la cuentapropista pone en duda que la ley que regula el trabajo por cuenta propia incluya esta norma absurda. Finalmente la subdirectora de Trabajo en el territorio intervino y se libraron de la multa.

El vídeo, asegura la persona que lo envió a CiberCuba, recoge el "acoso y hostigamiento perennes que reciben los cuentapropistas por cuestiones tan intrascendentes como vender chicles. Decenas de familias se han visto perjudicadas por injusticias como ésta".

Aunque parece absurdo, el Decreto Ley 357 del 17 de marzo de 2018, firmado por Raúl Castro, prohíbe en su Capítulo II, artículo 6.1, inciso g "comercializar artículos y productos importados por el trabajador por cuenta propia u otras personas naturales, o adquiridos en la red de establecimientos comerciales, con las excepciones establecidas en el alcance de la actividad".

Decreto que autoriza a multar por vender chicles. Foto: CiberCuba.

Para quienes incurran en esta falta se prevén multas de 1.000 CUP (40 CUC) y en caso de reincidir, la cancelación durante dos años de la licencia para ejercer el trabajo por cuenta propia.

La sanción sube a 2.000 CUP si el cuentapropista utiliza "para la elaboración, producción o prestación de servicios, materias primas o materiales que estén expresamente prohibidos por disposiciones de los organismos competentes o sean de procedencia ilícita". Así lo regula el artículo 7.1, inciso d que, al parecer, es el que querían aplicarle al cuentapropista de Holguín.

Para Elías Amor, presidente del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, "no son buenos los tiempos que corren para los emprendedores" en la Isla. En su opinión, "el régimen no puede intentar controlar la economía cubana como hizo a partir del año 1968 con la 'ofensiva revolucionaria'. Hay un nuevo espacio de libertad abierto en Cuba y si lo quieren cerrar, la situación va a ser cada vez peor".

Asimismo, defiende a los cuentapropistas por ser "el origen de la empresa privada que es la esencia del funcionamiento de una economía y que además es el sector que funciona mejor en la economía cubana porque el estatal está inerte y la inversión extranjera no llega".

En declaraciones a CiberCuba, el economista residente en España, señaló también que "la única actividad económica que está creciendo en la economía cubana es la de los trabajadores por cuenta propia y sin embargo, nos llegan noticias terribles de cómo el régimen está reprimiendo la actividad de las distintas ocupaciones que han sido autorizadas, llegando incluso a hilarantemente prohibir la venta de chicles a una persona que tiene una autorización reglamentaria para trabajar en una cafetería. Es decir, puede hacer bocaditos, puede hacer cafés, pero no puede vender chicles. A esta anormalidad, porque es una anormalidad, se tiene que dar solución cuanto antes porque no se pueden poner vallas al campo", concluyó.

Foto de portada: Cafetería privada en Cuba (Archivo) / CiberCuba

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba