Médicos cubanos de misión Foto © Radio Ciudad Habana

Médicos cubanos en Ecuador también laboran para el sector privado

Este artículo es de hace 2 años

De agosto de 2017 a febrero del presente año, Ecuador registró una caída notable en la cifra de médicos foráneos que laboran en su sector público, entre ellos los cubanos, con una fuerte presencia en el país y quienes ya van ganando terreno en las instituciones privadas de salud.

Según recoge el diario local El Telégrafo, alrededor de 330 galenos extranjeros están ofreciendo sus servicios en centros públicos de Ecuador de un total de 3.464. El resto se distribuye entre el sector privado y los centros médicos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), que en 2015 contaba con 337 cubanos.

Esta última entidad se basaba en el Convenio Marco de Cooperación Científica y de Asistencia Técnica, entre el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social de Ecuador y el Ministerio de Salud Pública de la República de Cuba que se firmó en agosto de 2013.

Actualmente, de acuerdo con el referido medio, la mayoría de los isleños en ese país suramericano laboran en áreas de ginecología y pediatría, unos 429 en total, muchos de los cuales laboran hoy para centros privados.

Ejemplo de ello es la ginecóloga cubana Belkis Borrego, que tiene más de 16 años de ejercicio profesional y al menos un lustro de trabajo en Ecuador.  Ella laboró en varias clínicas particulares y desde hace 11 meses lo hace en la dependencia privada Asistanet, el Centro de Atención Integral de Salud, en Quito. 

Borrego atiende en promedio entre 12 y 15 pacientes diarios, su experiencia en clínicas particulares le permitió enrolarse en el centro médico, en donde solo contratan extranjeros con experiencia laboral en Ecuador.

“La coordinación médica realiza una evaluación breve de los conocimientos del profesional a contratarse, previamente se verifica que su documentación sea la necesaria”, refirió Pamela Oliva, asistente de talento humano de Asistanet. 

Según Oliva la política de su empresa es priorizar la contratación de personal nacional, pero reconoce que hay especialidades como la radiología y patología, en las que les ha sido complicado encontrar ecuatorianos. 

“Para nosotros siempre tendrá prioridad el personal local y ya solo como última instancia contratamos a personas de otros países”, señaló. 

Algo similar ocurre en el Centro Médico Vida (Cendiavia), al norte de Quito, donde presta sus servicios la obstetra cubana Tamara Interian. En el Centro Médico Familiar Integral La Mariscal, del IESS, también se puede observar personal extranjero como la pediatra también cubana Yunieisis Pérez, quien labora en este espacio hace un año, pero ya estuvo en otros centros médicos del IESS. 

“Ella no es como los otros doctores que apenas si ven a sus pacientes. Al contrario, me sorprendió su amabilidad y sobre todo la atención que prestó a mis inquietudes”, dijo Daniela Sandoval, madre de una de sus pacientes infantiles. 

Para otros, apunta el diario, la calidad de servicio de los profesionales cubanos deja mucho que desear.  “En lo personal no confío en los ginecólogos cubanos porque me he dado cuenta de que su formación no es igual a la de los ecuatorianos”, dijo Paulina Hidalgo, paciente de Asistanet.

“Su diagnóstico a veces es errado; por eso cuando puedo escojo en el sistema a profesionales locales”, acotó.

Según el periódico, para que los cubanos puedan ejercer en el país es necesario que inscriban sus títulos, como todos los galenos ecuatorianos, en la Agencia para la promoción y el control de la calidad y la protección de usuarios y profesionales de la salud (Acess). 

Además quienes tienen título de tercer nivel en Medicina, registrado en la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) desde 2014 en adelante, deben rendir obligatoriamente el examen de habilitación profesional.

El Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceaaces) es la entidad que aplica el examen de forma anual. Para aprobarlo se debe alcanzar una nota equivalente al 60% del cuestionario. 

Cumplidas las dos exigencias, la entidad correspondiente entregará la licencia profesional por un período determinado (aún no establecido por la Autoridad Sanitaria), luego del cual será necesario renovarla. 

En febrero del pasado año, ciudadanos cubanos residentes en Ecuador pidieron al gobierno de ese país el fin de las misiones médicas estipuladas por el expresidente Rafael Correa y Raúl Castro. La petición argumentaba que tal acuerdo que menoscababa las posibilidades de empleo de ciudadanos ecuatorianos y extranjeros en la nación.

Según denunció el grupo, el Gobierno de Cuba se queda con más de dos terceras partes de los sueldos que paga el ejecutivo latinoamericano por las tareas llevadas a cabo por centenares de profesionales de la salud de la isla enviados a Quito.

 

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985