La joven fue asesinada en 2017 | Foto © Collage CiberCuba
La joven fue asesinada en 2017 | Foto © Collage CiberCuba

Cadena perpetua para dos de los que violaron y asesinaron a la joven de 19 años en Cienfuegos

América Latina Cuba

El Tribunal Provincial de Cienfuegos condenó a cadena perpetua y 30 años de cárcel a dos de los responsables del asesinato de la joven Leidy Maura Pacheco Mur, de 18 años, en Cienfuegos.

Irael Enrique Campos, de 32 años, y Darián Gómez Chaviano, de 25 años, violaron y mataron a la joven en septiembre de 2017 junto a Henry Hanoi Tamayo Hernández, de 19 años.

Este último recibió una condena de 30 años de cárcel por ser menor de edad.

No ad for you

El juicio concluyó el pasado 8 de agosto pero no es hasta ahora que se conoce la sentencia. De acuerdo al periódico local 5 de Septiembre, los familiares de la víctima le comunicaron de la condena pero ellos no lograron acceder a la información oficial.

“Esta sentencia puede estar sujeta al derecho del recurso de casación, por parte de los acusados o el fiscal, ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo Popular, lo que ratificaría o modificaría la decisión del Tribunal Provincial”, acota el diario.

Residente en la localidad del Junco, en Cienfuegos, Leidy Maura fue reportada como desaparecida el 26 de septiembre de 2017 y, tras varios días de búsqueda, encontraron su cadáver. La joven tenía un bebé de 9 meses cuando la mataron.

Pedro Valentín Pacheco Alonso, el padre de la víctima, relató poco después a la prensa cubana:

“Mi niña fue ese día a la empresa de Comercio interesada en un curso, después visitó a unas amistades en Reina, almorzó luego junto a su esposo y tomó finalmente el ómnibus de la ruta 3. Se quedó en la última parada y de allí subió a una camioneta que la dejó cerca de casa, en el asentamiento conocido como Junco Viejo. A las 2:56 p.m. le timbró al esposo para decirle que había llegado, porque desde donde estaba, a poco más de una cuadra, veía su hogar, pero en realidad nunca llegó”.

“Al entrar al callejón, ya la estaban esperando. No le dio tiempo a nada, la atacaron por detrás, le taparon la boca y perdió. La llevaron al Plan Mango y la sentaron sobre un tronco, luego fueron a unos pozos cercanos y en un caballo, casi desmayada, la trasladaron hacia una pequeña presa. Ahí la mataron y la enterraron, a la orilla de la presita. A mi niña la secuestraron el martes, la violaron el martes y la mataron el martes”, dijo.

El caso de la joven conmovió a la comunidad cubana dentro y fuera de la Isla. 

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.