Hareton Jaime Rodríguez-Sariol Foto © Imágenes de la policía / Captura de video

El policía cubano balsero confiesa ser un asesino: llegó a un acuerdo para evitar la pena de muerte

Este artículo es de hace 2 años

Hareton Jaime Rodríguez-Sariol llegó este jueves a un acuerdo con las autoridades para evitar la pena de muerte. El cubano, que llegó hace apenas dos años a EE.UU. en balsa, dio la ubicación de los cadáveres de dos mujeres a las que mató en agosto pasado, informó The News Virginia.

Los cuerpos de Angie Carolina Rodríguez Rubio, de 12 años, y su abuela Elizabeth Rodríguez Rubio, de 48 años, ambas de Harrisonburg, fueron encontrados en el Parque Nacional Shenandoah, cerca del condado de Shenandoah.

Rodríguez-Sariol había confesado el crimen a la policía, luego de que lo arrestaran como principal sospechoso de la desaparición de ambas mujeres pero dijo que no daría la ubicación de los cuerpos hasta tanto no llegara a un acuerdo.

A cambio de la información, un mes después de cometer el crimen, los fiscales acordaron no solicitar la pena de muerte pero Rodríguez-Sariol debió declararse culpable de dos cargos de asesinato en primer grado que, de acuerdo a las leyes estadounidenses, harán que pase al menos 20 años en la cárcel por cada uno.

La abogada de la Commonwealth de Harrisonburg, Marsha Garst, aceptó el acuerdo luego de consultar con la familia del reo y recibir su consentimiento.

Hasta el momento no se han dado detalles de los motivos que le hicieron cometer el crimen, que lo llevará ante un juez el próximo 17 de septiembre.

El pasado 5 de agosto la mujer y su nieta fueron vistas por última vez con el cubano. Dos días después la familia reportó a las autoridades que no sabían del paradero y la policía emitió una alerta Amber.

El cubano, que trabajaba como rastrero y tenía una relación con Elizabeth, condujo por varios estados en su camión hasta que fue detenido en Pensilvania.

Dos años antes un video en el que Rodríguez-Sariol desembarcaba junto a un grupo de 25 balseros en las costas de Florida se hizo viral. El hombre llegó al país vestido con un uniforme de la policía cubana.

Según revelaron en aquel momento, el cubano tenía el cargo de capitán y trabajaba en la Dirección Nacional de Tránsito en la Isla.

 

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba