Trabajador cubano de la industria del carbón vegetal. Foto © Radio Rebelde

Campesinos cubanos dejan otros cultivos y se lanzan a producir carbón

Este artículo es de hace 1 año

Cuando a mediados de la década del 2000, la plaga del Huang Long Bing (HLB) acabó con las plantaciones citrícolas de Ceballos, en Ciego de Ávila, las autoridades decidieron que había que sembrar nuevas plantaciones y diversificar la producción.

Según narra el diario Granma, en el año 2004 las empresas de la región comenzaron a exportaciones a Canadá de vegetales frescos como tomate, pimiento, pepino, entre otros.

Pero el verdadero éxito llegó con el boom del carbón de marabú, la solución “más inmediata para la obtención de dinero rápido”, que hoy Cuba vende a Europa y Medio Oriente.

Pese a dificultades como la falta de envases, sacos, contenedores y medios de transporte, en el primer año de comercializarse (2005), la Empresa Agroindustrial Ceballos obtuvo más de 154.000 pesos.

Desde entonces, ese producto le ha aportado casi 68 millones de pesos, en una actividad que convoca a 2.000 productores en diferentes provincias.

Muchos dejaron atrás otros oficios, menos duros pero también menos rentables. Uno de ellos es José Estévez Pérez Columbié, quien manejaba un camión Kamaz en la Empresa Azucarera Ecuador. Su primera quemada le reportó solo nueve sacos de carbón, y hoy es capaz de hacer hornos que superan en más de diez veces esa cifra.

También los hermanos Ramón y Pedro Velásquez Lores se han convertido en unos expertos, aunque pasan noches de desvelo. “Es bien difícil este oficio, pero vale la pena porque ganamos buen salario”, admitieron.

El polo exportador Ceballos está integrado por las empresas La Cuba, Arnaldo Ramírez, Cubasoy y la Agropecuaria Integral de Ciego de Ávila; el Departamento de Suelo y Sanidad Vegetal, y la Universidad avileña Máximo Gómez.

Actualmente es el primer polo exportador agrícola del país. Y aunque sus beneficios provienen de otros rubros, como la piña, su principal mercado es el carbón de marabú.

Gracias a él, en 2016 la unidad empresarial de base (UEB) Gestión Integral ganó la cifra récord de más de 9.489.000 pesos, cifra que se redujo a algo más de cinco millones en 2017 debido a los daños causados por los eventos meteorológicos.

 

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985