Lucía, junto a sus dos hijos, estas navidades, en Cuba. | Foto © Lucía Villa.
Lucía, junto a sus dos hijos, estas navidades, en Cuba. | Foto © Lucía Villa.

"Fui a ver a mis hijos a Cuba y no quería regresar aunque allá la cosa está grave"

América Latina Cuba

Publicado el Viernes, 11 Enero, 2019 - 09:22 (GMT-5)

Lucía Villa (50 años) llegó a la ciudad de Grand Island, Nebraska, el 8 de abril de 2017. Emigró a Estados Unidos reclamada por su madre, que vivía allí y es ciudadana norteamericana. Esta habanera de Arroyo Naranjo decidió instalarse en otro país junto a su marido, de 64 años, dejando atrás al único hijo que ambos tienen en común, ahora de 21 años, y al mayor de ella, de 27.

Lucía hizo todo lo posible por salir de Cuba con el menor de sus hijos, pero no hubo suerte. "Me lo cogió el Servicio Militar y a pesar de haber presentado todos los documentos con tiempo no le dieron la baja y se le venció la visa", comenta a CiberCuba.

Esta madre cubana pensó en renovar la visa de su hijo a través del Programa Parole de Reunificación Familiar, pero tampoco hubo suerte. El 29 de septiembre de 2017 el Departamento de Estado de Estados Unidos anunció que quedaban paralizados todos los trámites migratorios en su embajada de La Habana debido a ataques acústicos que causaron daños cerebrales a 26 funcionarios norteamericanos destinados en la Isla.

No ad for you

Aunque desde entonces las autoridades de EE.UU. dicen que trabajan por retomar este programa migratorio, no han vuelto a conceder ni una sola visa. Tampoco se ha esclarecido el escándalo de los ataques acústicos. Lo último que se ha sabido es que, según una investigación reciente de la Universidad de Berkeley, en California, y de Lincoln, en Reino Unido, los diplomáticos estadounidenses y canadienses que perdieron la audición en Cuba lo hicieron afectados por el canto de grillos caribeños.

"Nosotros todas las semanas llamamos a la embajada de Cuba y a USCIS, adonde quiera, y nada", explica Lucía a CiberCuba.

Aunque no se lo podía permitir, ella viajó estas navidades a la Isla, del 28 de diciembre al 4 de enero, para poder pasar las fiestas con sus hijos. En su familia lo tiene difícil. El mayor de sus hijos no puede ocuparse de su hermano menor porque tiene un niño de 2 años (nieto de Lucía) que, con apenas tres días de nacido, cogió una meningoencefalitis en el hospital y "tiene problemas".

"Mi esposo y yo estamos muy mal. Yo no quería regresar de Cuba aunque allá la cosa está grave", confiesa Lucía a CiberCuba.

A ella ni se le pasa por la cabeza que el parón del Programa Parole de Reunificación Familiar sea definitivo. "Haría absolutamente cualquier cosa por tener a mis hijos conmigo".

Lucía no cree que sus hijos vayan a tener problemas para adaptarse a la vida en Nebraska. "A nosotros nos encanta Grand Island. Sólo tiene el frío, pero con una buena sopa y un buen abrigo, se pasa. Ya llevamos un año y meses aquí y queremos seguir hacia adelante. Sólo necesitamos reunir a nuestra familia, queremos estar todos juntos".

Tania Costa

Tania Costa (La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y tertuliana en Televisión Murciana, Televisión7RM y la Cadena Ser Murcia.

Comentarios

Tania Costa

Tania Costa (La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y tertuliana en Televisión Murciana, Televisión7RM y la Cadena Ser Murcia.

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.