Detalle de la portada del disco "Luna trovera" | Foto © www.cancioneros.com
Detalle de la portada del disco "Luna trovera" | Foto © www.cancioneros.com

5 trovadas de amor para recordar el cumpleaños de Augusto Blanca


América Latina Cuba

Publicado el Lunes, 24 Junio, 2019 - 10:54 (GMT-4)


Trovador por excelencia, Augusto Blanca hereda la más pura tradición musical cubana, aunque ha trabajado como pintor, escenógrafo y titiritero, además de que ha explorado las posibilidades teatrales de sus canciones, y por ello se vinculó a proyectos como Teatrova, Cabildo Teatral Santiago, Teatro Guiñol de Santiago de Cuba, Grupo Okantomí y Teatro Estudio, entre otros.

Ha compartido escenarios y canciones, en una época cuando todavía no se había puesto de moda el featuring, con Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Noel Nicola, Sara González, Miriam Ramos, Joan Manuel Serrat, Víctor Jara, Daniel Viglietti y Víctor Heredia, entre otros.

En su discografía se encuentran los títulos Regalo (1979); De regreso (1982); Un puñado de semillas (1986) y Este árbol que sembramos (1997) en cuyas canciones se respira la influencia del Trío Matamoros, Sindo Garay, Silvio Rodríguez y Pablo Milanés.

No ad for you

En 2010 grabó La fuga de la tarde, donde musicalizó algunos poemas de Rubén Martínez Villena, y en 2015 salió a la difusión Poblinas Uno y Dos, disco doble donde participaban también Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Vicente y Santiago Feliú, Rochy Ameneiro y Adrián Berazaín, entre otros.

Augusto Blanca es uno de los creadores más versionados de la trova cubana, tanto por cantantes del patio como foráneos. Recientemente se le dedicó el documental Soñar a toda costa, dirigido por Carlos E. León.

En el documental, Silvio Rodríguez asegura: “este trovador es un gran narrador de historias y de universos”.

He aquí cinco de las canciones de amor más hermosas de Augusto Blanca:

1.    En 1985 está fechada una de las más bellas canciones de amor escritas en Cuba, por lo menos en esa década: El tercer deseo, sobre el amor fortuito, que pudo ser y no fue, pero que tal vez merecía otra oportunidad, aunque tuviéramos que retroceder en el tiempo. Memorable aquel final, “Voy a irte a buscar/ a través de las miles de vidas/ que distan de ti/ desde ayer a las diez; / voy a volver,/ regresaré, /ve tú también/ y espérame.../ ayer... /allí…

2.    Regalo número 1 se llama esta hermosa canción escrita a principios de los años setenta, y que es cantada a dúo por Augusto Blanca y Miriam Ramos en Ese árbol que sembramos, el hermoso disco de 1997 que es pieza de colección. Algunos no la conocen por su título verdadero y la rebautizaron como “Quiero una canción” por aquel estribillo que decía: “Quiero una canción para cuando estés muy triste; quiero una canción para cuando estés alegre; quiero una canción para que camine junto a ti, para que te arrulle cuando yo no esté”.

3.    Por supuesto que entre las canciones compuestas por Augusto Blanca tampoco falta la que cuestione al amor, o por lo menos se duela del largo tiempo transcurrido en su espera. Amor en los tiempos termina diciendo: “Te he esperado tanto/ que en los hondos mares/ se hizo cristalina la perla marina; / te he esperado tanto, tanto que confieso/ no reconocerte, vaya, con mi suerte;/ te he esperado tanto, sí, que no sé si darte/  una bienvenida o una despedida... / de esperarte tanto”.

4.    También a dúo con Miriam Ramos, en el mismo disco Este árbol que sembramos, es la menos conocida pero también hermosísima Yo te lo prometo, que comienza a golpe de poesía absoluta: “Te prometo despertarte/ cuando el sueño se escabulla,/ y del cielo raso fluyan/ legiones de luciérnagas curiosas”.

5.    Regalo número 5 aparece en el disco llamado precisamente así, Regalo, de 1979, y también es una de esas canciones hechas para enamorar: “Quiero escribir tu nombre/ en mil papeles verdes/ para que llueva en marzo/ de forma diferente,/ para que cubras todo, / para bañar mi cuerpo,/ para escuchar tu nombre/ repetido mil veces”.


Contribuye con CiberCuba

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram



Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.