Cola en una gasolinera en La Habana. Foto © CiberCuba

Cubanos ven mejoría de abasto de combustible, pero persiste inestabilidad

Este artículo es de hace 1 año

Un mes y medio después de que el gobernante Miguel Díaz-Canel anunciara que Cuba entraba en una grave crisis energética que afectaría a todos los sectores, fundamentalmente al del transporte, el pueblo comienza a percibir una cierta mejoría en el abasto de combustible, aunque persiste la inestabilidad.

Un reportaje de la agencia AP reveló que tras la llegada de crudo desde Venezuela, los choferes en la Isla ya no tienen que pasar largas horas para poder surtirse de gasolina, aunque confesaron que a cada rato encuentran las gasolineras cerradas y que persisten las limitaciones en la cantidad que se despacha.

Uno de los entrevistados es Frank Ramirez, de 33 años, transportista privado. Su carro, un almendrón de los años 50, consume unos 30 litros de diésel diarios para circular. Los 11 días siguientes a la intervención de Díaz-Canel en la televisión, estuvo “con el carro guardado sin poder trabajar. En la casa sin hacer nada”.

Ahora, aunque admite que ha habido una mejoría, recalca que “todavía hay inestabilidad”.

La escasez de energéticos anunciada el pasado 11 de septiembre dejó ver en los días posteriores colas históricas en las estaciones de servicio de combustible, donde incluso se llegaron a registrar peleas entre conductores, que a menudo tenían pasar las noches en el lugar esperando la entrada del producto.

Las sanciones anunciadas por el gobierno de Estados Unidos contra navieras que llevaran petróleo venezolano hacia La Habana, llevó al régimen cubano a tomar medidas de emergencia, como la de restringir al mínimo los viajes de ómnibus y trenes nacionales, y colocar policías en las paradas de ómnibus para obligar a los autos estatales a trasladar la población, ante la falta de transporte público.

En opinión de los expertos, estas iniciativas ayudan a paliar la crisis, pero no la resuelven.

Según el economista cubano Omar Everleny Pérez “el ahorro es una variable que se agota en el tiempo. Es subsistencia, no crea más crisis, pero no se soluciona el problema. El país está en un periodo de no crecimiento sostenido en su economía y a pesar de ello sigue diciendo Díaz-Canel: ‘vamos a exportar, vamos a exportar’. Aquí lo que se exporta es lo que se produce y él debería apuntar: ‘vamos a producir, vamos a producir’”.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.