La reinauguración oficial tuvo lugar en agosto pasado, pero aun no habían concluido los arreglos en algunas de las instalaciones. Foto © Cibercuba

Habilitan nuevas instalaciones en el Barrio Chino de La Habana

El Barrio Chino de La Habana inauguró este fin de semana nuevas instalaciones como parte de las remodelaciones que acometen las autoridades los 500 años de la capital.

Medios oficialistas informan que entre las novedades se pueden distinguir árboles y jardineras, además de una feria de artesanos, cuyo objetivo fundamental es mostrar los aportes de la herencia cultural del país asiático a la identidad de los cubanos. Teresa María Li Cecilio, directora de la casa de arte y tradiciones chinas, comunicó que en diciembre próximo debe abrirse una galería de arte y una sala de conferencias con capacidad para 100 personas.

El área de la feria comercial habilitará espacios “dedicados a la venta de flores, animales afectivos, productos naturales como especias y frutos secos, alimentos a base de frutas y vegetales, conexión wifi y servicios sanitarios”.

En la ejecución de las obras, participaron la Empresa Pecuaria Bufalina, la de Diseño Ciudad Habana, el Fondo de Bienes Culturales, entre otras dependencias del municipio de Centro Habana. Li Cecilio informó que las obras continuarían en los próximos meses.

La presencia de chinos entre estas calles que conforman el barrio, tiene sus orígenes en la década de los años 60 del siglo XIX, cuando una comunidad de la nación asiática provenientes de California, Estados Unidos, se estableció ahí, tratando de prosperar económicamente. Algunos ya habían acumulado dinero en Norteamérica y esto fue lo que favorecería, en sus inicios, el desarrollo de la comunidad.

Años después de la llegada de Fidel Castro al poder las construcciones de valor histórico y los alrededores comenzaron a mostrar un deterioro progresivo. Por otro lado, la población de chinos en la actualidad es prácticamente inexistente. Pero al tratarse de una zona de interés comercial y turístico, se anunció a inicios de 2019 que se harían trabajos para rescatarla del abismo.

Hoy se pueden apreciar arreglos en el alumbrado público, así como la reconstrucción de algunas aceras, parques y principales calles.

El Barrio Chino también debe su popularidad a la presencia de varios restaurantes que se alojan en él, cuyos servicios han sido objeto de críticas en diversas ocasiones.

La reinauguración oficial tuvo lugar en agosto pasado, con una ceremonia tradicional. Para aquellas fechas, la mayoría de los restaurantes se mantenían cerrados, y aun no habían concluido los arreglos en algunas de las instalaciones de la conocida intersección de la calle Zanja.

Las alianzas del régimen cubano con el gobierno asiático se han ampliado en los últimos meses ante las sanciones estadounidenses. Esto se manifiesta, por ejemplo, en un convenio firmado para incorporar clases de chino al programa docente en escuelas de la Isla. Por otro lado, se han establecido acuerdos para atraer en mayor número el turismo de ese país hacia el archipiélago

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985