Embajada de Cuba en Washington (Imagen de Archivo) Foto © Twitter / @EmbaCubaUS

Estos han sido los atentados contra embajadas y oficinas de Cuba en el extranjero desde el triunfo de la revolución

Cinco cubanos, incluido un opositor anticastrista, han fallecido en los 24 atentados con bombas y/o disparos contra embajadas, consulados y otras oficinas del gobierno de La Habana en el extranjero, según cifras oficiales y reportes de prensa.

Los fallecidos son los diplomáticos Sergio López Castillo (1972, Montreal), Adriana Corcho y Efrén Monteagudo (1976, Lisboa) y Felix Pechuga García Rodríguez (1980, Queens, Nueva York) y el opositor anticastrista Juan Felipe de la Cruz Serafín (1973, París).

Sergio López Castillo era el jefe de la Oficina Comercial de Cuba en la ciudad canadiense de Montreal, donde una bomba acabó con su vida y destruyó el inmueble, el 4 de abril de 1972.

Juan Felipe de la Cruz Serafín era miembro del grupo anticastrista Frente Nacional de Liberación Cubano (FNLC) y murió manipulando un explosivo que intentaba colocar en la Embajada de Cuba en Francia, en agosto de 1973.

Adriana Corcho y Efrén Monteagudo murieron el 22 de abril de 1976 al abrir una carta-bomba en la sede diplomática de Cuba en Portugal, sin haber cumplido las medidas de seguridad recomendadas por el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) de Cuba, a partir del recrudecimiento de los atentados contra embajadas y consulados dos años antes.

Félix Pechuga García Rodríguez murió el 11 de septiembre de 1980, tras ser baleado en el semáforo de calle 55 y Queens Boulevard, en el barrio neoyorquino de Queens. La organización anticastrista Omega 7 reivindicó la autoría del crimen con una llamada de teléfono a un periódico local, en la que anunció que "próximamente" atentaría contra el entonces embajador de Cuba, Raúl Roa Kourí.

El diplomático asesinado, que formaba parte de la Misión cubana ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), perdió el control de su vehículo y chocó contra un Volkswagen que circulaba en paralelo, hiriendo a su conductor, según reportes de la prensa de Nueva York de la época.

Políticos, actores y ciudadanos norteamericanos repudiaron el atentado y el entonces embajador de la Casa Blanca ante la ONU, Donald McHenry, calificó el crimen como una mancha sobre los Estados Unidos.

Además de los mencionados, las representaciones cubanas en el exterior han sufrido otros 19 atentados en los últimos 56 años, según datos recopilados por fuentes oficiales cubanas, incluido un disparo fallido de bazuca contra Ernesto Che Guevara mientras hablaba ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

En diciembre de 1964 un comando de la organización anticastrista Movimiento Nacionalista Cubano (MNC) disparó con bazuca contra la fachada del Consejo de Seguridad y el proyectil se desvió 100 metros de su blanco, cayendo en el East River (Río Este) que circunda el edificio y estremeciendo sus ventanas.

Aquel atentado impuso una tradición al Consejo de Seguridad de la ONU de sesionar siempre con las cortinas de su salón corridas, hasta abril de 2019, cuando sesionó con ellas plegadas, según reportes de prensa.

1974 fue el año de mayor cantidad de atentados con explosivos contra representaciones diplomáticas y empresas cubanas en el extranjero, con un total de nueve acciones terroristas en América Latina, Europa y Norteamérica.

El 20 de enero una bomba causó graves daños en la Embajada de Cuba en México; quince días más tarde, la diplomática cubana Pilar Ramírez Vega sufrió graves quemaduras tras abrir una carta bomba enviada a la sede diplomática de la isla en Lima, Perú.

El 13 de febrero un sobre-bomba, dirigido a la Embajada cubana en España, explotó en la sede madrileña de Correos, en la céntrica Plaza de Cibeles, resultando herido un trabajador español.

El 24 de marzo una bomba destruyó la sede de Cubana de Aviación en México y causó daños en oficinas colindantes de las aerolíneas Viasa, Taca e Icelandic y en el contiguo hotel Francis, que perdió parte de sus ventanas, según informaciones de la prensa mexicana.

El 26 de marzo un grupo que nunca fue identificado ni reclamado la autoría, lanzó varias bombas contra la Embajada de Cuba en Jamaica, provocando daños materiales.

El 9 de abril una potente bomba destruyó parte de la delegación diplomática cubana en Madrid, sin provocar daños humanos. Menos de un mes después, el 4 de mayo, explotó una bomba en un edificio adjunto a la Embajada de Cuba en Londres, Gran Bretaña, sin que las fuentes consultadas precisen el uso al que estaba destinado el inmueble.

El 14 de mayo explotaron dos bombas en el Consulado cubano en Mérida, México, causando daños materiales notables y el 17 de agosto fueron tiroteadas las embajadas cubana y de la URSS, en Lima, Perú.

El 3  de julio explotó una bomba en la embajada cubana en París, atribuida al FNLC, en venganza a un atentado anterior frustrado, donde murió el cubano exiliado Juan Felipe de la Cruz Serafín, manipulando al artefacto explosivo.

En octubre de 1976 un DC-8 de Cubana de Aviación explotó en el aire, pocos minutos después de despegar de Barbados, muriendo sus 73 ocupantes, de ellos 57 cubanos. Este "brutal atentando obligó a las autoridades norteamericanas" a actuar contra los grupos violentos del exilio cubano, asegura La Habana en sus recordatorios del crimen que conmovió a Cuba. 

El 9 de septiembre de 1978 una bomba explotó en la embajada cubana ante la ONU, provocando tres heridos que nunca han sido identificados por fuentes cubanas ni norteamericanas.

El 5 de octubre explotó una bomba en el Madison Square Garden, sin provocar heridos, y que fue colocada contra un equipo de boxeo cubano.

El 18 mayo de 1979 una bomba causó  grandes daños en la Sección de Intereses de Cuba en Washington y, poco después, las autoridades norteamericanas descubrieron y neutralizaron un plan de atentado contra su jefe, Ramón Sánchez-Parodi Montoto, ambos hechos fueron atribuidos por La Habana al grupo anticastrista Omega 7.

El 7 diciembre una bomba hiere a dos oficiales de la policía de Nueva York, asignados a la protección de la Misión cubana ante la ONU.

El 24 de mayo de 1977 estalló una bomba de escaso poder explosivo en la entrada de las oficinas de la empresa turística Cubanacán, S.A., en México y, el 3 de agosto, explotó una bomba en el acceso a las oficinas de la Havantur, S. A, en Bahamas.

Este jueves un individuo, identificado como Alexander Alazo, de 42 años, fue apresado por el FBI luego de disparar contra la Embajada de Cuba en Estados Unidos en el barrio de Adams Morgan, en el noroeste de Washington, DC.

Archivado en:

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.