Cubanos en una cola y una niña frente a un graffiti por Floyd en EE.UU. Foto © Collage con CiberCuba y Xena Goldman

Cubanos buscan "vías para eliminar prejuicios, prácticas y estructuras" de racismo

Varios intelectuales y activistas cubanos lanzaron una carta de "solidaridad con las comunidades afrodescendientes y/o negras en Estados Unidos, Cuba y el resto de América Latina y el Caribe" por las protestas por la muerte de George Floyd en Minneapolis.

Los firmantes buscan "las más efectivas vías para eliminar prejuicios, prácticas y estructuras que nos ayuden a conseguir espacios de convivencia definitivamente armónicos y equitativos" con las comunidades negras en Cuba e invitan a un debate a todos para intentar entender la marginación y los abusos contra los de raza negra y mestizos, así como "la complejidad de la herida que los procesos de colonización y esclavitud han dejado tras de sí en las Américas". 

"El llamado está especialmente destinado a todos los cubanos que, tanto en Cuba como en la diáspora, nos identificamos como antirracistas para que mostremos nuestro apoyo incondicional a quienes por su visible herencia africana han estado y siguen estando sometidos a crímenes y demonizaciones simbólicas y deshumanizantes", dijo en Facebook la ensayista, narradora y poeta cubana Mabel Cuesta, quien reside en Houston (Texas).

Cuesta es una de las creadoras del texto que cuenta también con la colaboración de la activista y periodista Sandra AbdAllah-Álvarez Ramírez, el realizador Ricardo Acosta y otros como María Matienzo, Armando Chaguaceda y Elaine Acosta.

El documento puede ser firmado y compartido por todos los cubanos interesados en cambiar tantos años de racismo en la isla, a partir de la historia de la región y en particular del entramado del dolor y la complejidad en EE.UU., señala la también profesora de Literaturas Hispanocaribeñas en la Universidad de Houston.

"Este documento es solo una prueba de nuestra existencia. De que somos muchos más quienes queremos aprender de las injusticias para disolverlas que establecer un espacio de relativizaciones y excusas para quienes oprimen", afirmó.

La idea surgió a raíz de una foto donde un grupo de mujeres y hombres blancos se puso como barrera entre la policía de Louisville (Kentucky) y los manifestantes el 28 de mayo, inspirados en la marcha de Martin Luther King Jr. en 1965 cuando activistas y periodistas blancos los acompañaron para que los primeros golpes que diera la policía local cayeran sobre sus cuerpos, apunta.

"Como Estados Unidos, Cuba es un país multiétnico y, de un modo u otro, nos reconocemos como hijos del cañaveral, de una economía y un orden social que nos puso a algunos a cortar las cañas y a otros a dar los latigazos para que esas cañas fueran cortadas. Pero somos también hijos de la mezcla entre ambos. Corre por nuestra sangre la del esclavo y la del mayoral. Toca entonces y ahora mismo definir, a cuál de nuestros ancestros queremos socorrer. Acaso a ambos; solo que a uno debemos pararle la mano para que no golpee más mientras que al otro urge, sin preguntas o condiciones, dejarle respirar", concluye la iniciativa.

"No puedo respirar" es la frase que dijo Floyd antes de quedar desmayado tras minutos inmovilizado por la rodilla de un policía blanco en su cuello. Esa frase es un símbolo para las protestas por todo EE.UU.

El expresidente Barack Obama pidió este lunes no disculpar, ni racionalizar la violencia que se ha visto y va en contra de las protestas pacíficos producto de "una frustración genuina y legítima por un fracaso de décadas en reformar las prácticas policiales y el sistema de justicia penal en Estados Unidos".

Por su parte, el presidente Donald Trump amenazó con desplegar militares "fuertemente armados" para sofocar las protestas violentas en el país. El mandatario había pedido al FBI acelerar la investigación de la muerte de George Floyd un día después de que se divulgara la escena que indignó a los afrodescendientes en EE.UU.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985