El misil cubano Foto © MLB/Twitter/Archivo.

Un Chapman inmenso clasificó a los Yanquis

El zurdo Aroldis Chapman realizó un relevo de dos entradas que lo premió con la victoria en el segundo y último encuentro de la serie entre Yanquis e Indios, ganado 10x9 por los hombres del Bronx.

El holguinero entró en juego en el octavo inning con el rancho de los Yanquis en llamas (dos en bases sin out) y no pudo impedir que los Indios anotaran la carrera que los ponía momentáneamente delante en la pizarra. No obstante, ponchó al peligrosísimo José Ramírez y después fue ayudado por una brillante jugada de doble matanza iniciada por el antesalista Gio Urshela.

Parecía que la suerte estaba echada, pero los Mulos le fabricaron dos carreras al estelar cerrador de Cleveland, Brad Hand, y ello puso a Chapman en condiciones de anotarse el triunfo.

Poco habituado a faenas de más de tres outs, el cubano regresó al box y ponchó a Franmil Reyes, dominó a Jordan Luplow en una rolata y le recetó un café al emergente Oscar Mercado, quien llegaría a la inicial por passed ball del catcher Gary Sánchez. Por fortuna, el error no costó caro, pues Chapman dio un nuevo strike out, éste a Austin Hedges.

En total, el siniestro efectuó 24 lanzamientos, 20 de ellos en strike, para asegurar la presencia yanqui en la serie divisional.

La dilatada fecha beisbolera de este miércoles sirvió de escenario para la salida a escena de nada menos que 11 peloteros cubanos, varios de los cuales consumaron actuaciones relevantes.

El jonronero insular de la jornada fue Yasmani Grandal, que se erigió en bujía de unos Medias Blancas que acabaron derrotados 5x3 por los Atléticos.

Grandal propició las dos primeras de su tropa con bambinazo en el octavo, y un inning después empujó la tercera y definitiva de su equipo con base por bolas. Su batazo fuera del parque salió por el right center y castigó una recta a 96.7 mph del australiano Liam Hendricks.

Los otros hombres de la Armada que visten la franela de los ChiSox se comportaron como sigue: Yoan Moncada volvió a irse en blanco en cuatro turnos, esta vez con par de ponches; José Dariel Abreu lo hizo de 5-1 y cedió el último out con roletazo duro y de frente con las bases llenas; y Luis Robert finalizó de 4-1.

Ahora bien, si hubo un cubano que brilló sobremanera con el bate resultó Randy Arozarena, que contribuyó de nuevo a la victoria de Tampa ante Toronto (8x2).

Desatado desde que le dieron oportunidad de juego diario, Arozarena bateó de 4-3 con par de dobles, un remolque, una anotada y un boleto. Ahí, su coequipero y compatriota Yandy Díaz volvió a la actividad luego de un mes fuera por lesión y estuvo de 2-0 con una vuelta al cuadro y par de transferencias.

Por cierto, en el bando de los Azulejos militó el espirituano Lourdes Gurriel, el cual desperdició cuatro chances ofensivos.

Mientras, los Astros aseguraron su presencia en la serie divisional con un segundo triunfo a costa de los Mellizos (3x1) en partido donde Yulieski Gurriel cerró de 4-0.

Por su parte, en juegazo de 13 entradas que concluyó 1x0 a favor de Atlanta sobre Cincinnati, el cerrador pinero Raisel Iglesias realizó una exquisita faena para los Rojos al sacar los cuatro outs que le encomendaron por la vía del ponche, con una base intercalada.

Un compañero suyo, el novato José Israel García, falló su única visita al plato.

 

Archivado en:

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985