USCIS Foto © Wikipedia Commons

EE.UU. emite alerta para impedir que miembros de partidos comunistas inmigren al país

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) emitió una alerta sobre una medida que impide que miembros de partidos  y organizaciones comunistas se establezcan en el país, una regulación que ha permanecido vigente en las leyes estadounidenses por las últimas siete décadas.

El memorando de inadmisibilidad se publicó este viernes y hace referencia a normativas incluidas en el Manual de Políticas de USCIS, que contiene una medida aprobada por el Congreso entre la Primera Guerra Mundial y la década de 1950 para impedir el ingreso de personas en consideración a su membresía o afiliación con el Partido Comunista o cualquier otra agrupación totalitaria.

"La membresía o afiliación al Partido Comunista o cualquier otro partido totalitario es inconsistente e incompatible con el Juramento de Lealtad de Naturalización a los Estados Unidos de América, que incluye el compromiso de "apoyar y defender la Constitución y las leyes de Estados Unidos", indica el documento.

El comunicado explica que el motivo de inadmisibilidad para la membresía o afiliación con un partido comunista o cualquier otro partido totalitario es parte de un conjunto más amplio de leyes aprobadas por el Congreso para abordar las amenazas a la seguridad de Estados Unidos.

"En general, a menos que esté exento de otra manera, cualquier inmigrante que sea o haya sido miembro o afiliado al Partido Comunista o cualquier otro partido totalitario (o subdivisión o afiliada), nacional o extranjera, es inadmisible en los Estados Unidos. Este motivo de inadmisibilidad solo se aplica a los extranjeros que buscan el estatus de inmigrante, como los extranjeros dentro de los Estados Unidos que solicitan ajustar el estado al de un residente permanente legal", indica la alerta de USCIS.

No está claro el motivo del memorando, pues no contiene ningún elemento restrictivo novedoso con respecto a las leyes y las políticas establecidas en Estados Unidos por largo tiempo.

"No entiendo cuál es el sentido de esta alerta", dijo el abogado cubanoamericano Willy Allen a CiberCuba. "No hay absolutamente ninguna normativa nueva más allá de lo que se aplica a los casos de residencia y naturalización desde los años 40".

Allen recordó que el otorgamiento de visas de entrada a Estados Unidos es ajeno a USCIS, pero indicó que en los proceso de residencia y naturalización la agencia no ha modificado las normas establecidas para personas que fueron miembros de partidos y oerganizaciones comunistas, según la Ley Nacional de Inmigración de 1952 que fue revisada en 1965.

Los visados a Estados Unidos los otorga el Departamento de Estado a través de sus consulados, que tienen absoluta discreción para autorizar la entrada o no al país a miembros de partidos comunistas totalitarios.

Para personas que hayan sido miembros de organizaciones comunistas y totalitarias se establece un plazo de cinco años posteriores a haber abandonado la pertenencia a ellas para poder obtener la residencia permamente en Estados Unidos, y 10 años en caso de solicitud de la ciudadanía.

Sin embargo, Allen especificó que en numerosos casos un miembro de una organización comunista puede pedir un perdón para obtener su residencia antes de los cinco años, argumentando las circunstancias en que se produjo su afiliación.

"La persona puede solicitar un perdón (waiver) considerando vínculos familiares cercanos, madres, hijos o cónyuges que no son miembros y son residentes o ciudadanos estadounidenses, o demostrando que la decisión de aceptar su ingreso al partido o la asociación comunista estuvo motivado por presiones para no perder un empleo o ser rechazado para una labor que implicaba su sobrevivencia", explicó el abogado.

De hecho, se consideran también admisibles para solicitar la residencia aquellas personas cuya afiliación fue involuntaria o cuando era menor de 16 años de edad, o la membresía se relacionaba con la obtención de un empleo o cualquier otro beneficio de alimentación o cuidados de salud.

"Esto ha sido una regularidad en el caso de miles de cubanos que han ajustado su estatus como residentes en Estados Unidos desde los años 60 hasta la fecha", afirmó Alen.

Respecto al otorgamiento de la ciudadanía, las leyes sí establecen que la persona debe demostrar su separación de la militancia comunista por los 10 años precedentes a la solicitud.

Pero Allen advirtió que un tema problemático por parte del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) es que muchos visados de Programa de Reunificación para Familias Cubanas (CFRP), vigente desde 2007, fue que a algunos solicitantes se les impidó acogerse a este beneficio migratorio por pertenecer al Partido Comunista o la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

Sin embargo, el principal impedimiento para el otorgamiento de beneficios migratorios en Estados Unidos -incluso con efectos retroactivos- es que se demuestre que la persona haya participado en actos de represión y/o tortura bajo mandato de un gobierno totalitario o una dictadura militar, con independencia de su filiación política.

La persona puede perder su residencia permamente y la ciudadanía si logra demostrarse que en su país de origen o en otro país participó en actos denigrantes para la condición humana, como ha ocurrido con casos de cubanos emigrados al sur de Florida en años recientes.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985