Manuel Marrero Cruz Foto © Mesa Redonda (Captura de video)

Cuba pasa a nueva normalidad el 12 de octubre, excepto La Habana, Ciego de Ávila y Sancti Spíritus

Cuba entrará en la fase de nueva normalidad el próximo 12 de octubre, a excepción de las provincias de La Habana, Ciego de Ávila y Sancti Spíritus, que aún tienen focos de coronavirus activos, y dará luz verde para la reapertura del tráfico internacional en la mayoría de los aeropuertos del país.

El primer ministro cubano, Manuel Marrero Cruz, explicó este jueves en el programa televisivo Mesa Redonda que Ciego de Ávila y Sancti Spíritus continuarán en la fase de "transmisión autóctona limitada" de la pandemia, la cual implica restricciones como el cierre de negocios y centros recreativos y limitación del transporte público.

La Habana, que actualmente se encuentra en esa misma fase, pasará a la fase 3 de recuperación aunque con "algunas adecuaciones", anunció el funcionario este jueves durante el espacio oficialista.

Sin embargo, no quiso referirse a las mismas, aunque indicó que entre ellas está la prolongación del cierre del aeropuerto "José Martí" para la llegada de vuelos internacionales por unos días más. El resto de los aeropuertos entrarán en funcionamiento paulatinamente.

Los aeropuertos que podrán recibir vuelos internacionales desde el próximo lunes pertenecen a las provincias de Pinar del Río, Matanzas, Villa Clara, Cienfuegos, Camagüey, Las Tunas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo. El gobierno dijo que La Habana comenzará a recibir vuelos internacionales en los próximos días, pero sin precisar fechas. Sn embargo, las terminales de Ciego de Ávila y Sancti Spíritus no tendrán vuelos desde el extranjero por la situación de la pandemia en ambos territorios vecinos.

Todos los viajeros tendrán que hacer una declaración jurada de su estado de salud. A la totalidad de los pasajeros internacionales se les hará la prueba PCR y se les aplicará el protocolo de aislamiento según el lugar adonde vayan a permanecer durante su estancia en la isla.

El resto de los territorios iniciará la nueva normalidad con un "nuevo código de vida, que favorezca la salud individual y colectiva", expresó Marrero.

Este jueves Cuba registró 19 nuevos casos de COVID-19, 11 de ellos en La Habana y el resto en Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, con lo cual el acumulado total de infectados con el nuevo virus se elevó a 5917.

La capital del país mantuvo un estricto cierre durante septiembre por el rebrote de la enfermedad. El 1 de octubre muchas de esas normativas se flexibilizaron aunque continuaron las multas de hasta 2000 pesos por el uso incorrecto del nasobuco o el incumplimiento de las reglas sanitarias. 

Sancti Spíritus, por su parte, presenta la situación epidemiológica más compleja de la nación caribeña, por lo cual retrocedió el lunes a la fase de transmisión autóctona limitada del coronavirus.

Ese territorio cubano es actualmente el epicentro de la pandemia en la isla, con casi 200 contagios en los últimos 15 días y un nuevo brote en el municipio de Trinidad, según un reporte del oficialista Noticiero Nacional de Televisión. 

Ciego de Ávila presenta brotes de COVID-19 activos hace varias semanas, por lo que las autoridades mantienen estrecha vigilancia en ese territorio, donde hay dos hospitales en cuarentena. 

Este jueves el régimen cubano informó que en la "nueva normalidad" se priorizarán medidas que deberán cumplir los habitantes del país: el distanciamiento físico, el uso de la mascarilla, el lavado frecuente de las manos, un incremento de las normas de higiene y los pesquisajes. 

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985