Hospital Calixto García, de Cuba. Foto © CiberCuba

Cucarachas, goteras y techos rotos en el hospital Calixto García de La Habana

Cucarachas, goteras y techos destrozados. Así está el hospital universitario Calixto García, de Cuba y así lo recoge el vídeo que acompaña a esta información, grabado por un trabajador de esta institución médico-docente, la más antigua y de mayor tradición de un país que presume de ser una potencia médica mundial.

Considerado por el Ministerio de Salud Pública, un Hospital Universitario de Excelencia, el Calixto García acusa ya los 106 años que han pasado desde que se construyó la estructura actual.

"Las condiciones de trabajo y alimentación son pésimas. El agua hay que traerla de la casa", se queja el autor de los vídeos, que asegura que el mal estado de los techos de la Sala de Quemados es bien conocida por los responsables del hospital.

"No le dan solución y nos exigen ingresar pacientes", añade este profesional.

Además, advierte de la plaga de cucarachas que sufren en estos momentos. "Son las dueñas del local donde preparan las comidas de los pacientes", añade.

Fundado el 23 de enero de 1896, el hospital Calixto García nació con el nombre de Hospital Militar Alfonso XIII y allí se atendieron 44 mil soldados en tiempos de la Guerra de Independencia de Cuba, según recoge Ecured.

Construido por el ingeniero Carlos E. Cadalso, el Calixto abrió en el Vedado, en lo que se conocía como la loma de Aróztegui, con nueve pabellones y 200 camas, 50 salas de clínica, 12 pabellones de infecciosos, cuatro salas de oficiales, seis pabellones para convalecientes y dos barracas aisladas para los enfermos de fiebre amarilla. En él trabajaban 27 médicos y otros 170 empleados.

En un primer momento, los pabellones tenían techo de guano, pero los americanos lo perfeccionaron cuando lo dedicaron a la atención de sus tropas. Para entonces se llamaba Hospital número Uno.

Finalmente empezó a prestar servicio a la población en general a partir del año 1900 y en 1914 fue demolido. En su lugar se levantó el actual hospital Calixto García, que acusa labores de mantenimiento y rehabilitación urgentes.

El Gobierno cubano dedicó más dinero a los sectores inmobiliario y turístico que todo lo previsto para la Salud, la Educación y la Agricultura, según las cifras oficiales del 2019 anunciadas a finales de agosto pasado por la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI).

En comparación con 2018, el año pasado se redujeron las inversiones del gobernante Partido Comunista en Salud Pública, Ciencia e innovación.

Esa falta de inversión se nota en los hospitales de la Isla. El pasado 1 de noviembre, el Che Guevara de Las Tunas tuvo que suspender actividades porque se quedó sin agua más de 24 horas seguidas.

En septiembre pasado, pacientes ingresados con dengue en el hospital comandante Faustino Pérez de Matanzas denunciaron las condiciones higiénicas inapropiadas en las que estaban viviendo. Se referían a la sala de aislamiento inundada y a camas sin mosquiteros.

Situaciones como éstas llevaron al Partido Democristiano de Cuba a pedir que los beneficios de Fincimex, la entidad que hasta ahora venía gestionando los envíos de remesas a Cuba, se destinaran a la mejora de hospitales y a la compra de medicamentos.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985