Carlos Manuel Álvarez Foto © Carlos Manuel Álvarez/Facebook

Carlos Manuel Álvarez alerta de posible campaña en su contra sobre propagación del COVID para sacarlo de San Isidro

El escritor y periodista cubano, Carlos Manuel Álvarez, se adelantó a alertar sobre la campaña que el régimen cubano está orquestando en su contra sobre la posible propagación de Covid-19 para sacarlo de la sede del Movimiento San Isidro.

"Como algunos amigos y colegas intuyen y yo también, la policía política y el régimen cubano me quiere fuera de la sede del Movimiento San Isidro, no quieren que permanezca acá acompañando a los colegas que están en huelga de hambre", dijo el joven de 31 años.

"Uno de los motivos por los que me podían comenzar a atacar, a desprestigiarme y a aislarme es el tema de que yo llegué desde el extranjero y la probable propagación del Covid-19", agregó.

El también director de la revista independiente El Estornudo llegó el pasado martes desde la ciudad de Miami al aeropuerto de La Habana, donde le realizaron un PCR, aunque Álvarez ya se había realizado uno antes del viaje en los Estados Unidos.

Pasados dos días, dos enfermeras visitaron a la periodista independiente Mónica Baró, donde el escritor que reside en México suele permanecer durante sus viajes a Cuba, para comunicarle que el examen de PCR de Álvarez estaba alterado, por lo que debía presentarse antes de las 12 de la noche del miércoles en el policlínico del barrio. De no hacerlo, irían a buscarlo al lugar donde se encontrase.

Por su parte, Carlos Manuel Álvarez decidió no presentarse, con la conciencia de que puede tratarse de una manipulación política para sacarlo de San Isidro.

"Yo no me presenté, así que es probable que me busquen en algún momento. No quiero que se lea esto como un tipo de irresponsabilidad social, con un tema tan sensible que ha costado decenas de mise de muertos a lo largo de este año. Por eso mismo es mucho más grotesco y canalla que el régimen utilice un argumento de este tipo con evidentes fines políticos detrás", declaró el periodista.

"Si bien es probable que 24 horas después de que me hayan hecho el test puedan detectar una alteración y que el procedimiento no haya salido como debía, no es casual la rapidez de ese resultado y esa visita. Además, no me pudieron localizar a mí porque por otra parte me cortaron la línea de teléfono", indicó.

"Si alguien se ha aislado soy yo, y como me explicaba un amigo biólogo, corro mucho menos riesgo de propagar, en caso de que yo tuviera algo, que cualquier turista de los que vino conmigo en ese vuelo", añadió.

Álvarez sostuvo que está físicamente bien de salud, al igual que todos sus amigos de San Isidro.

"No quiero obviar la evidencia científica ni dar criterios empíricos. Uno podría ser portador del virus de manera asintomática, pongamos que pudiera ser mi caso, aunque no dijeron que era positivo, lo cual busca sacarme de San Isidro, un lugar al que no podría volver a entrar y es el lugar desde el que tengo que hablar, no solo para apoyar a los amigos acá, no solo para escribir, sino para encontrar una solución rápida y justa a este conflicto", dijo.

Carlos Manuel Álvarez aseguró que estaba consciente de que esa excusa política podía llegar en cualquier momento, ya que desde su llegada a La Habana varias cuentas de redes sociales han estado emprendiendo una campaña donde lo acusan de agente al servicio de la CIA y posible propagador de epidemias.

El periodista dijo que es consciente de que por esta negativa de no acudir al policlínico podría estar incumpliendo el Decreto 14 del Artículo 2.1, inciso 11, que dice que quien incumpla disposiciones de las autoridades sanitarias tendría que pagar 2000 pesos de multa.

No obstante, Álvarez declaró que, en cualquier caso, estaría dispuesto a pagar esa suma y cumplir con esa ley.

"Quiero adelantarme a los acontecimientos por si pasa algo que queden mis palabras, que es el único instrumento que yo tengo", dijo. "Yo estoy dispuesto a hacerme un PCR bajo ciertas condiciones, yo no puedo confiar en un poder político cuyo aparato de propaganda dice mentiras sobre mí. Yo no me voy a poner en manos del estado, incluso si yo me hiciera ese PCR yo no puedo confiar en él".

Álvarez indicó que estaba dispuesto a hacerse el PCR bajo la condición de que un personal de Salud acudiera a la casa de Damas 955 acompañados de su madre o mi padre, ambos son médicos, y que puedan acompañar todo el proceso y el resultado.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba