Espía cubano Gerardo Hernández promovido al Consejo de Estado

El espía cubano Gerardo Hernández Nordelo, coordinador nacional de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), será oficialmente nombrado este jueves como nuevo miembro del Consejo de Estado.

El ascenso de Hernández al máximo órgano de la Asamblea Nacional se hará efectivo tras una votación de puro trámite de los parlamentarios, realizada en la sesión plenaria del miércoles, y coincidirá justamente con el sexto aniversario de su liberación y arribo a Cuba desde Estados Unidos, el 17 de diciembre de 2014.

Según explicó el presidente del Parlamento cubano, Esteban Lazo, Hernández ocupará la vacante del Consejo de Estado que deja Carlos Rafael Miranda, sustituido como jefe de los CDR el pasado septiembre.

Debido a que la sesión se desarrolla parcialmente de manera virtual, los resultados del escrutinio se postergaron hasta la mañana de la segunda  jornada de este período de sesiones. Los consejos electorales provinciales y del municipio Isla de la Juventud procesarán las votaciones en los territorios y enviarán los resultados, que deben ratificar a Hernández.

Con este nombramiento, Hernández  prosigue una escalada vertiginosa en las esferas políticas del régimen, catapultado por su tratamiento de héroe en la prensa oficial.

Hernández fue el cabecilla de la llamada Red Avispa, el mayor operativo de espionaje cubano en la historia de Estados Unidos.  Se radicó en el área de Miami como agente ilegal desde 1994, suplantando la identidad del niño Manuel Viramontes, nacido y fallecido en Texas.

Su más importante tarea fue la Operación Venecia para el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate el 24 de febrero de 1996, un plan que se estructuró en la Dirección de Inteligencia del Ministerio del Interior.

Tras el derribo de las avionetas y la muerte de sus cuatro tripulantes, Hernández recibió un mensaje cifrado desde La Habana felicitándolo por "los resultados de su trabajo" de espionaje en Estados Unidos.

El mensaje se convirtió en pieza clave de la acusación por conspirar para cometer asesinato y de la condena a dos cadenas perpetuas que recibió ante un tribunal federal de Miami en 2001, junto a otros cuatro miembros de la Red.

La liberación de Hernández fue parte de la negociación de la administración Obama con Raúl Castro para el restablecimiento de las relaciones bilaterales y el comienzo de la etapa de deshielo entre ambos países a partir de 2015.

A su llegada a Cuba, Hernández fue declarado Héroe de la República de Cuba y comenzó a cobrar protagonismo en el acontecer político del país.

En 2016, fue nombrado como vicerrector del Instituto Superior de Relaciones Internacionales “Raúl Roa García” (ISRI), una entidad cantera de diplomáticos y cuadros de la inteligencia cubana.

Dos años después, Hernández fue elegido como diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, y desde entonces comenzó a intensificarse su protagonismo en celebraciones políticas, actos públicos y campañas oficiales de propaganda.

Su designación como vicecoordinador de los CDR, en abril de este año, fue una clara movida de tránsito hacia responsabilidades mayores. Hernández comenzó a destacarse como promotor de la agricultura casera, con iniciativas que van desde sembrar hortalizas y frutas en los patios hasta criar de aves y conejos para paliar la carencia de alimentos.

También comenzó a repartir regaderas de acero como estímulo a los vecinos destacados en el programa "cultiva tu pedacito", que promueven los CDR y llamó a los cubanos a apagar los bombillos en sus casas para ahorrar electricidad.

No resultó casual que en su cumpleaños 55, el pasado 4 de junio, el gobernante Miguel Díaz-Canel le dedicara un efusivo mensaje en Twitter: "Feliz cumpleaños a Gerardo Hernández Nordelo, quien exaltó a #Cuba con su heroico compromiso y #ahora lo ennoblece con su hermosa familia y sus nuevos deberes en los #CDR. Deseándole un Happy Birthday al valiente soldado de la Revolución".

Poco después, tomó la jefatura de los CDR, organización que el régimen cubano ha tratado de revitalizar para combatir a los llamados coleros y acaparadores de productos, y enfrentar las manifestaciones de inconformidad en los barrios.

Esta semana, Hernández participó en una velada que la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) dedicó al sexagésimo aniversario de los CDR y habló de "la posibilidad de articular acciones conjuntas encaminadas a la sensibilización comunitaria en temas de interés sociocultural".

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba