Cubano sostiene un pan con perro (Imagen referencial) Foto © CiberCuba

Periodista cubana denuncia que en cafetería estatal es obligado comerse un pan con perro si quieres un refresco

Una periodista jubilada cubana que quiso tomarse un refresco en una cafetería de la cadena Palmares, en La Habana, vivió una experiencia que muestra los miles de absurdos que caracterizan la gastronomía estatal de la Isla.

La mujer solo quería comprar un refresco de cola, pero el dependiente le dijo que solamente podía vendérselo si compraba un pan con perro…, y no había pan con perro.

“Será un problema de ‘ordenamiento’  de la firma estatal Palmares”, ironizó Sonia Sánchez el 11 de febrero, en un post de Facebook en el que narró el absurdo incidente, que vino a coronar las dos horas de cola que debió hacer para comprar el pan. Sedienta y cansada, quiso refrescarse, sin demasiado éxito.

“Paso por el kiosco cercano de esta cadena de tiendas y veo Coca Cola en lata. Muy fría.  Y me sentí alentada para continuar hacia la casa. Pero tenía que comerme obligatoriamente un pan con perro (no se vaya ahora a molestar la Sociedad de Protección de los Animales). Pero se acabó el pan y el perro. Y no me vendía el dependiente el dichoso refresco”.

La respuesta del trabajador fue un clásico en la narrativa de la incompetencia estatal cubana: Es que eso viene de arriba, en la ficha técnica “. Sánchez preguntó por administrador y por el jefe de piso, para poder reclamarles por esta medida sin sentido, a lo que el dependiente le contestó que no estaban allí.

“Y el sonrosado y carnoso vendedor más enrojecido aún asegura que no es su problema, que yo no soy la primera (juro que nunca me lo he creído)”, concluye la periodista.

Por lo disparatado de la situación narrada, el post suscitó innumerables reacciones. Un usuario de la red social aseguró que la historia era “buen tema para Pánfilo en ‘Vivir del cuento’, con Chacón y su establecimiento La guapachoSA. Le zumba, diría H. Zumbado”.

Otros narraron escenas similares. “En la pizzería del Mónaco, si querías comprar un pomo de refresco, debías llevar pizza obligatoriamente”, afirmó una mujer.

“Lo real maravilloso”, apuntó otro internauta, y otro calificó el hecho directamente como “kafkiano”. “Kafka se queda muy pequeño con estas cosas, que más que kafkianas son absurdas a la enésima potencia”, le contestó otro más.

“Qué pena. Me parece que el tiempo se detuvo; desde hace más de 60 años que es lo mismo de lo mismo; penoso muy penoso”, dijo una joven, mientras que un periodista afirmó: “Es la ausencia total de sentido común. Es la exaltación de la imbecilidad. La apoteosis de la guanajería. Después nos preguntamos por qué la gente se va de Cuba”.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba