Prensa oficialista no reconoce feminicidios en Cuba, pero admite "femicidios"

El feminicidio, según una catedrática de Derecho Penal de la Universidad de La Habana, se refiere a la inacción de un Estado que no protege a las mujeres y el femicidio, a la muerte de mujeres por el hecho de serlo. La Real Academia reconoce ambos términos como sinónimos.

Grafiiti de Yulier P, desaparecido de una calle de La Habana. Foto © CiberCuba

La prensa oficialista cubana no reconoce que en la Isla hay feminicidio, pero admite la existencia de "femicidios".

Aunque la Real Academia de la Lengua Española reconoce ambos términos como sinónimos, la doctora en Derecho Penal de la Universidad de La Habana, Arlín Pérez Duarte, establece una diferenciación entre ambos vocablos. Según explica, el femicidio se refiere a la muerte violenta de una mujer, por el hecho de serlo, y el feminicidio a la impunidad, desatención estatal o falta de actuación a nivel de país.

O sea, la propaganda oficialista reconoce que hay muertes violentas de mujeres en Cuba, que se ocultan a la opinión pública, pero no admite la responsabilidad del Estado en esas muertes, pese a que la Isla sigue sin una ley que proteja a las víctimas de la violencia de género.

La Fiscalía de la República de Cuba, en cambio, no hace tal distinción y considera que los delitos de violencia de género son acciones que “están fundadas en una cultura de violencia y discriminación basada en el género”, que “tiene en sus raíces prejuicios referentes a la inferioridad y subordinación de las mujeres”.

Pese a que Cubadebate reconoce que no hay estadísticas actualizadas sobre los asesinatos de mujeres en Cuba desde hace cinco años, cita declaraciones de Osmayda Hernández Beleño, de la Federación de Mujeres Cubanas, que achaca "la mayor visibilidad" del problema de la violencia hacia las mujeres en Cuba sólo a la divulgación en las redes sociales.

Rompen el silencio

Rompiendo el silencio sobre los asesinatos de mujeres en la prensa afín al Partido Comunista, Cubadebate pone ejemplos de tres mujeres víctimas del machismo: Sonia, Inés y Yaíma.

La primera de ellas, fue acuchillada hasta la muerte por su esposo, delante de sus dos hijas menores de edad, después de que ella decidiera romper la relación con él porque a su lado, su vida era un calvario de amenazas, gritos y bochornos, incluso en la casa de familiares.

Sonia bloqueó el número de teléfono de su agresor para no responder a sus llamadas o mensajes. Éste simuló dejarla en paz hasta que un día se plantó en su casa, armado con un cuchillo y la sorprendió cuando ella entraba con sus hijas de la mano. Aunque la víctima pudo escapar, su agresor la siguió hasta la carretera donde finalmente la mató delante de las dos niñas, que arrastraron el cadáver de su mamá fuera de la vía. Su mamá ya estaba muerta.

No contento con eso, el agresor llamó por teléfono al padre de Sonia y le soltó a bocajarro que había matado a su hija. "Ahora a ver si con tu dinero la puedes salvar", asegura Cubadebate, que le dijo.

La misma suerte corrió Yaíma, que aguantó 20 años de maltrato hasta que su esposo le provocó un edema cerebral golpeándole la cabeza con la armazón de madera del fondo de una butaca. No contento son eso, le vació un pomo de cloro encima. Murió junto a la puerta de la casa que ya no compartía con él.

Inés, por su parte, logró sobrevivir a las 31 puñaladas que le asestó su marido sólo por encender un cigarro con una fosforera ajena y dejar que otro hombre encendiera su cigarro con el que ella acababa de prender. La pareja había pasado la noche en una fiesta donde habían estado bailando. Al llegar a su casa se produjo el apuñalamiento. El agresor la dejó sangrando en el suelo. Ella salvó la vida de milagro.

Estadísticas desfasadas

En 2016, la tasa de feminicidios en mayores de 15 años en Cuba era de 0.99, atendiendo al informe oficial presentado por las autoridades del Partido Comunista en 2019, sobre el estado del cumplimiento de los objetivos de la Agenda 2030 de la ONU, un plan mundial que plantea 17 objetivos y 169 metas para conseguir un mundo más sostenible.

Hay otras cifras preocupantes arrojadas por la Encuesta sobre Igualdad de Género, también hecha en Cuba en 2016, en la que casi el 4 de cada 10 cubanas (39,6%) admiten haber sufrido algún tipo de violencia en el ámbito de las relaciones de pareja.

Para el medio estatal estos números suponen "un primer paso para actualizar las estadísticas de violencia de género en la Isla". Sin embargo, omiten argumentos que ayuden a entender por qué el segundo paso no se ha dado en el último quinquenio.

"Aunque no siempre sea visible y no dispongamos de toda la información necesaria, en Cuba hay violencia contra la mujer por motivos de género; también feminicidios", reconoce Cubadebate.

El portal estatal admite además que las redes sociales hacen mucho más visible un fenómeno que comienza a manifestarse con "acoso, agresiones psicológicas, control romántico, delitos sexuales y lesiones físicas" que tienen como punto final el feminicidio.

Asimismo, señalan, sin aportar datos o estudios de campo, que las agresiones a mujeres se dan en todas las provincias de Cuba, y no están condicionados por el nivel educativo, económico, la raza, el sexo o la identidad sexual de las víctimas.

En ese sentido, la propaganda del Partido Comunista saca a colación una frase pronunciada por Miguel Díaz-Canel el 17 de julio de 2020, cuando dijo que el país tenía que prepararse para legislar sobre temas sensibles como la diversidad sexual, la homofobia, la violencia de género o el racismo.

Tampoco explica Cubadebate por qué, pasados 10 meses de esas declaraciones del mandatario cubano, aún no se ha avanzado hacia la aprobación de una ley contra la violencia machista que ya se rechazó en enero de 2020, cuando las denuncias de feminicidios hechas por representantes de la sociedad civil se tomaron por ataques mediáticos que buscaban "manipular ideológicamente al pueblo cubano".

Lo más frecuente

En declaraciones a Cubadebate, la jueza Ingryd Teresa Santos Díaz, suplente permanente del Tribunal Provincial de La Habana reconoce que entre los casos más comunes de agresiones a mujeres están los intentos de asesinato no consumados a víctimas que logran sobrevivir, pero que quedan con secuelas físicas, en ocasiones, graves.

El origen de estas agresiones está, por regla general, en los celos, las amenazas y las prohibiciones de salir del hogar. Además, en el 59% de los casos (casi 6 de cada 10) los intentos de asesinato se registraron tras la separación de la pareja, añade la jueza, aclarando que se trata de matrimonios con hijos en común, sin denuncias previas.

En casos de asesinato, las condenas rondan entre los 15 y los 30 años, Sin embargo, en las tentativas de asesinato, las penas se reducen dos tercios del límite mínimo, con lo que la condena a la baja se queda en cinco años de prisión.

En lo que va de año, la Red Femenina de Cuba, que dirige Elena Larrinaga desde España, ha contabilizado al menos 11 feminicidios en Cuba y un asesinato por motivos de género. En todo 2020 fueron al menos 27 asesinatos de mujeres y tres infanticidios. Los datos pueden consultarse en la web del Observatorio de Feminicidios de la plataforma YoSíTeCreo.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba