Gobierno de Cuba califica de "infamia" que Parlamento Europeo discuta situación de derechos humanos en la isla

La Asamblea del Poder Popular acusa a los europarlamentarios que promueven la iniciativa de "responder a la agenda de Washington" y de querer romper el acuerdo que mantiene desde 2017 con la UE, condicionado al diálogo político.

Detención de jóvenes que protestaban pacíficamente el 30 de mayo en la calle Obispo de La Habana. Foto © CiberCuba

La Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba calificó este viernes de "infamia" que el Parlamento Europeo debata sobre la situación política y los derechos humanos en la isla.

En opinión del Parlamento cubano, se trata de una "maniobra" de "un reducido grupo de eurodiputados que responden a la agenda de Washington", según el comunicado compartido en la web del Ministerio de Exteriores, que pide apoyo al resto de representantes de los 27 para parar la iniciativa.

Detrás de ese debate, entiende el Gobierno de Cuba que lo que se busca es que "se adopte una resolución" en su contra "tergiversando la realidad", afirman obviando la existencia de vídeos de detenciones arbitrarias; de testimonios de activistas, artistas e intelectuales condenados a prisión domiciliaria; el cerco de la Policía política a disidentes y opositores y los actos de repudio que se han incrementado desde la huelga de San Isidro, en noviembre pasado.

El Gobierno cubano reacciona de esta forma, a la sesión plenaria prevista en la agenda del Parlamento Europeo para el 8 de junio. El orden del día contempla que el debate en Estrasburgo, entre las 15.00 y las 20:00 horas, aborde el deterioro del respeto a los derechos humanos en la Isla, que es el eje de la relación de colaboración entre la Unión y Cuba.

Por eso Cuba culpa a los promotores del debate de intentar "quebrar los vínculos" que le unen a la UE, que envía dinero a la Isla para la promoción de los valores democráticos en la sociedad civil, pero esos fondos va a parar a asociaciones de masas controladas por el gobernante Partido Comunista.

En esencia, las autoridades cubanas se refieren a la posibilidad de la ruptura del acuerdo de diálogo político y cooperación, firmado entre Cuba y la UE en 2017, que incluye tres capítulos centrados en el diálogo político, la cooperación y el diálogo sectorial y la cooperación comercial. Ese primer pacto bilateral entre las dos partes promueve la cooperación en favor del desarrollo sostenible, la democracia y los derechos humanos.

Hay que recordar que ese pacto está sustentado en el respeto a los derechos humanos. De ahí que un grupo de cubanos anunciara una protesta el 15 de mayo frente al Parlamento Europeo pidiendo su supensión. Esto para el Gobierno cubano es un alarde de la "doble moral" que, en su opinión, caracteriza a la UE.

No entienden por qué la Unión Europea no percibe un país que ellos describen como "libre, independiente y democrático".

Por otra parte, a la Comisión de Exteriores del Parlamento cubano le resulta "curiosa" la intranquilidad e inquietud que despierta la situación de los derechos humanos en Cuba entre eurodiputados a los que reprocha que no sientan igual preocupación por el embargo de Estados Unidos a la Isla.

A ese embargo, lo culpan de los problemas de construcción de viviendas y de todos los males pese a que en marzo del año pasado, La Habana importó de EE.UU. 15 mil toneladas de pollo estadounidense.

También se cuestionan desde la Isla que la UE no se plantee una sesión para analizar la violación de derechos humanos en Estados Unidos o en el propio territorio europeo, donde Cuba considera que se "han exacerbado los episodios de brutalidad policial". Y en este punto entra en un terreno pantanoso, teniendo en cuenta que en la Isla se multiplican las noticias de presos que mueren bajo custodia policial.

De enero a mayo, los medios de comunicación que no están financiados por el Partido Comunista de Cuba han informado de al menos cuatro reclusos fallecidos bajo custodia de la Policía Nacional Revolucionaria o de instituciones penitenciarias.

Es el caso de Maykel Acosta, de 35 años, que murió a primeros de mayo pasado, plantado en huelga de hambre en la cárcel del Combinado del Este, denunciando que estaba preso injustamente.

También en mayo, el cubano Elíades Peña murió bajo custodia policial en la estación de Policía de Manatí, en Las Tunas. Fue detenido por no pagar una multa que le impusieron por no llevar puesta la mascarilla. Su familia sospecha que fue apaleado.

En lo que llevamos de año se han registrado en Cuba al menos otros dos casos de personas que han muerto bajo custodia policial. En enero, un joven falleció en Pinar del Río mientras era identificado por la Policía en una cola para comprar pollo. La versión oficial apunta a que se desvaneció y cayó de su propio pie debido a una supuesta descompensación de azúcar.

En abril pasado otro joven denunció que su padre había sido detenido tras denunciar un robo de arroz en la bodega en la que trabajaba como custodio, en el reparto Bahía de la Habana del Este. Murió en el calabozo supuestamente de un infarto sin que hasta ese momento tuviera padecimientos del corazón.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba