Díaz-Canel: De seguir fundando, a querer seguir fundiendo

La nueva campaña de comunicación de los comunistas cubanos hace aguas: ellos sólo han fundado un Estado de terror.

La Habana de Díaz-Canel, en una imagen reciente. Foto © CiberCuba

Miguel Díaz-Canel ha lanzado una nueva campaña de comunicación diseñada por algún iluminado del Comité Central del Partido Comunista que no ha pisado La Habana Vieja, La Güinera, Cárdenas o Palma Soriano en la vida. Ahora pretenden hacer sonar la matraca al ritmo de "Cuba seguirá fundando".

El primer paso ha sido elevar una mentira al nivel de eslogan panfletario y luego venderlo como "concepto". Empiezan por secuestrar la identidad nacional (la patria no es el PCC); después raptan la verdad (no se puede seguir haciendo lo que no se ha hecho) y por último enmascaran el abandono absoluto al que han estado sometidos durante décadas los barrios, pueblos y ciudades de toda la Isla mientras las inversiones se han concentrado en zonas turísticas y elitistas del país.

Como era de esperar Díaz-Canel ha tenido que explicarle incluso a los suyos lo que significa eso de "seguir fundando". En medio de una reunión montada supuestamente para prevenir y controlar el coronavirus soltó el bulo de que la 'revolución' "siempre ha fundado".

¿Se refiere a barrios como Alamar? Sí, ellos han fundado barrios obreros, arquitectónica y socialmente condenados a la pobreza y la marginalidad; desconectados del centro de las ciudades y sin servicios públicos de calidad. No es sólo cuestión de mal gusto. Es también discriminación.

Pero hay más ejemplos por todo el país. Ahí queda la Ciudad Nuclear, el asentamiento fantasma construido en Cienfuegos alrededor de una planta nuclear que jamás se inauguró, o la Facultad de Agronomía en la montaña, que se empezó a hacer en Guantánamo en el Período Especial y se quedó a medias hasta que cubanos sin techo empezaron a instalarse clandestinamente y no les quedó más remedio que reconvertir el inmueble en altar de la precariedad.

Hoy Díaz-Canel se ha visto obligado a recalcarle a su gente que tienen que reenfocarse en seguir fundando, pero esta vez mirando hacia la prosperidad. Admite, de esta forma, que en 63 años sólo han fundado un Estado pobre, donde hay más consignas que diálogo y más justificaciones que conquistas.

Los comunistas son los padres fundadores de la miseria cubana. Por eso da rabia escuchar al mismo hombre que llamó a la guerra de pueblo contra pueblo animando a los suyos a seguir fundando. No le basta el horror con que cree que ha sofocado las protestas del 11 de julio. Ahora quiere hacernos creer que son otros los que odian, los vulgares, los que llaman a la violencia. Demasiado tarde. Hemos visto a los que amenazan al pueblo con palos y armas largas y son los mismos que quieren seguir fundando.

Que después de 63 años este señor de la guerra nos diga que el escenario de actuación de los comunistas tiene que ser el barrio, nos obliga a preguntarnos cuál fue el escenario del capítulo anterior. ¿Dónde centraron sus esfuerzos en las últimas seis décadas? 

Los comunistas cubanos ya no pueden seguir fundando lo único que han fundado hasta ahora: un país de mentira y terror. En realidad, esta gente lo que quiere es seguir fundiendo los recursos del Estado. No hay dinero para jeringuillas, pero sí para comprar escudos antimotines. No hay dinero para aspirinas, pero sí hay para comprar esposas policiales; no hay viviendas, pero sí hay cárceles. Han diseñado un infierno a su medida.

No vamos a dejarlos que sigan fundiendo la nación de todos los cubanos. Para seguir fundando miseria tendrán que matarnos a todos: a los de dentro y a los de fuera. Esta gentuza no acaba de entender lo que significa estar puestos.

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba