Cubanos explotan ante precios de restaurante en Ciego de Ávila: “Una humillación a mis compatriotas”

El reconocido restaurante Solaris, ubicado en el edificio 12 plantas, oferta platos entre los 250 y 100 pesos por ración.

Facebook/Dante Yaumara
Restaurante Solaris, en Ciego de Ávila, y sus precios Foto © Facebook/Dante Yaumara

Cubanos en las redes explotaron ante la actualización de la carta del restaurante Solaris, en la ciudad de Ciego de Ávila, tras su reapertura por el mejoramiento de la situación epidemiológica del país.

El restaurante se localiza en el edificio 12 plantas de esa ciudad del centro del país, cercano al Parque Martí, y varios usuarios compartieron la nueva carta del servicio que está ofertando.

“Ciego de Ávila. El Restaurant Solaris reabre sus puertas con una amplia carta. Enhorabuena. Ahh!!!! Con nuevos precios en pesos cubanos”, dijo en Facebook el usuario identificado como Bárbaro Ricardo Martínez Hortelano, quien publicó los precios de cada plato del restaurante.

Precios del restaurante Solaris/Captura Revolico S.O.S Cuba

También la usuaria Dante Yaumara en Facebook compartió la información en la página del grupo Revolico S.O.S CUBA en esa red social.

“Precios actualmente del restaurante Solaris, aquí en Ciego de Ávila... pónganle corazón y continuidad... Resistiremos”, señala su publicación en la que difunde la carta actualizada del restaurante avileño.

En ambas publicaciones, los usuarios de la red social han expuesto decenas de comentarios críticos sobre los nuevos costos del servicio y el poder adquisitivo de los cubanos.

En la actual carta del restaurante, acorde con lo que algunos usuarios denominaron ‘precios del Ordenamiento’  -en referencia al plan de medidas impuestas por el gobierno en enero, para meter en cintura la economía de la isla-, 261 gramos de una chuleta de cerdo grillé cuestan 200 pesos cubanos, al igual que las lonjas de cerdo, pero con un poco menos de gramaje.

El plato más caro que oferta el restaurante es el cerdo guisado, a un costo de 250 pesos con 261 gramos, mientras que el más económico es el de picadillo de res, a 100 pesos con el mismo gramaje.

Los usuarios en su mayoría consideraron que los precios de la oferta de Solaris son una “falta de respeto para un pueblo trabajador”.

Muchos coincidieron que el “Estado tiene esos precios que son para dirigentes y personas que tengan negocios, porque para un trabajador de bajo salario o un jubilado no son. Entonces, seguimos con la clase alta y la clase baja, qué barbaridad, vamos de mal a peor”.

También consideraron que esa oferta es “para los policías y militares que ganan entre 10,000 y 15,000 pesos” y “si va una familia de cinco o seis hay que llevar el dinero en una maleta porque en el bolsillo no cabe”.

“Por Dios, qué horror. Con esos precios no podré ir nunca. Lo que gano con mi chequera no me alcanza ni para pagar la reservación del restaurante”, apuntó otra usuaria.

“Eso da tristeza. Para qué subieron los salarios si los precios no se corresponden con los salarios”; “Con esos precios, ni continuidad y menos resistiremos”; “Soñábamos con salarios buenos, que se pueda vivir sin hacer cosas malas para poder subsistir, pero esto es imposible con los precios altos. Así que seguimos en la misma situación o peor”, argumentaron otros internautas.

Entre los comentarios destacaron que esos precios están baratos si se comparan con los del restaurante Palmares de esa misma ciudad, donde un plato de pollo frito vale 350 pesos; uno de  bistec de res, 400; y el de ropa vieja, 370 pesos, por mencionar algunos.

Recientemente, la periodista del diario oficialista Invasor, Katia Siberia, hizo un análisis para demostrar que la inflación en Cuba no solo se sustenta en la devaluación de la moneda o el exceso de billetes. También, y por bastante margen, por la especulación creciente de los sectores formales e informales de la isla.

“Si asumimos que hay un exceso de circulante que se mueve polarizado, con montos que favorecen a una minoría, y que no hay ofertas para captarlo, el pronóstico es tristísimo para el bolsillo de la mayoría y promisorio para el pujante sector de la especulación”.

Aseguró, además, que en el país “parece estar confundiéndose inflación con especulación; imponiendo altos precios para sostener, quizás, una plantilla inflada o la ineficiencia de una mala gestión. De paso, podrían estarse generando utilidades que salen del estrago al bolsillo ajeno y no de la producción de nuevos bienes o de la prestación de servicios de calidad. Incluso, en la filosofía del revendedor se tiene que vender caro, al ser caro lo que luego se comprará; y así desatan una inflación premeditada, donde unos van ganando porque la mayoría está perdiendo”.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba