Rusia, Francia, España y Colombia como lecciones para Cuba

Resulta imprescindible que Cuba supere el tardocastrismo con una democracia plena con igualdad de oportunidades y justicia social

CiberCuba
Aviso en La Habana Foto © CiberCuba

Una vez consumados el empantanamiento de Rusia en Ucrania. el liderazgo parcial de Jean-Luc Mélenchon en Francia, el socavamiento social-comunista de la Transición española y las opciones presidenciales de Gustavo Petro en Colombia, es imprescindible que Cuba supere el tardocastrismo con una democracia plena, sustentada en la igualdad de oportunidades y justicia social.

Para desterrar el peligro comunista en Cuba no bastará con juzgar a los responsables de crímenes y represiones como la desatada por el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez y el magnate verde oliva Luis A. Rodríguez López-Calleja contra el 11J; sino que los cubanos deberán asociar democracia a riqueza y bienestar; cualquier otra apuesta facilitará el engorde electoral de los canallas empobrecedores.

Cuba necesita más que nunca de sus demócratas para conjurar el peligro que la casta verde oliva y enguayaberada degenere en empresarios enriquecidos con el patrimonio nacional y gramscianos de segunda vuelta, para beneplácitos de sus aliados en Estados Unidos, América Latina y Europa y gusañeros; que dirían; ven, no eran tan malos.

Como mismo Fidel Castro Ruz rechazaba seguir la senda moscovita de perestroika glasnot porque la revolución no la había hecho el Ejercito Rojo; los demócratas cubanos deben negarse a una solución extranjera que salve a los continuistas de quienes destruyeron la nación, inxiliaron y desterraron a millones de compatriotas que -en libertad- han mostrado honradez, solidaridad y capacidad para generar riqueza.

Mientras la mayoría de los cubanos -deseosa de un cambio estructural- no perciba a la oposición como una alternativa de libertad y progreso; no habrá un escenario propicio para derrotar definitivamente a la dictadura porque muchos ciudadanos recelan de quienes están atrapados en la denuncia y el diagnóstico sin aportar soluciones y rechazan de plano a quienes pretenden superar el tardocastrismo con totalitarismo raso de signo contrario.

Y las opciones de un cambio fraudulento no son pocas porque Cuba carece de importancia como aliado o adversario en el mundo actual, es apenas una mosca en el tablero geopolítico y, en una coyuntura así, lo menos complicado para el poder mundial es optar por un hijo de puta que sea su hijo de puta; como creyó en Rusia, donde cometió el disparate de cebar a la bestia debilitada; persuadido de que el enriquecimiento de Vladimir Putin y su corte neocomunista, produciría un efecto mutante en cocodrilos y leones, convirtiéndolos en criaturas vegetarianas y angelicales. Costoso error.

Francia acaba de vivir un naufragio del modelo post Segunda Guerra Mundial, con Emmanuel Macron como mal menor; tras las grietas del estado del bienestar; donde el comunista Mélenchon se ha erigido en líder de la izquierda, con un 20% de los votos, y aprovechando el exterminio electoral del otrora poderoso Partido Socialista; en España, la situación es parecida en cuanto a la crisis de los dos grandes partidos de la Transición, Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Partido Popular (PP), que han cedido poder a Unidas Podemos (UP) y Vox; por no afrontar adecuadamente la crisis financiera de 2007 y sucesivas, cuando los españoles han perdido calidad de vida, llegando casi a la desaparición de la clase media, columna vertebral y seña de identidad de la democracia.

El ascenso de Gustavo Petro en Colombia obedece a la combinación de un agotamiento del establishment tradicional, incapaz de reducir la pobreza y la corrupción; pese a las espectaculares cifras macroeconómicas post Covid; el hartazgo de millones de colombianos reducidos a cien años de soledad y la habilidad del candidato para ocupar un espacio notable del escenario político, cambiando balas por votos e intentando borrar las huellas de su pasado terrorista, justificado como respuesta al terror paramilitar; siendo comunista desde chiquitico.

Una vez cosechado el mal, aparecen la derecha y sus exégetas alarmados por una inminente amenaza castro-chavista a Colombia, donde los principales contendientes de Petro sumarían más de diez millones de votos; es decir, que habrían ganado la primera vuelta electoral, con amplio margen, si no estuvieran en la bobería frente a la inteligente penetración de La Habana y sus peones venezolanos, de la que solo se acuerdan cuando truena, en vez de enfrentarla y neutralizarla.

Los errores ajenos no deben superarse nunca con horrores propios -sobre todo. cuando abundan tantos nostálgicos del Aparato bolchevique como odiadores de Estados Unidos, que tampoco contribuye a la claridad con una errática política exterior, a medio camino entre la parálisis y la inoportunidad de lanzar mensajes erróneos a destinatarios equivocados, deseosos de pasarle la cuenta por agravios remotos; como ocurre en la decadente cultura política cubana, desde los arranques del siglo XX.

La derecha mundial ha vuelto a hacer gala de su decadencia y vocación suicida ante la izquierda post Muro de Berlín, que no solo ha conseguido rearmarse ideológicamente como melones; verdes por fuera y rojos por dentro; sino que gobierna y puede gobernar en varios países por la vía de las urnas; para alegría del tardocastrismo en fase terminal; como ha ocurrido -con matices diferenciadores- en Argentina, Bolivia, Chile y Nicaragua.

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba