Maribel, con sus dos hijos y sus nietos. Foto © Maribel Monte.

"Emigrar es difícil, pero vale la pena si sabes aprovechar las oportunidades del país que te recibe"

Este artículo es de hace 1 año

Maribel Monte es cubana y salió de la Isla en 2012. Se fue a Tenerife, Canarias, porque tiene nacionalidad española. Una vez en Europa, lo pensó mejor e hizo las maletas y se mudó a Estados Unidos. Había llegado justo cuando España atravesaba la peor crisis económica de toda su historia.

Los hijos y nietos de Maribel Monte. Foto: Maribel Monte.

La familia de Maribel Monte siempre había estado muy unida. Ella tiene dos hijos y los crió con apego porque de niños se quedaron huérfanos de padre, cuando eran aún muy pequeños. Estando fuera de Cuba perdió a su madre en la Isla y no pudo despedirse de ella.

A los dos años de estar en Miami, se le unió su hija, utilizando la misma vía que ella: la española. En junio de 2014, Maribel Monte reclamó a Rubén, el hijo que le queda en Cuba. Le dieron cita para la entrevista en la embajada el 30 de agosto de 2017.

El hijo y el nieto de Maribel Monte que siguen en Cuba. Foto Maribel Monte.

"El día que me llamaron de USCIS para decirme que mi hijo ya tenía la entrevista programada, fue tanta la emoción y la alegría que me eché a llorar. Por fin iba a tener a mi familia unida para siempre", comenta Maribel Monte a CiberCuba.

Su hijo Rubén fue a la entrevista y perdió su trabajo como profesor de inglés. Estaba a la espera de que le dieran la visa cuando casi un mes después de su cita en la embajada, el 29 de septiembre de 2017, el Departamento de Estado de Estados Unidos anunció que retiraba el 60% de su personal diplomático de Cuba y suspendía los trámites migratorios en la Isla a raíz de los ataques acústicos a 26 funcionarios norteamericanos. A día de hoy ni FBI y CIA han dado con las causas ni los autores del escándalo sónico. Las familias cubanas siguen separadas porque desde entonces está paralizado el Programa Parole de Reunificacióin Familiar.

Maribel Monte: "El tiempo perdido no se recupera". Foto: Maribel Monte.

Maribel Monte cuenta los días que pasan sin que su hijo pueda salir de Cuba. "Ya hace 14 meses que está a la espera del visado", apunta.

A ella no le importa el dinero que ha tenido que invertir en tramitar la reclamación. "Eso es lo de menos", dice.

Lo que le quita el sueño es no poder reunirse con él en Miami. "Paso muchas noches en que apenas puedo conciliar el sueño. En ocasiones, la comida no me pasa. Sufrí la muerte de mi madre estando acá (en Miami) y sé que el tiempo perdido no se recupera", explica a CiberCuba.

Rubén, hijo de Maribel, con su sobrina de Estados Unidos en brazos. Foto: Maribel Monte.

Ella no se imagina qué será de su familia si el Departamento de Estado decide eliminar la tramitación del Parole de Reunificación Familiar. "Si el Parole no regresa sería algo muy difícil para mí y para mis hijos. Ya mi hija tiene una vida acá. Se casó, tiene una bebé, tiene muy buen trabajo, además se está preparando para su ingreso en la universidad para estudiar Enfermería que fue lo que estudió en Cuba. Por mi parte pase unos cursos y estoy trabajando en lo que me gusta, que es la atención a las personas de la tercera edad. Regresarme a Cuba creo que no sería la mejor opción y no puedo dividirne. Por un lado tengo aquí a mi hija y a mi nieta y por otro lado tengo allá a mi hijo y a mi nieto. Somos muy unidos y esos lazos fueron más fuerte al morir mi esposo y quedarnos los tres solos. Entonces mis hijos se hicieron inseparables. Ellos, gracias a Dios, se aman por encima de cualquier obstáculo. A pesar de la distancia enseñan a sus hijos el amor entre primos hermanos, tienen una relación muy fraternal, pero esta separación nos ha marcado mucho y estamos sufriendo".

La nieta y el nieto de Maribel Monte: la niña vive en Estados Unidos y el niño, en Cuba. Foto: Maribel Monte.

Para Maribel Monte ha sido difícil regresar a Cuba. "Han sido duros tanto los encuentros como las despedidas. Tuve que dejar mi madre un día y no pude verla antes de morir. Eso es durísimo. Ahora con mi hijo y mi nieto, que apenas los veo, pienso que puede pasar algo y podría no verlos más. Todo puede pasar".

Pese a que ningún político parece perder el sueño por la reanudación del Parole, ella defiende que "son nuestros representantes y debemos tener confianza en ellos".

La familia de Maribel Monte. Foto: Maribel Monte.

"Yo pienso que esto fue un golpe de mala suerte. Hasta el momento no se sabe a ciencia cierta cuál ha sido el origen de esos ataques acústicos y veo muy justo el cierre de la embajada. Estaba en juego la vida de los diplomáticos y sus familias, aunque por desgracia haya sido en detrimento de muchos".

"Lo más difícil de esta separación, es ver pasar el tiempo sin nuestros seres queridos al lado, no poder estar juntos en los momentos más importantes de nuestras vidas. Por otro lado creo que emigrar desde cualquier punto de vista que se vea suele ser un proceso difícil, especialmente cuando la mayoría de tus afectos se quedan en tu país de origen o no emigran contigo, pero vale la pena cuando se sabe aprovechar las oportunidades que te da el país donde decides vivir".

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.