Persona en silla de ruedas en Cuba Foto © CiberCuba

Organización independiente exige a Díaz-Canel una ley para proteger a personas con discapacidad

La Red de Cultura Inclusiva, una organización independiente que se dedica a asistir y velar por los derechos de las personas con discapacidad en Cuba, le envió una carta al gobernante Miguel Díaz-Canel en la que le exige la promulgación de una ley que proteja a estos ciudadanos, en consonancia con lo que establece al respecto la Convención de Naciones Unidas.

Según explicó a Martí Noticias Juan Carlos Linares, presidente de la Red, la misiva también se envió a las asociaciones como la ANCI, la ANSOC y la ACLIFIM, a las que acusó de responder a los intereses del régimen.

“La discriminación política, de estirpe ideológica, está presente en los estatutos de estas organizaciones porque establecen que las personas con discapacidad que van a integrar su membresía tienen que defender a la Revolución Cubana y al sistema socialista”, criticó Linares.

En su opinión, esta parte de la población se encuentra desprotegida, pues no existe ley que regule de manera específica sus derechos y que unifique todos los contenidos que tratan sobre discapacidad, loa cuales están ahora regulados en diversos cuerpos legales.

“Se encontraron 68 documentos legislativos y más de 115 instancias en las que utilizaron términos inadecuados como discapacitados, minusválidos, incapacitados, entre otras expresiones que contribuyen a la estigmatización y marginación de las personas con discapacidad”, expresa el documento enviado por la Red de Cultura Inclusiva.

Linares precisó que una ley también es indispensable para crear las condiciones que las personas con discapacidad necesitan para mejorar su autonomía personal y su inclusión en la sociedad, mediante la edificación de entornos accesibles.

“Tiene que ver con la arquitectura urbana, la falta de rampas, la falta de elevadores, la falta de señalizaciones para las personas sordas o con déficit de audición; en los semáforos, los pisos podotáctiles para que las personas que no tienen visión puedan guiarse y también el acceso a una educación inclusiva”, detalló.

La Red de Cultura Inclusiva no se presenta como grupo opositor, pero mantiene varios reclamos al gobierno. Por ello, sus miembros han sufrido acciones represivas por parte de las autoridades, que prohíben la existencia de una institución de este tipo que no esté supeditada al Estado. Ellos alegan que solo pretenden velar por que Cuba sea más inclusiva para las personas con discapacidad, apoyando a personas vulnerables y exponiendo sus denuncias y necesidades ante organismos de derechos humanos.

Mientras, muchos cubanos con impedimentos físicos se quejan de la falta de atención de las instituciones dedicadas a garantizar sus derechos, y ante el insuficiente apoyo del Estado, quedan condenados a subsistir gracias al apoyo de familiares, amigos, vecinos o incluso de la caridad internacional.

 

 

 

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985