Diputada Mariela Castro Espín, directora del CENESEX Foto © Granma

¡Ay, Mariela Castro Espín; gracias Edmundo!

La compañera Mariela Castro Espín, que hace revolución incluso durmiendo, acaba de protagonizar otro de sus toqueteos habituales de gavetas con cucarachas, quejándose de la distorsiónsobredimensión de aquellas escuelas en el campo de Camagüey, donde 25 mil personas trabajaron voluntariamente, en la necesaria producción de alimentos, que mató a siete cubanos y provocó el suicidio ulterior de otro.

El cuartico está peorcito porque el gobierno ha pedido a los hambreados cubanos que donen dinero para la producción alimentaria, abriendo cuentas estatales en sucursales del Banco Central en provincias e Isla de la Juventud, que aceptarán pesos y CUC.

Fidel Castro Ruz había asumido su responsabilidad en la creación y funcionamiento de las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), que achacó en parte al cerco norteamericano, y dejó para el futuro la fórmula de ¿perdón sin olvido? que elijan los cubanos para solventar los experimentos con hormonoterapia para homosexuales bajo reclusión forzosa junto a desafectos, lúmpenes y demás clasificaciones Made in KGB.

Pero la diputada Castro Espín reabrió la herida, recordando la tarde remota en que su mamá le contó de un francés colaborador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), que recomendó abandonar aquellas prácticas totalitarias.

Desgraciadamente, una parte de la opinión pública, publicada y de la Comunidad LGTBI cubanas mordió el anzuelo de Mariela Castro Espín y -conmovida por el intento de manipulación del horror - reaccionó emocionalmente, como hacen los pueblos que suplantan realidades con entusiasmo, camino de su exterminio final.

Las palabras de Mariela Castro Espín son otro intento de blanqueamiento de la responsabilidad de su padre, Raúl Castro Ruz, y de su tio Fidel; en las prácticas totalitarias comunistas padecidas por Cuba en los últimos 61 años y -si alguien lo duda- solo debe revisar el vídeo de la entrevista con Edmundo García donde la entrevistada dice sin recato que la UMAP fue culpa del Ministerio del Interior (MININT).

La diputada más dicharachera del arco parlamentario cubano debe volar con urgencia a Holguín, a confesarse con Monseñor Emilio Aranguren Echeverría por si quedara huérfana de padre frente al Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez que -cual sarraceno verde oliva- ordenaría su degollamiento al amanecer, como ocurría a los infieles en amaneceres medievales.

¿Cómo se habrá sentido Ramirito con esa ocurrencia marielana de señalarlo como el principal turoperador de aquellos viajes a las escuelas en el campo repartidas por la llanura camagüeyana, entre 1965 y 1968?

Sorprende que una psicóloga se remonte medio siglo atrás y obvie la derrota sufrida ante el clan ortodoxo del Partido Comunista de Cuba (PCC) y la Iglesia Católica -ahora ya cerca del poder y lejos del pueblo, en ese sendero de agua bendita, caminos inescrutables y escuelas privadas- en la Asamblea Nacional del Poder Popular, con el famoso artículo 68 del borrador de Constitución, que finalmente fue el número 82.

A ver, refresquemos la memoria, lo que fue aprobado en el referendo del 24 de marzo de 2019 fue lo siguiente:

ARTÍCULO 82. El matrimonio es una institución social y jurídica. Es una de las formas de organización de las familias. Se funda en el libre consentimiento y en la igualdad de derechos, obligaciones y capacidad legal de los
cónyuges.
La ley determina la forma en que se constituye y sus efectos.
Se reconoce, además, la unión estable y singular con aptitud legal, que forme de hecho un proyecto de vida en común, que bajo las condiciones y circunstancias que señale la ley, genera los derechos y obligaciones que esta disponga.

DECIMOPRIMERA: Atendiendo a los resultados de la Consulta Popular realizada, la Asamblea Nacional del Poder Popular dispondrá, en el plazo de dos años de vigencia de la Constitución, iniciar el proceso de consulta popular y referendo del proyecto de Código de Familia, en el que debe figurar la forma de
constituir el matrimonio.

Como diría El Guayabero, hasta 2022 no hay trabajo, o sea, cuando indique el compañero Homero Acosta, siempre después de la jubilación del actual Primer Secretario del PCC y con esto del coronavirus y la probable reelección de Donald Trump, igual tenéis que posponer tu sueño de convertirte en Pigmalión de gays y lesbianas dentro de la revolución.

Pero como la Magdalena hace rato que no está para tafetanes, aquí dejo una lista de cubanos presos en la UMAP de ahora mismo (es un recurso inspirado en tuiter soñador) por si la compañera Castro Espín decide hacer algo por ellos, que solo han descubierto -antes que ella- el goce de la diferencia y, así, ahorra a hijos, sobrinos y nietos la angustiosa e ingrata tarea de intentar explicar lo inexplicable:

Dagoberto Valdés (Director del Centro de estudios Convivencia, llamado despectivamente Ingeniero en yaguas, por los carceleros de la actual UMAP).

Sandra Abdallah-Álvarez Ramírez (Negra cubana tenía que ser).

Oscar Casanella (científico despedido de su trabajo).

Berta Soler y las Damas de Blanco.

Norges Rodríguez (Yucabyite).

Isbel Díaz Tórres y Jimmy Roque Martínez (Guardabosque). Y de paso, que repongan a Jimmy en su puesto de optometrista en el Hospital Militar Carlos J Finlay, de Marianao.

Ariel Ruiz Urquiola (Científico, despedido de su trabajo y acosado en una finca arrendada en Viñales)

Maykel González Vivero (Tremenda nota).

Yoe Suárez (Periodista Independiente).

Omara Ruiz Urquiola (Profesora despedida de su trabajo).

Luis Manuel Otero Alcántara (Artista plástico)

Yeliney Lescaille y Olaine Tejada, (Judíos Bnei Anusim, de Camagüey, donde funcionó la antigua UMAP).

Iliana Hernández (Periodista independiente).

Abraham Jiménez Enoa (El Estornudo).

Mónica Baró Sánchez (Premio Gabo de Periodismo).

Camila Acosta (Periodista independiente).

Ismario Rodríguez Pérez (Periodista independiente).

Enix Berrio Sardá (Economista y profesor expulsado de la Universidad de La Habana).

Juan Antonio Madrazo Luna (Coordinador Nacional del Comité Ciudadano por la Integración Racial).

José Daniel Ferrer (UNPACU).

Martha Beatriz Roque Cabello (Economista, expulsada de la Universidad de La Habana).

Roberto Quiñones Haces (Periodista independiente).

Rafael Almanza Alonso (Intelectual experto en la obra de José Martí, en Camagüey, donde funcionó la UMAP).

Henry Constantín Ferreiro (La Hora de Cuba, en Camagüey, donde funcionó la UMAP).

Bernardo de Quesada Salomón (Pastor de la iglesia "Fuego y dinámica", en Camagüey, donde funcionó la UMAP y le derribaron un templo que construyó junto con sus feligreses)

Yorbis Bravo Denis (Pastor del Movimiento Apostólico y Pastores por el cambio, en Camagüey, donde funcionó la UMAP.

Luz Escobar Pérez (14 y medio).

Reinaldo Escobar Casas (14 y medio).

​​​Yoani Sánchez Cordero (14 y medio), la gallita que, en una conferencia, te preguntó si los cambios que se avizoraban para  homosexuales se extenderían después a derechos políticos, económicos y sociales de los cubanos.

Posiblemente, la Directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), cubana al fin y al cabo, reaccione emocionalmente ante el listado de presos contemporáneos, pero antes de tuitear, debía pensar en que con exabruptos nada consigue, salvo que los generosos donantes europeos y norteamericanos de su ¿ONG? adscrita al Ministerio de Salud Pública (MINSAP) reduzcan o corten la financiación en euros y dólares y dejen desamparados a los estrategas de rosa y verde olivo.

En cuanto al compañero Edmundo García, que tan valiosos servicios presta a la patria, no debe sentirse defraudado con las majaderías de su amiga Mariela; basta con que se mueva la noche, nunca más oscura que justo antes del alba.

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985