Homenaje a brigada médica cubana en Lombardía. Foto © Emanuela Nichetti / Facebook

Brindan un acto de homenaje a brigada médica cubana en Lombardía

Las autoridades de la ciudad italiana de Crema, Italia, organizaron un acto de homenaje a la brigada médica cubana Henry Reeve, integrada por 52 especialistas antillanos, que brinda sus servicios en la región de Lombardía, donde la pandemia del coronavirus ha causado los mayores estragos dentro del país europeo.

Los médicos cubanos, señalados de continuo como meras herramientas de propaganda política y víctimas de explotación por parte del régimen de La Habana, recibieron su homenaje en la céntrica Plaza del Duomo de la mencionada urbe.

En ese lugar, los 36 médicos, 15 enfermeros y un especialista en logística recibieron el reconocimiento. Allí estuvieron presentes además el embajador de Cuba en Italia, José Carlos Rodríguez, el cónsul general en Milán, Llanio González, y la presidenta de la Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba (Anaic), Irma Dioli.

Una nota de la prensa oficialista explica que en todo momento los asistentes al acto llevaron sus rostros cubiertos por mascarillas a la vez que respetaron las medidas de distanciamiento social impuestas para evitar la propagación del virus.

En el homenaje también estuvo el secretario de Salud y Bienestar del gobierno de la región de Lombardía, Giulio Gallera y la alcaldesa de Crema, Stefanía Bonaldi, quienes siguieron de cerca la labor de la brigada encabezada por el galeno cubano Carlos Ricardo Pérez.

La presidenta de la Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba (Anaic), Irma Dioli agradeció a las autoridades de Crema, las atenciones dispensadas a la brigada de cubanos y calificó la presencia de los colaboradores cubanos de la salud en esa ciudad, como “un acontecimiento histórico a nivel mundial”.

Luis Ángel Sánchez Rodríguez, especialista en Medicina General Integral, contó que, en gesto de gratitud, “al travesar por una céntrica calle de la ciudad, todas las personas salieron de los locales y comenzaron a aplaudir desde ambos lados de la calle”. “Fue increíble, sobrecogedor”, dijo al portal oficialista Cubadebate.

Según el sitio, más de 5 000 atenciones médicas, 3 668 de enfermería y 210 altas médicas pueden atribuirse a la participación de los colaboradores médicos cubanos. A su llegada a suelo italiano, los galenos de la isla fueron recibidos con aplausos, cuando Lombardía sumaba ya 3095 fallecidos por el brote surgido en la ciudad china de Wuhan.

“Todos tenemos miedo, pero tenemos un deber revolucionario que cumplir, así que eliminamos el miedo y lo ponemos a un lado”, confesó entonces a la agencia Reuters Leonardo Fernández, un especialista en cuidados intensivos.

“Los médicos cubanos son una oportunidad extraordinaria”, había dicho Giulio Gallera por esas fechas.

Hasta este sábado, Italia reporta 229.327 casos confirmados de coronavirus y 32.735 fallecidos por la pandemia. A pesar de las elevadas cifras, las últimas semanas muestran un crecimiento ostensiblemente menor que en meses anteriores, cuando el país representaba, junto a España, una de las naciones más golpeadas por la enfermedad. Un total de 138.840 personas se ha recuperado de la COVID-19 en suelo italiano, de acuerdo con los datos de la universidad estadounidense Johns Hopkins.

En abril de 2020, en otra región, las calles de Andorra La Vella -capital del principado de Andorra- se ambientaron con personas entonando el himno nacional de Cuba como muestra de agradecimiento a los servicios prestados por el personal sanitario de la isla.

De ese grupo, se conoció que uno de los médicos que lo componían, dio positivo al coronavirus, complicándose así la incorporación de los galenos a sus labores, pues algunos fueron puestos en cuarentena a raíz de identificarse el contagio.

Este ha sido otro rostro de las colaboraciones cubanas, pues el descrito anteriormente no representa el único caso de infección de trabajadores sanitarios en el extranjero. También en el pasado mes de abril, una cooperante cubana integrante de una misión en Angola resultó positivo a las pruebas para diagnosticar coronavirus, según Sílvia Lutucuta, ministra de Salud en la nación africana.

Algún tiempo antes, Javier Nart, eurodiputado y representante del grupo político Renew Europe, advirtió a autoridades españolas y europeas del problema ético al contratar médicos cubanos por estar “en situación de servidumbre”.

Nart subrayó que el régimen de La Habana confiscaba a los médicos entre el 75 y el 90% de sus ingresos, al tiempo que hizo énfasis en la ignorancia de la comunidad internacional respecto de los modos en que funcionan las misiones cubanas.

“Esto confronta todas las normas de la Organización Internacional del Trabajo. Y en ningún país democrático se admitiría que el Estado se quedara con ese porcentaje del trabajo de una persona”, dijo, refiriéndose a la gran parte de las ganancias de las cuales se apropia el gobierno de la Isla dirigido por Miguel Díaz-Canel y Raúl Castro.

Entretanto, el régimen ha encomiado el trabajo de su sistema sanitario frente a la expansión del coronavirus, y ha expresado en más de una ocasión que cuenta con todo el personal e instalaciones necesarios para cubrir la situación de la isla aun con el envío de galenos a otras partes del mundo. 

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985