En funcionamiento más de 530 ómnibus en La Habana, según gobierno

La medida se discutió "con seriedad" antes de que se anunciara la flexibilización de las medidas de control adoptadas para la capital cubana

Cibercuba
Transporte Público en La Habana (imagen referencial) Foto © Cibercuba

Este artículo es de hace 1 año

El transporte público de La Habana arrancó este sábado con más de 530 ómnibus, los que deben transportar pasajeros con un aforo de hasta el 80 por ciento de su capacidad, aseguraron fuentes oficiales de la capital. 

La medida se discutió "con seriedad" antes de que se anunciara la flexibilización de las medidas de control adoptadas para la capital cubana y que están vigentes desde el 1 de octubre, aseguró en su portal web Tribuna de La Habana.

Este sábado se reanudó la movilidad de la población a través del servicio que presta la empresa estatal de ómnibus públicos de la capital, luego de un mes de suspensión debido al elevado número de contagios del nuevo coronavirus y porque estos espacios son un lugar que incrementa considerablemente las probabilidades de contagio.

La reactivación del servicio conlleva una serie de medidas de protección y distanciamiento individual, como el uso obligatorio de mascarillas por parte de choferes y pasajeros, establecer límites en la cantidad de pasajeros que se montarán en la primera parada y la señalización en el interior de los vehículos de dónde deben ir los pasajeros para que se respete la distancia interpersonal recomendada por las autoridades sanitarias.

De manera excepcional este sábado no reiniciaron sus servicios las lanchitas que cruzan la bahía de La Habana con destino a Regla y Casablanca y por tanto las autoridades decidieron reforzar el traslado hacia esas dos localidades a través de vehículos terrestres. Si advirtieron que una vez que inicie el servicio, el aforo máximo permitido es de 50 personas de pie.

Respecto al traslado de personas a las playas, si bien está permitido el baño en estos espacios públicos, las autoridades de la capital mencionaron que quienes lo hagan deberán hacerlo por sus propios medios y una vez allí respetar las medidas de seguridad.

El 1 de septiembre último entró en vigor el Decreto 14 del Consejo de Ministros que estableció las contravenciones y sanciones a aplicar en La Habana,de manera temporal, con el fin de recrudecer las medidas de control para evitar la propagación del COVID-19 en esa ciudad con más de 2 millones de habitantes.

Durante 30 días se mantuvo en pie una medida donde se impusieron multas de hasta 3 mil pesos y según las autoridades locales se recaudaron más de 17 millones, una cifra elevada teniendo en cuenta el bajo nivel de ingresos económicos de los cubanos.

A partir de octubre se relajaron las medidas, aunque se mantiene vigente el Decreto, pero se permite la apertura de algunos servicios privados y estatales con aforo limitado, el transporte y  otras medidas que deben ser cumplidas por la ciudadanía.

Los representantes de la dictadura en la capital insisten en que estas medidas son necesarias pero en todo este tiempo se han recibido denuncias de abuso por parte de las autoridades competentes, quienes aplicaron mal las sanciones o fueron arbitrarias en sus decisiones.

CiberCuba ha documentado en varios reportes periodísticos estos incidentes, dejando constancia de los atropellos que vivió la población habanera en nombre de la seguridad colectiva.

Un vecino de Marianao fue multado con 2 mil pesos por llevar un paquete de pollo en un municipio distinto al suyo mientras que otro del Cotorro fue acusado, sin pruebas, de revender aceite y picadillo, algo que el hombre alegó que compró en un mercado estatal y era para consumo personal.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba