Katherine Bisquet junto a Omara Ruiz Urquiola y Anamely Ramos Foto © Facebook / Katherine Bisquet

Katherine Bisquet también entrará en huelga de hambre: "Estas personas van a morir luchando contra una injusticia"

La escritora cubana Katherine Bisquet Rodríguez, quien se encuentra desde el lunes dentro de la sede del Movimiento San Isidro, dijo en redes sociales que este sábado entrará también en huelga de hambre si no hay una respuesta de apoyo entre los cubanos de la isla.

"Los cubanos necesitan saber que estas personas van a morir luchando contra una injusticia. Hoy, a las 72 horas de huelga de mis amigos, si un número significativo de cubanos justos no ha reaccionado y no sale a las calles a protestar por esta doble injusticia, entraré yo también en huelga de hambre", escribió Katherine en su cuenta de Facebook.

"Familia, hay 3 hombres que están muy débiles ya, no basta con dar like y compartir en redes, se necesitan más acciones reales", dijo Iliana Hernández en Facebook el viernes, en referencia al deterioro físico de Luis Manuel Otero Alcántara, Maykel Osorbo y Esteban Rodríguez, que se encuentran en huelga de hambre y de sed.

Katherine Bisquet, de 27 años, había estado dedicándose a cuidar a los huelguistas, atenderlos y divulgar la información de lo que va pasando dentro de la sede del Movimiento San Isidro. 

"Las cosas se cocinan hervidas para no despertar el deseo. Comemos apartados. Mi mente se resiste a penetrar demasiado profundo en sus propios vericuetos. Mi accionar debe ser efectivo, óptimo. Mi cuerpo siente el peso de estas vidas, el de la mía propia", contó en un emotivo texto que publicó en la revista independiente El Estornudo.

Este 16 de noviembre, en el aniversario 501 de La Habana, Katherine convocó desde el Movimiento San Isidro un "susurro poético", que consistía en leer poesía durante una peregrinación que incluiría la casa de Denis Solís en la calle Paula, la esquina en donde fue detenido; la estación policial de Cuba y Chacón, donde estuvo dos días arrestado antes de ser enviado a la prisión de Valle Grande; todo con el fin de exigir la liberación de Denis Solís.

Ante la represión de los agentes de la Seguridad del Estado, las múltiples detenciones arbitrarias que sufrieron los activistas durante tres días y el feroz cerco policial en los alrededores de la sede del Movimiento San Isidro, el susurro poético devino encierro, y el encierro se convirtió en huelga de hambre, cuando le impidieron a la vecina que los ayudaba llevarles comida y le quitaron todo el dinero que tenía.

Las demandas de los activistas acuartelados dentro del Movimiento San Isidro son la liberación del rapero Denis Solís, arrestado por sus ideas políticas y condenado a 8 meses de prisión en un juicio sumario; la devolución del dinero que le quitaron a su vecina Daylys Bandera y el cierre de las tiendas en moneda libremente convertible en todo el país.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985