Ian Padrón recuerda que su padre también sufrió la censura del Gobierno de Cuba en carta abierta por los sucesos en el MINCULT

El cineasta publicó una carta abierta a raíz de los sucesos del 27 de enero frente a la sede del Ministerio de Cultura.

Ian Padrón Foto © Captura de vídeo YouTube / Ian Padron

El cineasta cubano, Ian Padrón, recordó en una carta abierta por los sucesos en el Ministerio de Cultura (MINCULT), que su padre fue uno de los creadores que sufrió la censura del Gobierno de Cuba.

Ian inicia su narración explicando que en 2003 el ICAIC censuró su documental Fuera de Liga, sobre el béisbol cubano. Pasó meses buscando el diálogo con la institución pero recibió el silencio como respuesta y esa “ausencia de debate”, devino en continuos eventos de intolerancia por parte de funcionarios que culminaron en agresiones verbales y físicas hacia él, en pleno lobby del ICAIC.

"En medio de esa “tormenta”, mi padre Juan Padrón me pidió que no me dejara paralizar ante estos lamentables hechos. Fue entonces que por primera vez conversamos sobre algo que para mí fue muy revelador: Él también fue censurado y subvalorado en algún momento, al igual que otros grandes que admiraba como Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Pastor Vega o Pedro Luis Ferrer", cuenta el cineasta en su perfil de Facebook.

Ian asegura que su padre concluyó aquella conversación emocionado. “La única victoria real que tuve ante la incomprensión fue seguir creando. Confía en el público cubano y en el tiempo; son ellos los que siempre tendrán la última palabra”, le dijo Juan Padrón.

En su mensaje Ian se refirió también a algunas figuras, e instituciones dentro del ámbito cultural en Cuba que se posicionaron en algunos momento a favor de quienes catalogó de 'incomprendidos'.

"Hasta donde investigué, personas como Haydeé Santamaría promovieron espacios desde La Casa de Las Américas a favor de esos “incomprendidos”. Ante ese ejemplo otras instituciones se arriesgaron a darle espacio a esos artistas que eran tildados de “inadaptados” o “que le hacían el juego al enemigo". Por eso existen hoy los Vampiros en La Habana, El Unicornio azul, Ojalá, Yolanda, Elpidio Valdés, El breve espacio en que no estás, Retrato de Teresa, 100% cubano y La vaquita Pijirigua entre muchos ejemplos similares. Referencias imprescindibles en la cultura nacional, fruto de esos mismos artistas antes etiquetados como `conflictivos´", expresó Ian.

Sin embargo, la reacción de Casa de Las Américas, ante los hechos del 27 de enero, no fue a favor del diálogo, ni en apoyo a los jóvenes manifestantes, como puede leerse de un mensaje difundido por el portal La Ventana donde definió lo ocurrido como "parte de un escenario de provocación y desestabilización montado para confundir".

Silvio Rodríguez, por su parte, prefirió hacer la vista gorda, indicando que no pudo ver los vídeos que muestran la violencia de los funcionarios del Estado contra los manifestantes pacíficos.

El cantautor cubano, Pedro Luis Ferrer, en cambio, expresó públicamente su profundo rechazo al uso de la fuerza por parte de trabajadores del MINCULT. Señaló que los manotazos (en clara referencia a la actitud de Alpidio Alonso) sirven para no tener que discutir lo que no conviene y dijo estar triste y muy preocupado por el “destino espiritual” del pueblo cubano.

Una de las preocupaciones que tiene Ian Padrón con respecto a los hechos acontecidos el 27 de enero frente a la sede del MINCULT está en que los medios oficialistas tildan de "mercenarios" a los jóvenes manifestantes.

"Llamarle mercenario es una acusación muy seria que puede traer consecuencias morales para él, su familia y sus amigos. Lo sé en carne propia", aseguró Padrón.

La actitud violenta de los funcionarios de Cultura, con el ministro Alpidio Alonso al frente, el cineasta cubano la interpretó como una torpe declaración del MINCULT de que no quiere más manifestaciones frente a su sede.

En este sentido considera que es algo "congruente con la Cuba de hoy". Sin embargo, piensa que de ese punto a arrestar e intentar etiquetar de “asalariados del imperio” a todos los que allí estaban hay una generalización que puede llegar a ser "peligrosa".

Ian se cuestiona qué pasará con todas las personas que pueden ser inocentes de semejantes acusaciones; y si hay realmente posibilidades de diálogo en Cuba bajo preceptos de acusación sin derecho a réplica.

De igual manera aprovecha su carta abierta para hacer un llamado a la reflexión, tanto para los artistas cubanos como para las instituciones del Estado.  

"Pido a los artistas cubanos que por favor profundicen en todo lo que ha pasado y a las instituciones culturales que “no boten el sofá”. Traten de conocer a estas personas que allí estuvieron, no le den la espalda. El resto del mundo está lleno de “jóvenes” cubanos que no encontraron espacio en la sociedad cubana y tuvieron que buscar otros horizontes. La gran mayoría también somos honestos y amaremos a nuestra patria hasta el final de nuestros días", indicó el cineasta.

"Si de un lado se sentían amenazados por la presencia policial y por el otro, la institución se siente amenazada por los teléfonos filmando; es señal inequívoca que no estaban dadas las condiciones para un dialogo real. Creo que en eso ambas partes tienen responsabilidad de hacerlo mejor", señaló.

El cineasta considera que "el día que se produzca ese necesario diálogo y se quiera demostrar confianza mutua; deberá ser a puertas abiertas, con cámaras y medios estatales, foráneos o independientes; sin secretismos ni desconfianzas en el prójimo".

El mensaje de Ian Padrón va dirigido a quienes "aún se permiten escuchar una opinión" y reitera su rechazo a la violencia ejercida por funcionarios del Estado contra el grupo de jóvenes artistas y periodistas independientes que se manifestaron pacíficamente el 27 de enero frente a la sede del MINCULT.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba