Israel Rojas (i) y Sandro Castro (d) Foto © Collage Facebook/Buena Fe- Instagram/Sandro Castro

Israel Rojas dice que el video de Sandro Castro en un Mercedes "es solo la estupidez de un inmaduro"

El cantante cubano Israel Rojas ha restado importancia a las imágenes virales de Sandro Castro a bordo de un Mercedes Benz. Ha dicho que se trata “solo" de "la estupidez de un inmaduro”, aunque admite que es un video “grosero, irresponsable e irrespetuoso”.

Con el elusivo título “Palabras de Israel Rojas sobre video viral”, Alma Mater recoge las palabras del líder de Buena Fe, quien tras su personal "análisis" de la cuestión, acabó remitiendo nada menos que al hijo de José Martí -Francisco José Martí y Zayas Bazán- y a la participación de este en la Masacre de los Independientes de Color, a comienzos del siglo XX, para justificar la hipótesis principal de su escrito: “La grandeza no es hereditaria”.

“Me mandan un video de un joven, presumiendo de la velocidad que agarra su vehículo en la carretera. Un carro en Cuba es un artículo que en el imaginario colectivo, pareciera que distingue y ubica en la cima de la jerarquía social. Aún hoy se identifica como un premio de vanguardias. Evidencia de éxito económico. Privilegio de pocos”, comienza diciendo el músico, que precisa que él mismo pasó sinsabores para comprar su carro.

Rojas admite, igualmente, que otros excelentes profesionales del país no tienen y que tal vez sigan sin tener cómo “comprar un medio de transporte que merecen y necesitan”, algo que le parece mal y que lo lleva a calificar el citado vídeo de “grosero, irresponsable e irrespetuoso”.

“No obstante, esto sería sólo la estupidez de un inmaduro, de las muchas que pululan en redes sociales, de no ser porque el protagonista es un nieto del Comandante en jefe Fidel Castro”, dice el músico, que a continuación añade: "Se puede ser brillante aunque se nazca en cuna de paja o un mentecato, aunque se nazca en cuna de oro”.

Tras tildar de inmaduro a Sandro Castro, Rojas arremetió entonces contra quienes se sirven del caso para lo que define como “la maquinaria del odio contra Cuba”. “Deberían saber cuánto daño hacen a su país y cuánto favor tributan a los que jamás les perdonarán su apellido”, acota.

A continuación, el músico entró en la peligrosa comparación con ecos históricos, al mencionar la participación de José Francisco Martí y Zayas Bazán en el asesinato de miles de negros y mestizos. “¿Acaso voy a dejar de ser martiano por eso?", se pregunta.

"Los verdaderos hijos y nietos morales de las grandes figuras históricas de Cuba y de la humanidad, están ahora mismo trabajando en los centros de aislamiento. En las tareas más importantes. En los afanes más sensibles. En la búsqueda de soluciones e ideas positivas para el desarrollo del país. Eso creo”, concluyó el cantante.

La publicación ha generado en las últimas horas más de 600 comentarios y, aunque algunos apoyan a Israel Rojas y hay quien lo califica incluso de "sensato" o “valiente” por su escrito, son muchos más los comentaristas que cuestionan seriamente el punto de vista del músico, al que acusan de defender lo indefendible o de desviarse del problema.

“Es que las preguntas, al menos para mí, no van para ahí. ¿Cómo Sandro Castro se paga su vida de lujos? ¿Cómo este muchacho de 30 años sin profesión es dueño de negocios privados? ¿Cómo este muchacho metió ese auto en Cuba cuando no es posible de modo legal? ¿Cómo se paga los viajes por el mundo?¿Las fiestas en medio de la pandemia cómo se las permiten? La respuesta a todas esas preguntas parte de su apellido. Sandro no es simplemente un chiquillo egocéntrico y banal (eso no es ni siquiera importante). Sandro es el nieto de Fidel Castro y por tanto tiene lo que tiene, y se comporta de la manera que ya hemos visto”, cuestionó una internauta.

“No es el odio hacia Cuba lo que tiene ciego a la gente, son 60 y más años de mentira, de carencias, de una ideología absurda que ha llevado al país a la ruina y que no se ponga bravo nadie, La Habana de portales, columnas y tachada de ornamento se cae, se nos cae, mientras seguimos mirando al enemigo que jamás vendrá”, indicó otro.

“No es que solo sea un lujo tener un carro en Cuba, es que el carro que tiene es de lujo”, rectificó alguien.

“Este país no DEBERÍA SER una monarquía pero en la práctica LO ES. No nos hagamos los de la 'vista gorda', dejemos de mirar a otro lado y fingir que este tipo de cosas no suceden con frecuencia”, concluyó otro.

"¿De verdad? Cuánta 'inocencia' en esas palabras que endulzan el oído y suavizan la doble moral! La tuya incluida, porque sabiendo lo que sabes (y bien que lo sabes) podías haber elegido callarte, pero NO, ahí una vez más a justificar lo injustificable, qué pena que ya no te crean tus palabras bonitas que para nada sirven, demasiado tarde”, criticó otro.

"No te cuestiono como persona pero siento que has defraudado a toda una generación que creció deseando llegar a la universidad para escucharte en la escalinata. ¿Por qué mejor no hablas de los actos de repudio que bastante penosos que son? No juegues más a la ambigüedad. Ese muchacho se cree que Cuba es suya y vive la vida con el dinero de los cubanos", sentenció otro de los cientos de comentarios que han arremetido contra Israel Rojas.

"De vez en cuando hay que sacar estos jugueticos que tenemos en Casa"

Las redes sociales arden desde que el pasado fin de semana Sandro Castro, nieto de Fidel Castro, alardeara en un vídeo publicado en Instagram de circular a gran velocidad por una carretera de La Habana en un Mercedes Benz.

"Papiii, miren lo que toca papi, porque tú sabes que nosotros somos sencillos, pero de vez en cuando hay que sacar estos jugueticos que tenemos en casa", se le oye decir en el video, filmado por su novia, a la que llegó a decir: "Graba pa´lante, mami, para que vean cómo esto se come la carretera".

"Es es cosa gorda mi gente, para que no se equivoquen", concluyó el joven, que en más de una ocasión en los últimos años ha aparecido en redes sociales especulando de lujos y placeres.

Más allá de la indignación generalizada, el desliz "inmaduro" -como lo ha calificado Israel Rojas- ha dejado también reacciones humorísticas, entre ellas sobresale la de la cubana conocida como "Yessy World", quien dedicó un divertido monólogo a Sandro Castro, en el que lo ridiculizó por especular con un auto que, aunque ciertamente es un Mercedes, se trata en realidad de un modelo muy antiguo. 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba