Diseñador cubano Erik Ravelo parodia camisetas de la marca Clandestina para protestar por detenciones arbitrarias

El famoso diseñador vuelve a arremeter contra la represión en la isla.

Montaje de Luis Manuel Otero con las camisetas de Erik Ravelo Foto © Facebook / Erik Ravelo

El afamado diseñador cubano Erik Ravelo ha vuelto a usar una imagen paródica de las camisetas de la marca Clandestina para protestar por las detenciones arbitrarias de activistas del Movimiento San Isidro, en especial del artista Luis Manuel Otero, arrestado varias veces esta semana por la Seguridad del Estado.

Ravelo, que ya había usado las imágenes en vísperas de la protesta del pasado 27 de noviembre, reiteró su malestar con varias fotos editadas en las que Otero aparece con camisetas muy semejantes a las que comercializa Clandestina, con diversas frases paródicas como "Alshually, I'm in 100 y Aldabó", dirección de una estación policial; "Alshually I'm in la estación de Zanja" o ""Alshually, I'm in Villa Marista", el cuartel general del DSE.

"ALSHUALLY. ¿Dónde estará hoy? Este fue el Post que hice el 26-N, un día antes de lo del Ministerio de Cultura. Ahí está la fecha en el t-shirt. Hoy nada ha cambiado por desgracia. LIBERTAD PARA LUIS MANUEL", escribió el diseñador en su muro de Facebook.

La marca Clandestina, creada en 2014 a raíz de la "nueva era" de las relaciones entre Cuba y EE.UU., ha vuelto populares unas camisetas muy semejantes, con la frase "Actually, I'm in Havana".

Clandestina, creada por la cubana Idania Del Río y la española Leire Fernández, y definida por la revista Vogue como "la primera marca de ropa de Cuba", ofrece diversas camisetas con mensajes estampados, que apelan a lo moderno y lo cool, si bien también ha sido criticada por exigir al gobierno norteamericano lo que no exigen a las autoridades cubanas, sobre todo después de las medidas económicas adoptadas por el presidente Donald Trump.

En cuanto a Ravelo, no es la primera vez que aborda directamente el tema político para criticar al régimen cubano.

En febrero, el célebre diseñador dio a conocer su nueva obra, "Doctrina", "versión cubana" de su serie Los intocables, en la que critica el uso de niños cubanos en los actos de repudio y el adoctrinamiento político infantil con una imagen de un pionero cubano "crucificado" sobre la figura de Fidel Castro.

En el 2013, Ravelo lanzó en internet una provocadora campaña en defensa del derecho de la infancia y en la que criticaba con dureza el abuso infantil usando como referente simbólico la crucifixión de Cristo y los siete pecados capitales. En aquella ocasión, un vídeo y siete fotografías retocadas aludían a los numerosos escenarios en que el derecho de la infancia ha sido vulnerado, o en que los niños han sido objeto de abusos de diferentes tipos: sexuales, de poder, maltratos, guerras, catástrofes químicas, tráfico de órganos, e incluso, el fenómeno de la obesidad infantil.

Ravelo, que durante diez años fue Director creativo de la revista Colors y del proyecto Fabrica, centro de investigación sobre la comunicación del Grupo Benetton, ha firmado campañas de Reporteros Sin Fronteras, Médicos Sin Fronteras y la Organización Mundial de la Salud, así como varias exposiciones de arte.

Es el autor de la controvertida campaña Unhate, que muestra fotomontajes de líderes mundiales besándose. Con esta obra recibió el prestigioso galardón Grand Prix de Press, que le fue entregado en la edición 59 del Festival Cannes Lions 2012.

Suya es igualmente la escultura “UnHate Dove”, que forma parte de la mencionada campaña y consiste en una paloma construida con más de 25.000 casquillos de balas recogidos en campos de batalla en las ciudades de Sirte, Misrata y Trípoli, durante la guerra en Libia.

El diseñador cubano ha sido galardonado con el Clio de Oro, uno de los más importantes premios del mundo de la publicidad.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba