Díaz-Canel ficha por Netflix interpretando a Che Guevara con mascarilla y pala

Un presidente, sobre todo si está cuestionado por los gobernados, no está para andar mariposeando por trillos y surcos, sino para dirigir e intentar que haya alimentos y medicinas para todos, y dejarse de demagogia barata, que será un boomerang porque el gobernante come y vive mejor que la mayoría de los ciudadanos y -hasta ahora- no ha conseguido remendar el desastre heredado de sus antecesores y padrinos.

Díaz-Canel paleando en el organopónico de Fontanar, La Habana. Foto © Facebook / Cubadebate

El presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez ha tenido un arrebato guevariano y ha conseguido entrar en Netflix para presentar un nuevo programa de habilidades manuales, titulado "Con mascarilla y pala, hasta la victoria siempre", que entrenará a los televidentes en como palear a ritmo de jipío enmascarado.

Ese fin de semana, el mandatario se fue al organopónico de Fontanar, en el sur de La Habana, para juntarse con cien jóvenes en el movimiento de tierra que produzca comida y las cámaras de Netflix lo grabaron ataviado con gorra roja, pulóver azul, marca Puma, y sin maquillaje. llenando una carretilla con tierra negra, que debe ser como la arcilla fundamental de las lechugas por venir.

Varias cámaras graban a Díaz-Canel y a su hijastro en el trabajo voluntario / ACN

Que a estas alturas del drama nacional, el jefe de Estado se preste a hacer el ridículo mundial con poses que no la se la creen ni los pioneros, más pendientes del Paquete semanal que de ser como el Che, solo confirma el deterioro político del poder y su falta de reflejos para leer adecuadamente la justa ira de muchos cubanos.

Un presidente, sobre todo si está cuestionado por los gobernados, no está para andar mariposeando por trillos y surcos, sino para dirigir e intentar que haya alimentos y medicinas para todos, y dejarse de demagogia barata, que será un boomerang porque el gobernante come y vive mejor que la mayoría de los ciudadanos y -hasta ahora- no ha conseguido remendar el desastre heredado de sus antecesores y padrinos.

La escena de Díaz-Canel paleando tierra es una burla a muchos cubanos, un desgaste innecesario para un agonizante político que, siendo Doctor en Ciencias, debía saber que la producción agroalimentaria depende de grandes cantidades de dinero, libertad económica más ciencia y tecnología; el resto son cuentos de Oficoda para bobos solemnes.

Los cubanos no necesitan ni demandan, al disminuido presidente haciéndose el Che un domingo rojo, sino desayunar, almorzar y comer; Guevara, además, destruyó la economía cubana y extirpó la prosperidad de Cuba, antes de que Fidel Castro le bajara la ventanilla y lo desterrara en Bolivia, donde nadie lo esperaba.

Díaz-Canel roza el cinismo y la Magdalena no está para tafetanes por mucho que se empeñe el Departamento Ideológico y los guatacas inservibles en dibujar una realidad paralela que solo existe en sus miedos y agonías.

Presidente, si no está a la altura de las circunstancias, debe apartarse y abandonar toda improvisación porque seguir burlándose de los sufridos cubanos solo hará más infernal su despedida y, desde el 11J, usted tiene cuerpo de volador de a peso; si no es mucho pedirle, evite seguir exponiendo la cara absurdamente porque se la van a partir en uno, dos tres, muchos pedazos y la cirugía plástica está por las nubes.

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba