Cubana denuncia los problemas de su madre de 83 años para comprar las medicinas del tarjetón

Las colas son desgastantes. Hay personas que pasan la noche en la farmacia y acaparan todos los turnos. La anciana va a las 6:00 de la mañana y el número más bajo que alcanza es el 50 o 70, sin que ello le garantice que pueda comprar sus medicinas.

Cubanos haciendo cola para comprar medicinas (Imagen referencial) Foto © CiberCuba

Una cubana denunció la situación que vive su madre, una anciana de 83 años, para adquirir todos los meses los medicamentos que necesita para la cardiopatía que padece.

La conocida presentadora de la televisión Marta Yabor Ballbé relató a la sección 'Acuse de Recibo', del diario Juventud Rebelde, las dificultades que atraviesa su mamá, quien reside en el reparto Lawton, del municipio Diez de Octubre, en la capital. La señora tiene su tarjetón de medicamentos en la farmacia de Teresa Blanco y Jardines pero casi nunca puede adquirirlos.

Según el testimonio, las colas son desgastantes. Hay personas que pasan la noche allí y acaparan todos los turnos. La anciana va a la farmacia a las 6:00 de la mañana y el número más bajo que alcanza es el 50 o 70, sin que ello le garantice que pueda comprar sus medicinas.

Los responsables de la farmacia alegan que no tienen obligación con lo que pasa en la cola. Pero tampoco son capaces de informar a la población de la cantidad de fármacos en existencia, lo cual obliga a los usuarios a esperar en la cola seis y siete horas. Muchas veces, cuando les llega el turno, el medicamento se acabó.

A todo ello se agrega la lentitud de los empleados. El local abre a las 8:00 de la mañana y a las 12:00 del mediodía apenas han atendido a diez personas.

"A la 1:00 pm, la mitad del personal de la farmacia se va, y se quedan una o dos personas atendiendo la cola, con tremendo disgusto y ganas de terminar, al punto de que no se puede preguntar cuánto medicamento queda", precisa Marta Yabor.

La locutora se pregunta por qué la delegada del Poder Popular no organiza a jóvenes para que hagan de mensajeros de medicamentos para la población de la tercera edad, como se ha logrado hacer en otros barrios. Solo hay un mensajero y ya sirve a demasiados usuarios.

Ante esta situación, ella propone que a ancianos y otras personas vulnerables se les garantice, de manera rotativa, una prioridad para que alcancen los fármacos que requieren para vivir.

En opinión del periodista oficialista, este tema es una fuente de sufrimiento y conflictos para los veteranos, en un país con un serio problema de envejecimiento poblacional.

"Cabe la pregunta de por qué en el trabajo social que viene haciéndose en los barrios, no se prioriza de una vez por todas que haya una solución definitiva para que nuestros ancianos no sufran tanto en esas desgastantes colas de los medicamentos. Porque cualquiera se infarta allí", concluyó.

La escasez de medicamentos es uno de los más graves problemas que enfrenta el pueblo cubano, en medio de una grave crisis sanitaria causada por la pandemia de coronavirus. Las personas de la tercera edad se ven particularmente afectadas debido a que normalmente sufren más padecimientos de salud y están más impedidas para pasar varias horas en una cola.

En junio pasado, una anciana relató el infierno de 12 horas esperando para adquirir medicamentos normados en una farmacia del barrio de Santos Suárez, también en el municipio Diez de Octubre.

Además de la poca oferta, en ese establecimiento suceden otras irregularidades: enfermeras que entran supuestamente a hacer una pregunta y salen con medicinas, así como coleros que marcan desde el día anterior y se turnan durante la madrugada.

"Como persona mayor de 65 años y vulnerable, que vive sola, le pido a Salud Pública que haga algo por nosotros en esa farmacia, en nombre de los adultos mayores y madres con niños que compramos allí", suplicó la veterana.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba