Ya son 210 las "casas comisionistas" abiertas en Cuba

En esos establecimientos el Estado no regula los precios, que suelen adaptarse a la Ley de la oferta y la demanda.

Una casa comisionista Foto © Twitter/ComercioCuba

Actualmente hay doscientas diez casas comisionistas abiertas en todo el país, aseguró una funcionaria del Ministerio del Comercio Interior (MINCIN) a la prensa oficial.

Se trata de un importante aumento respecto a las 62 existentes a principios de año, lo cual demuestra el nivel de aceptación que ha alcanza ya esa modalidad de comercio minorista en la isla.

En esas llamadas "casas comisionistas" se venden productos ociosos y de lento movimiento de entidades del Estado y artículos nuevos o de uso de personas naturales.

La entrada en vigor en julio de 2020 de la Resolución 83, le dio un impulso a la actividad al actualizar principios y regulaciones con vistas a su mejor funcionamiento, declaró a la Agencia Cubana de Noticias Marpesa Portal de Villiers, subdirectora general de Ventas de Mercancías del organismo.

La funcionaria precisó que en todos los territorios, incluido el Municipio Especial Isla de la Juventud, ya hay casas comisionistas, que pueden ser una tienda, un área o departamento de un establecimiento, donde se brinda el servicio de gestión de ventas a partir de un contrato o convenio en el que las partes acuerdan precios, formas de pago -incluida una comisión-, tiempo máximo de la oferta, el depósito en consignación y se esclarecen deberes y derechos.

En un centenar de esas unidades se ha habilitado el comercio electrónico mediante el código QR, de la plataforma Enzona, y esto facilita la compra-venta y el pago al propietario del bien ofertado, subrayó Portal.

Destacó el impacto de esa modalidad de comercio minorista al ampliar la gama de productos a disposición de la población, sobre todo los considerados ociosos o de lento movimiento por las empresas pero de utilidad para muchas personas, entre ellos trabajadores por cuenta propia, quienes por esa vía han encontrado allí materias primas, equipos y piezas con cierto valor agregado.

Según la normativa actual, la cantidad de artículos a vender no está limitada, aunque el director de la Empresa de Comercio o quien este determine pueden regularla según la capacidad y condiciones de seguridad de la unidad. La dirección de la empresa también tiene la potestad de no aceptar precios inadmisibles o admitirlos con otras condiciones delimitadas.

A su vez la casa comisionista debe exhibir los productos con su precio, talla, medida, características o cualquier otra forma que defina su empleo; y dar a conocer las ventajas y argumentos de los servicios que presta a la población.

La subdirectora general de Ventas de Mercancías del MINCIN recordó que allí se pueden ofertar artículos solo en perfecto estado higiénico y sanos como ropa interior y trajes de baño nuevos; relojes, efectos eléctricos, cámaras y accesorios fotográficos con funcionamiento, y efectos electrodomésticos con su certificado de propiedad, a no ser que sean equipos antiguos que por la experiencia práctica se conoce que no se comercializaron hace mucho tiempo.

Portal de Villiers recordó que en este tipo de tiendas se prohíbe la comercialización de alimentos y bebidas; los que constituyan ventas reguladas por otros organismos; joyas y artículos de oro, plata o piedras preciosas; pieles de animales y maderas preciosas; moneda con valor numismático; sellos de correo con valor filatélico o postal; motores de vehículos automotores; y productos que solo puedan constituir propiedad estatal.

El comprador tiene derecho a ser indemnizado por el establecimiento en caso de que detecte que el bien por el adquirido es mal habido, por el propietario; y la Empresa de comercio minorista, como última instancia, asume toda la responsabilidad económica ante el usuario por daño o pérdida de los artículos, durante el tiempo en que los mismos permanezcan en la unidad.

En 2019, en una carta al periódico oficialista Juventud Rebelde, un lector se quejó de que las casas comisionistas, que cumplían "un rol importante en la dinamización del mercado de bienes", habían desaparecido

Dos años después, constituyen, junto con las recién aprobadas ventas de garaje, una alternativa importante al paupérrimo comercio interior en Cuba.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba