Reclutamiento infantil y servicio militar en Cuba

El servicio militar en Cuba es fuente de corrupción, como corresponde a un régimen mafioso y fallido.

Niños cubanos en acto gubernamental Foto © Juventud Rebelde

Cuba es un gran cuartel flotante, donde la militarización alcanza desde la economía y los pioneros, hasta el lenguaje de los medios de comunicación con expresiones como "Seguimos en combate" o las conocidas batallas de ideas, de la papa o contra el mosquito, pero el gobierno todavía no se ha percatado de tanta dicha verde oliva y acaba de asegurar ante Naciones Unidas que el servicio militar no es obligatorio y que "no se reclutan ni reclutarán niños".

El intento de engañar a Naciones Unidas no es responsabilidad de la joven diplomática Yisel González García, sino del canciller Bruno Rodríguez y su estado mayor, incluida la siempre combativa viceministra Anayansi Rodríguez Camejo, que dirigió el corito de guayaberos en Ginebra; uno de los destinos más deseados por los aguerridos diplomáticos de le revolución de los humildes.

El servicio militar en Cuba es fuente de corrupción, como corresponde a la involución de estado totalitario a régimen mafioso y fallido; hijos de altos dirigentes suelen evadirlo, matriculándose en escuelas deportivas; los de cuadros intermedios y familias con recursos económicos, pero comprometidos aparencialmente con el proceso, van a los mejores destinos posibles como las brigadas antimosquitos, con la ventaja de dormir diariamente en casa; o como choferes y ayudantes de coroneles, generales y estados mayores.

Cada ubicación favorecedora tiene un precio y el que no puede pagarlo, asume que su hijo cumplirá el servicio militar en las peores condiciones posibles porque Cuba -desde la crisis económica de los 90- es un país estratificado e injustamente desigual.

Las familias con mayores recursos económicos pagan en dólares norteamericanos a médicos por certificados que declaren a sus hijos No aptos para la vida militar o directamente a los jefes de comités militares o comisiones de reclutamiento; que declaran exento al joven privilegiado; si el potencial recluta tiene la intención de emigrar, entonces la tarifa sube porque con la dispensa de los guardias, puede pagarse su pasaporte sin impedimentos.

Los hijos de las familias empobrecidas van a comer soga a bases militares alejadas de sus domicilio, en un país donde el transporte público está en fase de extinción, o a unidades del Ejército Juvenil de Trabajo, donde no siempre pueden sustraer alimentos para llevarlos a casas, pues el robo, como en el resto de la economía de resistencia creativa, es piramidal.

Pero una vez contadas una parte de las miserias patrias, vamos a refrescar la memoria al compañero Bruno, un cuadro nacido de la cantera pioneril y juvenil del castrismo y, de paso, ilustramos a la compañera Yisel, para que elija entre sumarse al pelotón embustero o ser una mujer libre; su dilema radica en decantarse por la OFICODA con apagones o las exquisitas boutiques iluminadas de Ginebra.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) convocan anualmente el concurso "Amigos de las FAR", en los ámbitos nacional y provincial, que incluye a niños y adolescentes con minusvalías y ha propiciado joyas norcoreanas como las que siguen:

"Siento una extraordinaria admiración por los miembros de esta institución armada, quienes son celosos guardianes de que se cumplan mis sueños y el de todos los niños cubanos. Fui educada (...) y me enseñaron, desde muy niña, a amar a la revolución, gracias a la cual hoy tenemos educación gratis y salud”. Jennifer, Cienfuegos.

"Mi objetivo es agradecerles de todo corazón, a todos los miembros de las FAR por tanta dedicación, esmero y coraje con que día a día y, en cualquier rincón de Cuba, se sacrifican y prestan su servicio incondicional para que cada persona se pueda sentir tranquila y muy bien cuidada". Víctor, Las Tunas.

"Plasmé en mi dibujo, los sacrificios que ha conllevado hacer la revolución, a Fidel montado en un tanque de guerra y la solidaridad de Cuba con otros países". Jorge Rolando, Villa Clara.

Los pioneros exploradores se autodefinen como un niño que: "Ama a la naturaleza, a la patria socialista y se prepara para la vida en campaña"; aunque esta no era la matraca original, que fue modificada a instancias de la UNICEF, pues rezaba:" Ama a la naturaleza, a la patria socialista y se prepara para la guerra de todo el pueblo".

En 1980, antes y durante la estampida migratoria de Mariel, cuando  los pioneros "participaron activamente" en mítines de repudio a las escorias, el gobierno cubano decidió que el Movimiento de Pioneros Exploradores, pasara a ser la estructura más importante de la organización pioneril, con el objetivo de vincular al niño con la naturaleza y desarrollar en ellos habilidades para su vida en campaña y en condiciones difíciles pero, al detectarse "insuficiencias", en 1998 se elaboró un compendio para lograr que, "desde las primeras edades se trabaje en lo patriótico militar e internacionalista en el movimiento".

En las tesis del primer congreso del gobernante partido comunista (1975) se estableció que “La UPC, (...), debe trabajar por movilizar a los estudiantes y pioneros en el cumplimiento de las tareas de la revolución,(...) y desarrollar un trabajo por una sólida base a estudiantes y pioneros en su formación patriótico-militar e internacionalista..."

Por si no bastara, la evolución de organizaciones, credos y lemas pioneriles en Cuba, durante los últimos 60 años, refleja fielmente el carácter y afán totalitarios de la dictadura más antigua de Occidente.

Patrullas Juveniles (1960): Lema, Frente al futuro. Credo: Forjar una patria libre, sin odios de clases ni razas, sobre el yunque de una buena educación. Juramento: Por mi honor de patrullero, prometo: defender a mi patria y mi bandera, sin reparar en sacrificios, y cumplir en todo momento los diez principios del patrullero.

Unión de Pioneros Rebeldes (1961). Juramento: Por mi honor de pionero rebelde juro: ser fiel a la Revolución socialista y poner siempre los intereses del pueblo trabajador por encima de los intereses personales.

Unión de Pioneros de Cuba (1962). Lema: ¡Pioneros por el Socialismo! ¡Siempre listo!; Juramento: Yo, pionero de Cuba Socialista, me comprometo ante mis compañeros y mi patria a: ser fiel a la organización; cumplir sus leyes; vivir, estudiar y luchar inspirado en el ejemplo de José Martí y Camilo Cienfuegos.

Organización de Pioneros José Martí (1977). Lema: ¡Pioneros por el Comunismo! ¡Seremos como el Che!

La Ujotacé,en la que se puede militar desde los 16 años, tiene el lema de "Estudio, Trabajo y Fusil"; y las leyes cubanas establecen obligatoriedad del servicio militar para los varones y contemplan la voluntariedad de las hembras, como explica la propia web del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR):

Todos los ciudadanos cubanos del sexo masculino están obligados a cumplir el Servicio Militar, en la forma y términos, que se establecen en la Ley de la Defensa Nacional, en el Decreto-Ley 224 y en las demás disposiciones que se establezcan a ese efecto.

El Servicio Militar Voluntario Femenino (SMVF) se inició en 1984, con la creación del primer Regimiento Femenino de Artillería Antiaérea; tiene una duración máxima de 14 meses, extendible a dos años; siempre que la recluta lo solicite, y tiene como objetivo, entre otros, brindar a la mujer cubana las "posibilidades de su pleno desarrollo en las diferentes especialidades de las fuerzas armadas sin exponerla a grandes riesgos o afectaciones para su función reproductora y estado de salud general".

Toda esta información es pública y accesible para quien desee consultarla, menos para el tardocastrismo, que volvió a hacer el ridículo ante el mundo; mintiendo innecesariamente en otro esperpéntico show ,que merma la escasa credibilidad de su anticubano gobierno, machacante con la letanía de que revolución es no mentir jamás, pero evocando a Joseph Goebbels​​, aquel nazi demagogo y narcisista que recomendó: "Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan".

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.