Fallece en Miami madre de profesora cubanoamericana Alina López, presa en Cuba

Alina Miyares falleció este martes a los 94 años, sin poder cumplir su petición de ver a la hija antes de morir.

CiberCuba
Alina Miyares en su apartamento en Miami Beach en 2021 Foto © CiberCuba

La madre de la profesora cubanoamericana Alina López Miyares, presa en Cuba bajo acusaciones de espionaje desde 2017, falleció en Miami a los 94 años sin poder cumplir su insistente reclamo de abrazar a la hija antes de morir.

Según confirmaron a CiberCuba fuentes familiares, Alina Miyares murió a la 1:30 p.m. de este martes en su apartamento de Miami Beach.

Su hija Alina López Miyares, de 64 años, fue puesta en libertad condicional por un tribunal cubano el pasado julio y había solicitado se le permitiera viajar a Estados Unidos para encontrarse con su madre, que enfrentaba un delicado estado de salud. Actualmente reside en una casa en la barriada  habanera de El Vedado.

El gobierno estadounidense había hecho reiteradas gestiones ante las autoridades cubanas para permitir el viaje de López por razones humanitarias, pero la decisión nunca se produjo. El caso ha tenido implicaciones directas en las ya tensas relaciones entre Washington y La Habana.

La propia prisionera envió un desesperado mensaje desde la cárcel al presidente Joe Biden a comienzos del pasado año: "Ayúdeme a volver a casa".

La prisión en Cuba ha sido doblemente trágica para López, pues en la cárcel también recibió en 2019 la noticia de la muerte de su padre, Juan Francisco López Vasconcelos, a los 97 años, profundamente afectado por la situación familiar.

"Es decepcionante que Cuba y Estados Unidos no hayan conseguido llegar a un acuerdo sobre este caso y que, como resultado, Alina, después de haber estado detenida injustamente durante años, no haya podido despedirse de su madre ni de su padre. Esto nunca debió ocurrir", dijo el abogado Jason Poblete, que representa el caso de López en Estados Unidos.

Poblete recordó que el gobierno cubano sabía que la madre de Alina estaba a las puertas de la muerte.  

"Alina será plenamente libre cuando se le permita, de una vez por todas, regresar a su casa en Estados Unidos. Instamos a Cuba y a Estados Unidos a que hagan más", manifestó el abogado, quien reclama la total liberación de su cliente como condición para iniciar cualquier proceso de negociación con el régimen cubano.

Miyares viajó regularmente cada mes a La Habana para visitar a su hija y llevarle medicinas y alimentos a la prisión de Manto Negro, donde inicialmente permaneció. Luego, las restricciones por la pandemia le impidieron continuar los viajes a Cuba y su salud comenzó a quebrantarse, con limitaciones para caminar.

"He estado luchando con el problema de mi hija desde que fue arrestada, pero ya cargo con demasiados años y no tengo fuerzas para seguir", manifestó Miyares durante una entrevista con CiberCuba el pasado año.

Madre e hija sostuvieron una comunicación telefónica sistemática, con la esperanza de que el reencuentro sería posible pronto.

La anciana no quería que se repitiera en la familia un episodio similar como el que ella vivió años atrás, cuando su madre murió exiliada en España sin que pudiera despedirla en persona. "No quiero vaya a repetirse conmigo", confesó Miyares en 2021.

La familia, natural de Guantánamo, emigró de Cuba en 1967, cuando López tenía ocho años, y se radicó desde entonces en el área de Nueva York.

Miyares fue una profesora destacada en Nueva York hasta retirarse en 1989. La familia se trasladó luego a Miami y López logró insertarse como maestra de inglés en el sistema escolar de Miami-Dade.

Debido a la situación de salud de la abuela, Michael Peralta, hijo único de Alina López, se había mudado recientemente desde Los Angeles para acompañar a la anciana en su apartamento en Miami Beach. 

El caso de López ha estado marcado por una turbulenta historia de amor, que se mezcla con supuestas acciones de espionaje y un fracasado plan para sacar clandestinamente a su esposo de Cuba, con la colaboración del FBI.

Maestra de profesión y residente en Miami Beach, López estaba casada con Félix Martín Milanés Fajardo, un exdiplomático de la Misión Permanente de Cuba ante Naciones Unidas y veterano oficial de la Dirección de Inteligencia.

En enero de 2017, fue arrestada en La Habana, cuando se disponía a tomar un vuelo a Estados Unidos, y condenada por un tribunal militar a 13 años de cárcel, en octubre de ese mismo año.

El proceso correspondió a la Causa No. 1 de 2017 y ambos fueron investigados por la contrainteligencia cubana y acusados por supuestamente proporcionar información de carácter secreto con perjuicio para la seguridad nacional. Milanés Fajardo fue condenado a 17 años de cárcel.

La madre de López viajó a La Habana y estuvo presente en el juicio y desde entonces mantuvo una batalla permanente por conseguir su liberación, con gestiones ante el Congreso de Estados Unidos y la Casa Blanca. También envió una carta pidiendo ayuda al expresidente Barack Obama.

Después de un prolongado proceso de apelaciones, el Tribunal Militar Territorial Occidental le concedió la libertad condicional, el pasado 8 de julio. El tribunal valoró su buen comportamiento en prisión y sus padecimientos de salud, pero el documento judicial indicó que deberá permanecer en Cuba hasta 2030, cuando extinga su condena.

El dictamen judicial también establece la prohibición de expedir un pasaporte a favor de la sancionada y su salida del territorio nacional, una medida que sus abogados estaban tratando de revertir en atención a la precaria salud de su madre.

No está claro si el gobierno cubano permitirá ahora su salida para participar en las honras fúnebres de Miyares, que se realizarán el próximo sábado.

La situación recuerda el caso del contratista estadounidense Alan Gross, cuya madre, Evelyn Gross, de 92 años, falleció en Texas en 2014, sin que se le permitiera a su hijo asistir a los funerales. Gross se encontraba encarcelado en La Habana expirando una condena de 15 años y sería liberado meses después como parte de las negociaciones que marcaron el histórico deshielo entre ambos países.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.