APP GRATIS

Roban identidad a anciana cubana para financiar la compra de tres autos en Hialeah

La mujer de 73 años se vio de repente ante una deuda de más de 100 mil dólares.

 © Captura de Facebook/Univision Miami
Foto © Captura de Facebook/Univision Miami

Julia Sánchez, una cubana de 73 años residente en La Pequeña Habana, se vio de repente ante una deuda de más de 108 mil dólares tras descubrir que habían comprado en su nombre tres vehículos: un Honda Accord 2020, un Ford Mustang 2016 y un Chevrolet Malibu 2018.

La anciana fue víctima de un robo de identidad cometido por Christopher Landy Mora, de 24 años y dueño del concesionario Realeza Motors, en la ciudad de Hialeah.

La fechoría fue cometida en complicidad con Damián Iglesia-Martínez, de 26 años y origen cubano, quien se desempeñaba como gerente de finanzas del concesionario, ubicado en 5612 E. Eighth Avenue.

Los sujetos, quienes se encontrarían ya en prisión, según un reporte reciente de Univision, utilizaron una licencia de conducir vencida para cometer el fraude.

En los papeles de la compra de los vehículos y en las pólizas de seguro Damián Iglesia-Martínez fingió ser sobrino de Julia Sánchez.

Landy Mora firmó los documentos que indicaban que la mujer trabajaba en una compañía de celulares y que ganaba 8 mil dólares mensuales, pese a que en realidad la víctima vive en un pequeño apartamento del Plan 8 y percibía en noviembre -momento en que se fingió la compra- apenas unos 800 dólares mensuales.

“Me empezó a llegar correspondencia de los bancos, de las aseguradoras de los carros y entonces me di cuenta de algo pasaba. Son bandoleros porque compraron tres carros a nombre mío, me cambiaron la dirección para otro lugar”, comentó la mujer en declaraciones a la prensa local.

Según el informe del arresto, la investigación se remonta a diciembre, cuando un investigador de National General Insurance contactó a la policía luego de que al llamar a Julia Sánchez por un accidente que involucró a un Honda Accord 2020 a su nombre, la mujer dijo no saber nada de esa compra.

La anciana dijo a la policía que solo era dueña de un Toyota Corolla 2017 y que tenía una póliza con Geico.

Lo más curioso es que luego de chocar el Honda, los sujetos parquearon el vehículo y lo dejaron con las llaves dentro junto al verdadero domicilio de la víctima, aparentando que había sido ella quien había tenido el accidente.

¿Qué opinas?

VER COMENTARIOS (1)

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689


Siguiente artículo:

No hay más noticias que mostrar, visitar Portada