Memoria del Exilio: "Mundo inmundo"


América Latina, Cuba,

Publicado el Domingo, 20 Enero, 2019 - 08:08 (GMT-5)


Ya uno no atina hacia dónde salir por pies.

Un oleaje de odio parece emporcar la existencia en la mayoridad del orbe.

Por todos lados aflora la tirria de una fermentada maldad que se vierte con saña implacable sobre nuestros destinos.

No ad for you

Llámese como se llame el sistema, la gran mayoría de los gobernantes del planeta, parecen ser lo mismo.

Líderes de lo inhumano, de lo injusto, cualquiera que sea el discurso.

¿Hacia dónde vamos?

Díaz-Canel y su tropa segregan, en La Habana, a compatriotas, tildándolos de “malnacidos por error”, “ciudadanos de quinta categoría”, “escoria” y “gusanos”.

Mientras, Trump se empecina en levantar un muro para alejar emigrantes, a los que califica de “animales violentos”.

¿Cuál es la diferencia?

Es como el punto en el que se unen los “antagonismos”

“Los polos opuestos se atraen”.

Y es “lo mismo con lo mismo”

“Verde, verde, da maduro” * - se me repite esa frase, constantemente, en la mente, con voz en off de mi adorado amigo, maestro y confidente: Enrique Pineda Barnet.

* ¡Y ya sabemos lo terrible que ha resultado Maduro para toda Latinoamérica!

Bribones pseudopopulistas y totalitarios que regurgitan sus podredumbres de alma por todas partes.

Es el reino del arbitrio.

El más fuerte ruge y mangonea.

La ley de la selva.

El fascismo reverdece por doquier y se reproduce, como la verdolaga.

Los nacionalismos extremos se afianzan.

El fundamentalismo religioso da de mamar a la misma pobreza que lo origina.

Y cierra filas en complicidad con lo más rancio del pensamiento, es decir, del NO pensar.

En un universo cada vez más “conectado”, la fragmentación se resiste, persiste, se afianza y se apuntala.

Crecen las barreras, las expulsiones, los atropellos, las matanzas, el abuso.

Al decir de Isabel Coixet - la formidable cineasta barcelonesa - “…es más fácil leer medio párrafo de un cantante que se siente sólo en la cumbre, que dedicarle media hora a un texto que habla con fundamento del calentamiento global y del tiempo de descuento para salvar el planeta en el que estamos inmersos. Es más fácil dejarte arrastrar por la opinión de los demás que tener opinión propia. Es más fácil vivir como te dicen que vivas que vivir como realmente piensas que debes vivir. Es más fácil destruir - la convivencia, la ética, los derechos humanos - que construir. (…) Es más fácil insultar que razonar. Es más fácil el exabrupto que el silencio. Y es más fácil el silencio cómplice que decir, realmente, lo que piensas.”

¿Adónde vamos a parar?

Brasil se ciñe un corsé de ultraderecha - rosa para las niñas y azul para los varones - cultura no es prioridad. *

* El incendio del Museo Nacional fue como una premonición. Empero, la extinción del guacamayo azul su aquiescencia.

Venezuela, famélica, se desangra, en su ultraizquierda. *

* Sigo pensando que la diferencia no está a diestra y siniestra, sino entre los de arriba y - nosotros, los demás - los de abajo.

Paris arde de nuevo. Una vez más.

España no se cura, de tanto podrido, durante tanto tiempo.

Europa, tampoco.

Siria, casi, se extingue.

Corea del Norte no se desarma y amenaza con continua hecatombe.

África derrama dictaduras a granel y hay contiendas tribales por doquier. *Pero es el hambre el que rige para la casi totalidad de sus habitantes.

* Indagando en las redes sociales acerca de actuales dictadores, el continente africano parece ser un rosario de autócratas absolutistas.  Son dieciséis. Y hay hasta uno de apellido Kagame.  Asia, en cambio, ostenta, tristemente, diecinueve. Por cierto, no hay ninguna mujer entre esos mandamases que asolan al orbe. Y todos nacieron de útero materno. Aunque en ellos parece haberse criado la placenta.

Del Oriente Medio, mejor, ni hablemos. So riesgo de que nos estalle una bomba al lado.

¿Y China? Bien, ¿y tú?

La iglesia niega el homosexualismo, mientras silencia los miles de escándalos de pedofilia entre sus “pastores”.

Les insulta y agrede el ser gay “a la cara”.

Porque lo prefieren, con niños, en silencio y a escondidas.

La hipocresía se ceba.

Vale más aparentar, hoy, que ser.

Lo retrógrado está de moda.

Y Cuba, para no quedarse atrás, legalizará en su Carta Magna - sin dudas y “aunque te duela y moleste”, tal y como escupió, a través de Twitter, su “presidente” - el acoso, a todo lo que sea diferente, disidente, o contrario, imputándole el cargo de “traición a la Patria”, que se castigará con la pena máxima. *

* ¿Hay mayor pena que la de subsistir a sociedad tan atrasada y nauseabunda?

¿Para qué se hace un referendo si la opción contraria está condenada? *

* Si los que dicen NO son malos y le hacen juego al “imperio” ¿por qué no propusieron, descaradamente - como lo han hecho todo - un sí o sí?

¿En qué siglo estamos viviendo?

¿Para dónde coger? *

* Excepción parece ser la gélida Canadá, o la distante Australia.

El colmo se me consagra al levantarme, tarareando en la mente, sin haberla escuchado, jamás, propiamente: “Bajanda, bajanda, andanda”

Parafraseando a Mafalda: ¡Para, tierra!

¡Qué me apeo!

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Cargando ...

Juan Carlos Cremata Malberti

Director de cine y guionista cubano. Se graduó en 1986 de Teatrología y Dramaturgia, en el Instituto Superior de Arte (ISA) de La Habana, posteriormente cursó estudios en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños graduándose en 1990.

Comentarios

Siguiente:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.