Al grito de "¡Yo soy Fidel"! marchan niños en Cuba por el Primero de Mayo

Niños dando gritos de “Yo soy Fidel”, vivas a Raúl Castro, al Primero de Mayo y a la “Unidad”, un ambiente festivo que oculta el verdadero trasfondo de tal acto: adoctrinamiento puro y duro.


Este artículo es de hace 2 años

Lo han vuelto a hacer. Otra vez los niños, “la esperanza el mundo”, “los que saben querer”, han sido utilizados como principio generador de propaganda política en Cuba.

A gritos de “Yo soy Fidel” y dando vivas a Raúl Castro, al Primero de Mayo y a la “Unidad”, se puede ver en estas imágenes a cientos de niños desfilando en Bayamo (Granma), en un ambiente festivo que disimula el verdadero trasfondo de tal acto: adoctrinamiento puro y duro.

No falta en estas imágenes la voz de un animador que celebra la actitud de esos niños y niñas que “con tanta voluntad y principios de niños revolucionarios” están dando ejemplo desde horas tempranas de la mañana.

"Unidad, compromiso y victoria. Educación de la primera infancia", se lee en el cartel que encabeza la marcha. 

Abundan también -en estas imágenes difundidas por medios locales- niños sosteniendo fotos de Fidel Castro y pancartas del estilo: "Con el fusil al frente", "Unidos por nuestros compromisos y principios" y otras parecidas.

La propia formulación que define el acto: “Desfile infantil por el 1 de mayo”, genera contradicción, confunde y, en última instancia, indigna, pues si nos ponemos extremos, el Primero de Mayo es el "Día Internacional de los Trabajadores", y el trabajo infantil es una lacra que sacude y condena a cientos de miles de niños en el todo el mundo.

A ello se suma que estas imágenes las pueden estar viendo ahora mismo unos niños cuyos padres están en la cárcel por discrepar de un modelo, el cubano, que no entiende de divergencias políticas y que no contempla alternativas de enseñanza a la oficial, la partidista, la "única".

No hay alternativas a un modelo que te obliga a identificarte con Fidel Castro sí o sí, y que obliga a tus hijos a jurar cada mañana que serán como el “Che” y a hacer un saludo militar aunque tú seas ateo, disidente, pacifista, budista o estés adscrito a cualquier "ismo" que se pueda imaginar.

La angustia mayor llega cuando te das cuenta de que no hay salida, porque ahí está la flamante Constitución cubana, la "nueva", la que aprobaron millones de cubanos hace un par de meses, para sacarte de la utopía de la diversidad y del pensamiento amplio.

"ARTÍCULO 73. La educación es un derecho de todas las personas y responsabilidad del Estado, que garantiza servicios de educación gratuitos, asequibles y de calidad para la formación integral, desde la primera infancia hasta la enseñanza universitaria de posgrado. El Estado, para hacer efectivo este derecho, establece un amplio sistema de instituciones educacionales en todos los tipos y niveles educativos, que brinda la posibilidad de estudiar en cualquier etapa de la vida de acuerdo a las aptitudes, las exigencias sociales y a las necesidades del desarrollo económico-social del país. En la educación tienen responsabilidad la sociedad y las familias. La ley define el alcance de la obligatoriedad de estudiar, la preparación general básica que, como mínimo, debe adquirirse; la educación de las personas adultas y aquellos estudios de posgrado u otros complementarios que excepcionalmente pueden ser remunerados".

“YO SOY FIDEL”, corean decenas de niños en un desfile adelantado por el Día de los Trabajadores en Cuba.

“Yo soy yo y mi circunstancia”, formuló hace poco más de un siglo el filósofo español José Ortega y Gasset, pero visto lo visto, hay circunstancias que matan toda ilusión de libertad.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba