Cándido Fabré: "No estoy perfecto, pero estoy bien"

Fabré se defiende de quienes le acusan de haber tirado su banda "pa' la candela".

Cándido Fabré, con su familia en Manzanillo. Foto © La Demajagua.

Este artículo es de hace 2 años

El sonero Cándido Fabré cree que con 60 años y cuatro décadas de tarima es normal que tenga algún problemilla de salud, pero ha tranquilizado a su público. "Es posible que no esté perfecto, pero estoy bien", señaló en declaraciones al diario local La Demajagua.

El Rey de la Improvisación acaba de llegar a Manzanillo -donde vive desde hace 30 años con su familia y tiene un pequeño estudio- después de pasar algo más de tres meses en Ecuador, impartiendo conferencias y recibiendo terapias del doctor tunero Roberto Tamayo, residente en Guayaquil, considerado como uno de los mejores foniatras del continente.

El doctor Tamayo lo sometió a sesiones de banda alfa, de ozono, de estímulo eléctrico, de láser... Pero para Fabré estar de vuelta en Cuba es "una bendición" que "oxigena más que la cámara hiperbárica". Estar cerca de los suyos le da "ganas de seguir viviendo y adelante".

De Ecuador, asegura Fabré, trae "la mente atómica". "Estando allá escribí de ocho a diez números y tuve muchas oportunidades de pensar en el repertorio de la banda, en dos o tres discos que tengo que grabar", dijo.

El músico tiene un reto grande por delante porque su hijo, Candito Fabré, sacó un tema "¿Dónde está Fabré?" al que el padre quiere responder con "Pa' coger un diez".

“Me bajé de la tarima pa´ coger un diez, salí por un ratico y me demoré, ya calenté las redes sociales; me vieron en los carnavales con la banda, yo lo sé; ellos lo hicieron bien a tarima llena, tengo que reconocer que los muchachos la pusieron buena. ¿Adónde?, en el lugar de los hechos, en el lugar de la escena", dice.

Fabré niega haber tirado su banda "pa' la candela" como dijeron quienes vieron actuar a su grupo sin él en los carnavales de Bayamo y de Santiago de Cuba. "No lo hice, mandé la banda a un sitio donde sabía que iba a brillar, escenarios donde existe tradición de carnaval, donde la presencia mía junto a la agrupación es una atracción cada año y en esta oportunidad les dije que debían ir y hacerlo sin mí", se defiende el artista.

Fabré está convencido de que su banda puede continuar con él o sin él. De hecho, ha descartado su presencia en los carnavales de Holguín, donde sí actuará su grupo. Él se reservará para los de Manzanillo, su tierra.

“Si la rana quería fiesta, la fiesta la voy a poner yo. A ver qué quiere la rana, así que agítala. Ya no es dónde está Fabré, porque Fabré llegó".

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.