Heladería Coppelia, en La Habana Foto © CiberCuba

Díaz-Canel quiere que la fábrica Coppelia vuelva a ser la misma que inauguró Fidel Castro

Este artículo es de hace 2 años

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez ha afirmado que la fábrica de helados Coppelia tiene que volver a ser la misma que inauguró Fidel en 1965, informó el diario Granma.

En las conclusiones de su visita gubernamental a la capital, el dirigente insistió en que la instalación debe retomar sus antiguos volúmenes de producción, así como la variedad de sabores que un día la caracterizaron y que debía incluso “abrirse a la posibilidad de exportar”.

La cadena de heladerías Coppelia, con locales en todo el país, fue uno de los muchos sueños de Fidel Castro, quien aspiraba a que el pueblo cubano tuviera una marca de helado propia con más sabores que las grandes compañías estadounidenses.

La institución insigne de aquel proyecto fue el Coppelia del Vedado, en La Habana, inaugurado por el propio mandatario en 1966, con una oferta de 56 sabores y 25 combinaciones.

De aquel sueño hoy queda muy poco. En la actualidad y tras un proceso inversionista que aún no ha concluido, la fábrica de helados, situada en el municipio Boyeros, produce 8.000 galones de los surtidos Coppelia y Varadero, una cifra muy por debajo de la demanda de una ciudad con más de dos millones de habitantes.

La popular heladería ha sufrido también varias remodelaciones a lo largo de los años. Su última reinauguración fue en mayo de 2016, y pocos meses después la prensa oficial publicó quejas del servicio a la población: bolas de helado ahuecadas y maltrato a los clientes.

Esta es la realidad de todos los Coppelias del país: largas colas, demora en el servicio, mala calidad del producto y falta de higiene.

Hace pocos días un vecino de Matanzas se quejó al diario Juventud Rebelde de que los dependientes de la cremería de esa ciudad vendían el helado 'por la izquierda', mientras las personas hacían cola para ser atendidas.

Ha habido instalaciones que han sido totalmente olvidadas por los suministradores del producto, como el Coppelia Polo Norte, de Sagua la Grande, en Santa Clara, que durante 2017 permaneció más de diez meses sin vender helado.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba